Sofía Chinchilla C.. 8 febrero
La abogada Alexandra Loría acompañó al candidato presidencial Fabricio Alvarado a la reunión con los obispos de la Conferencia Episcopal.
La abogada Alexandra Loría acompañó al candidato presidencial Fabricio Alvarado a la reunión con los obispos de la Conferencia Episcopal.

Fabricio Alvarado, candidato presidencial de Restauración Nacional, cuestionó la "actitud" del Ministerio de Educación Pública (MEP) de implementar los programas de educación para la afectividad y la sexualidad que estudiarán los alumnos de colegio a partir de este año.

"Lo que sí nos plantea esta situación que se está dando, es que la actitud del Ministerio de Educación actual debería ser un poquito más abierta, un poquito más sentémonos a discutir, sentémonos a hablar qué es lo que no les parece".

Fabricio Alvarado: 'Lo ideal sería revisarlas, transformarlas, tomar en cuenta a los padres de familia'

"Por la actitud, hasta donde entiendo, no he visto las declaraciones, pero los informes que he recibido es de que todo está bien y no hay nada que cambiar", dijo el político después de reunirse con los nueve obispos de la Iglesia católica.

"En ese sentido, debe respetarse el derecho de los padres de familia de educar a sus hijos en sus propios códigos familiares", insistió.

El aspirante dijo que el Ministerio debería "ser un poquito más abierto" ante las críticas que se han lanzado a los programas que le enseñarán a los estudiantes sobre temas como cambios biológicos, prevención de la violencia y salud reproductiva.

Alvarado, incluso, instó a los padres a pronunciarse sobre los programas.

"Infórmese, no dejen la educación de los hijos simplemente a lo que diga el MEP, pienso que un MEP responsable debería ser participe a los padres para que sepan los contenidos, conozcan, se les explique los contenidos", dijo Alvarado.

El candidato se reunió esta tarde con la Conferencia Episcopal, al igual que lo hizo durante la mañana Carlos Alvarado, del PAC.

El aspirante de Restauración Nacional dijo que el tema de los programas de educación sexual fue uno de los temas que se tocaron en la reunión.

"Ellos quieren saber que de parte de un gobierno de Restauración se va a tomar en cuenta la posición de los padres de familia y sobre todo que sí haya educación sexual. Estamos de acuerdo, debe haber educación, pero el enfoque debe ser el correcto", dijo Alvarado.

El candidato, no obstante, no dijo cuáles son los aspectos específicos que considera que deben cambiarse de los programas. Al consultársele, respondió que personas como la educadora Marisela Rojas y la abogada Alexandra Loría sí manejan el detalle.

También reconoció que los padres que no deseen que sus hijos vayan a las lecciones de sexualidad pueden pedir que se les excluya de las clases, aunque insistió en la necesidad de modificar tales planes.

Mauricio Granados, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal, tampoco enumeró los cambios que la Iglesia espera que se hagan, pero señaló que son los puntos "ideologizados" en los planes.

"Los cuales fueron aprobados en realidad sin que haya una aprobación del Consejo Superior de Educación y que efectivamente no han sido consultados con la población y que vulneran, desde nuestro punto de vista, los derechos de los padres de familia", dijo Granados.

El sacerdote relató que en la reunión, tanto Fabricio Alvarado como Carlos Alvarado presnetaron sus preocupaciones y temas de interés, y que ambos concordaron con los obispos en la necesidad de mantener abiertos los canales de diálogo.

Fabricio Alvarado fue uno de los primeros políticos en reaccionar cuando la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) le señaló al país la obligación de garantizar que las personas trans puedan cambiar de nombre, así como la de permitir que las parejas homosexuales contraigan matrimonio en las mismas condiciones que las parejas heterosexuales.

El candidato incluso dijo que sacaría al país del Sistema Interamericano de derechos humanos para no tener que acatar las órdenes de la Corte.

No obstante, Alvarado negó que su campaña promueva la violencia.

"Tengo la tranquilidad de que en ningún momento hemos promovido ningún discurso de odio ni en contra de una población en particular, si no que estamos pidiendo que se respete el derecho de los padres de educar a sus hijos", dijo el candidato de Restauración Nacional.

'Se respetará la libertad religiosa'

Alexandra Loría acompañó a Fabricio Alvarado a la reunión de los obispos, como "representante del sector católico" en el partido, según dijo el candidato.

La abogada y Alvarado dijeron que tal encuentro era necesario para aclarar "cuestionamientos" sobre la postura que tendría Restauración en el Gobierno sobre la libertad de culto.

"Es necesario en virtud de muchos cuestionamientos que se han dado en... Cuando se ganen en estas elecciones, por eso pedimos directamente la reunión con los señores obispos", dijo Loría.

La abogada también contó que los prelados se interesaron por conocer la propuesta de Restauración Nacional en materia social, debido al gran apoyo que obtuvo el partido en esas provincias.

El candidato presidencial aseguró que, de llegar a ser presidente, respetará la libertad religiosa, así como que buscará la unidad de los distintos sectores del país.

En el encuentro no hubo acuerdos ni solicitudes en particular, dijo Alvarado.