Silvia Artavia. Hace 2 días
Futuro de tren eléctrico metropolitano depende de la aprobación de un préstamo de $550 millones en el Congreso.
Futuro de tren eléctrico metropolitano depende de la aprobación de un préstamo de $550 millones en el Congreso.

El Gobierno de Carlos Alvarado dejará licitado el proyecto de construcción del tren eléctrico para que la administración entrante construya la primera línea, que tendría una distancia de 21,6 kilómetros y conectaría cantones centrales de Alajuela, Heredia y San José.

Así lo afirmó el mandatario ante los diputados, este 4 de mayo, durante el tercer informe de labores de su gestión.

“En cumplimiento de mi compromiso de campaña, nuestra administración licitará el tren Eléctrico metropolitano, un proyecto que traerá salud, agilidad, ahorro y crecimiento económico.

“La próxima administración podrá, de esta forma, construir la primera línea del proyecto”, expresó el mandatario.

Ello a pesar de que la aprobación del contrato de préstamo por $550 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), para echar a andar la obra, se encuentra varada en la Asamblea Legislativa.

De hecho, aunque la edificación del tren eléctrico metropolitano forma parte de la agenda de recuperación económica del Gobierno, la iniciativa no fue convocada a sesiones extraordinarias del Congreso debido al cambio de prioridades por la emergencia sanitaria y económica provocada por la pandemia de la covid-19.

Aún así, en su discurso ante el plenario legislativo, el presidente aseveró que dejar lista la licitación de dicha obra forma parte de “la visión de movilidad” de su administración, la cual, dijo, es “moderna” y está “encadenada con la descarbonización, el bienestar y la salud” de los habitantes.

“Es una visión país, no de una administración. Seguiremos adelante con el pago electrónico, con fortalecer la modalidad de buses y la intermodalidad, con una estrategia de movilidad no motorizada y con la claridad de que el desarrollo urbano tiene que orientarse al transporte público”, agregó.

En ese sentido, recordó la puesta en marcha, el 26 de abril, de los primeros trenes nuevos en la historia ferroviaria del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer).

“Así echamos a andar los nuevos trenes de Incofer hace una semana. El país nunca había comprado trenes nuevos autopropulsados para pasajeros.

“Tenía toda la razón Nancy Carpio, la primera pasajera del tren nuevo: ‘Esto nos sirve a todos, es un gran esfuerzo que ha hecho el país, darnos un tren de calidad, nos lo merecemos’”, recalcó el mandatario.

Impulso a más proyectos

Asimismo, Alvarado expresó que su Gobierno avanzará con otros proyectos similares, como la licitación de un tren eléctrico para Limón y un plan nacional ferroviario, “que cubre seis de las siete provincias”.

El Tren Eléctrico Limonense de Carga (Telca) trasladaría contenedores con productos de importación y exportación, y funcionaría como un medio de transporte de turistas entre Limón y la zona norte del país.

En el 2019, el Ejecutivo había expresado que la obra estaría en marcha en cuatro años.

En su tercera rendición de cuentas, Alvarado manifestó que seguirá adelante con el cartel de licitación para la ampliación del puerto de Caldera, Puntarenas, lo que calificó como “una obra indispensable para profundizar el comercio con Asia”.

En enero de este 2021, La Nación informó que las complicaciones en el proceso de contratación para concretar las mejoras en dicho puerto, sugieren que los trabajos comenzarían en el 2024, en un escenario “optimista”, y que concluirían dos años después.

Adicionalmente, el presidente pidió a los diputados apoyar una iniciativa de modernización para el transporte público (autobuses que el Ejecutivo enviará a la Asamblea Legislativa este mes.

“Para setiembre de este año iniciaremos con la adjudicación de concesiones de la sectorización con los nuevos criterios de calidad y con las modernizaciones para hacer la transición a movilidad eléctrica y mejor calidad de servicio. En este sentido, necesitaremos el apoyo de este Congreso para aprobar un proyecto de modernización para el transporte público de buses que enviaremos este mes”, recalcó.

Inconvenientes al tren eléctrico

Un grupo asesor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) recomendó al Gobierno enfocarse, por ahora, en construir una sola línea del tren eléctrico, y continuar a futuro con otras etapas.

La sugerencia obedece a la crisis en las finanzas públicas del país.

Sin embargo, el préstamo por $550 millones que BCIE le aprobó a Costa Rica, no podría utilizarse para financiar solo una de las rutas de ese sistema de transporte público, pues el crédito está atado a la construcción de todo el complejo ferroviario.

De seguir la sugerencia del BID, el país tendría que salir a buscar otro tipo de préstamo.