Política

Dos informantes dentro del Conavi ayudaron a OIJ en pesquisas por corrupción, afirma ministro

Rodolfo Méndez asegura que hubo colaboración confidencial de dos funcionarios quienes se reunieron con agentes judiciales. OIJ lo rechaza

La investigación por supuestos sobornos de funcionarios públicos a cambio de contratos para firmas constructoras, recibió ayuda de informantes dentro del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

Se trató de dos empleados del Consejo quienes ayudaron a agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) desde el inicio de las pesquisas, según la versión de Rodolfo Méndez, jerarca del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Esas personas, dijo, tenían conocimiento experto de cómo se mueve el Conavi por lo cual desde hace casi tres años aclararon dudas y facilitaron información a las autoridades.

Méndez insistió en que su cartera ayudó al OIJ y al Ministerio Público desde que emergieron las primeras luces de alerta.

Este miércoles, el OIJ refutó las afirmación del jerarca al indicar que supuestamente solo tiene información de datos suministrados de forma anónima por dos empleados del Conavi en 2018 y sin relación con las acciones ejecutadas el lunes bajo el nombre de caso “Cochinilla”.

Por esa causa se realizaron 57 allanamientos con 30 detenidos.

Entre ellos hay 14 funcionarios (13 empleados del Conavi); los empresarios Mélida Solís Vargas y Carlos Cerdas Araya, de las constructoras H. Solís y Meco, respectivamente; además de ingenieros de proyectos y representantes legales de esas empresas.

Hay otras 19 personas quienes no fueron detenidas y 23 adicionales vinculadas con la causa y cuyas identidades aún se desconocen.

A todos se les atribuye, por el momento, delitos de cohecho propio, tráfico de influencias, estafa, falsedad ideológica y uso de documento falso por una desviación de ¢78.000 millones; asegura el OIJ.

Carros caros: una señal

De acuerdo con la versión del ministro, el origen de la colaboración se dio luego de seminarios de transparencia y moral que se impartieron en el Conavi entre mayo y agosto de 2018, a los cuales asistió Mario Rodríguez Vargas, quien luego se convertiría en el director de esa entidad.

Durante esas sesiones, Rodríguez escuchó en las mesas de discusión comentarios sobre posibles irregularidades en la institución. Para ese momento, ningún participante sabía que él pasaría a dirigir el Consejo.

Una vez en el cargo, explicó Méndez, el nuevo director le informó de lo que había escuchado y fue entonces cuando decidieron indagar.

Sin embargo, determinaron que el conjunto de hechos, implicados y posibles aristas rebasaban por mucho las capacidades de la institución para averiguar qué ocurría y cómo. Por eso decidieron acudir al OIJ en busca de ayuda.

“Mario se reunió con dos agentes en su oficina, en el 2018, y expresó la necesidad que sentíamos de profundizar por una serie de cosas que no caminaban bien; sospechas por actuaciones de funcionarios quienes mostraban tener recursos materiales más allá de lo que permitirían sus ingresos. Carros sobre todo”, indicó.

Según su relato, hubo varias reuniones en la absoluta confidencialidad.

Incógnitos

Luego, los propios agentes “iban y venían por los pasillos” del Conavi sin interactuar con nadie. Solo Rodríguez sabía cuando andaban por ahí. Incluso llegó un punto en que los oficiales dejaron de reunirse con él por un giro en la investigación, dijo Méndez.

Luego de algunos arreglos logísticos, los agentes entraban de incógnito a la sede del Consejo localizada cerca de la rotonda de Betania en San José.

Sus visitas eran para extraer información y para ello se veían alternativamente con los dos informantes y nadie más.

“Nunca supimos qué era lo que ocupaban, todo siempre se manejó con hermetismo. La relación fue entre ellos y les dimos la apertura correspondiente. Eran dos personas del Conavi. Yo conozco a una de ellas, la otra no sé quién es”, aseguró el jerarca del MOPT

El político indicó que los funcionarios que hicieron contacto con estas personas mantuvieron una relación cercana a lo largo del tiempo.

“Nosotros estuvimos al tanto de ese acercamiento y la continua relación, tanto Mario como yo”, declaró el ministro quien añadió que nunca supieron de los intercambios o de la información facilitada al manejarse todo en secreto.

Actualmente, Mario Rodríguez Vargas figura entre las personas encausadas, sin que fuera detenido.

El OIJ, sin embargo, desconoce esa supuesta colaboración pues más bien fue una información recibida que estas personas mencionaron de manera general cuando indicaron que había corrupción en el Conavi.

“Quiero aclarar que las personas que indicaron eso, no eran ni un alto funcionario de Conavi ni la entrega de esa ‘información’ provino por parte del señor ministro Méndez Mata, sino más bien fue un comentario general ofrecido a agentes judiciales que se encontraban en ese allanamiento”, respondió Diego Chavarría, jefe de investigaciones criminales del Organismo.

La noche del martes, el Consejo de Administración del Conavi tomó varios acuerdos, entre los que destacan ordenar a la Auditoría Interna iniciar investigaciones preliminares a los funcionarios ligados al caso de supuesta corrupción.

Para encaminar ese proceso, contará con ayuda de la Auditoría del MOPT y se les otorgó 30 días para presentar un informe.

Colaboró el periodista Carlos Arguedas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.