Aarón Sequeira. 4 marzo, 2019
Bloque de diputados independientes Nueva República. Foto: Cortesía Nueva República
Bloque de diputados independientes Nueva República. Foto: Cortesía Nueva República

Los diputados afines a Fabricio Alvarado votaron en contra de la reforma al Reglamento de la Asamblea Legislativa en medio de un reclamo por aumentar su número de asesores legislativos.

Así lo dejó ver en la mañana Floria Segreda, una de las ocho diputadas del bloque Nueva República, en momentos en que el partido de Gobierno, el PAC, intentaba convencer a este grupo y al PUSC de apoyar el proyecto.

En una disputa con Restauración Nacional, partido del cual se separaron, los legisladores de Nueva República piden que les aumenten a seis el número de asesores parlamentarios, reclamo que llevaron a la Sala Constitucional y que los magistrados se rehusaron a resolver.

Segreda explicó que efectivamente no les habían resuelto su reclamo por las plazas y que, en consecuencia, no votarían una reforma al Reglamento que, según ella, les violenta sus derechos reglamentarios.

Cuando el proyecto fue presentado como la opción para agilizar el Congreso, Nueva República lo apoyó y su vocero, Jonathan Prendas, incluso participó en la conferencia de prensa.

(Video) Diputados aprueban reforma para agilizar labores en la Asamblea

No obstante, luego de la votación (que quedó con 41 votos a favor y 11 en contra), Prendas afirmó: “Partidos políticos tradicionales se pusieron de acuerdo en sus agendas privadas y en sus propios intereses y no en la agenda que realmente le urge a este país, no es lo que necesitamos. Una vez que aprueben en reglamento empezarán a ponerse de acuerdo en otros temas que les interesan y no en lo prioritario”

Adujo que la agenda prioritaria del país no tiene que ver con cuánto tiempo habla o no un diputado, sino en temas de reactivación económica, empleo público, eurobonos, redes de cuido y agua potable para zonas ruraes.

“No se logró un acuerdo en esos temas realmente importantes, no van a contar con nuestros votos hasta que esos temas país estén sobre la mesa. A partir de ahora, cambiarán las reglas en la discusión de algunos de esos temas y no vamos a poder hacer correcciones o enmiendas, es fundamental tener las reglas claras antes del juego”, añadió Prendas.

La disputa por los asesores

Tradicionalmente, los diputados tienen derecho a 5,8 plazas de asesores, número que se convierte en un 6 entero, en muchos casos, según el número de congresistas que tenga una fracción o, en su caso, bloque.

El pleito de los fabricistas se ha intensificado en los últimos días en contra de la fracción del Partido Restauración Nacional (PRN), que, por Reglamento, es el partido que realmente tiene el derecho a que se le asignen plazas de asesores.

La Sala Constitucional rechazó de plano, en su momento, el reclamo de los independientes, porque determinó que se trata de un asunto de autodeterminación de los legisladores, que se debe resolver entre ellos.

“No se ha podido avanzar en el asunto de los asesores, pero el tema es que se está violentando el Reglamento y no vamos a aprobar un nuevo Reglamento que, a la vez, nos está violentando derechos, en el sentido de que tenemos derecho a seis plazas, como independientes, por la ecuación que se puede ver y nos está afectando", dijo Segreda en la mañana.

Agregó que la normativa interna de los congresistas es para reglamentar, no para violentar.

“Si nos dan el derecho, creo que no habría ningún problema. Ese Reglamento lo hemos estudiado, lo hemos valorado”, sostuvo.

De los ocho independientes, Segreda comentó que en la mitad de los despachos no se dispone de al menos seis asesores.

En cuanto al PUSC, esta fracción finalmente votó a favor de la reforma al Reglamento.

El reclamo de la Unidad Social Cristiana se dio, el miércoles, porque su jefe de fracción, Erwen Masís, se enojó cuando el Gobierno desconvocó de sesiones extraordinarias la iniciativa de ley socialcristiana para meter regulaciones en la industria del plástico.

El presidente Carlos Alvarado les envió una carta donde les prometió que el proyecto sobre el plástico volverá a la agenda parlamentaria hacia finales de esta semana.

Además, se comprometió el mandatario a aumentar la agenda que la Unidad ha llamado de “reactivación economía”, con iniciativas sobre entrega de bonos de vivienda a habitantes de territorios insulares, para impulsar el desarrollo en la cuenca del río Naranjo y proteger el parque Manuel Antonio, entre otros.

Nota del editor: Esta noticia fue actualizada a las 6:24 p. m. después de la votación