Política

Diputados de Comisión de Reforma del Estado definen ruta en busca de reestructuraciones

La reingeniería en el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), que busca centralizar órganos desconcentrados como el Conavi y el CTP, será la primera iniciativa de ley que discutirán los diputados de la comisión legislativa especial de Modernización y Reforma del Estado.

Los integrantes del grupo, además, delinearon las aspiraciones de su trabajo. Aspiran a reducir duplicidades en el Estado, garantizar que la asistencia social llegue a las personas que la requieren o, incluso, empezar a hablar de reformas políticas.

Los 11 legisladores del foro especial aprobaron por unanimidad realizar las primeras tres audiencias, en las próximas tres semanas, con jerarcas del Ministerio de Planificación (Mideplán), Contraloría General de la República (CGR) y del Programa Estado de la Nación (PEN).

La finalidad es que los funcionarios expongan sus criterios sobre el plan del Poder Ejecutivo, de eliminar el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), el Consejo Nacional de Concesiones (CNC) y el Consejo de Transporte Público (CTP), para centralizar sus funciones en el MOPT. Con ello, de acuerdo con el planteamiento, se le daría más poder de decisión al ministro de turno, al tiempo que se reducirían trabas.

El foro se propuso sesionar durante dos horas cada jueves de la semana, entre las 8:45 a. m. y las 10:45 a. m., por lo que aprobó convocar para el próximo 21 de julio a Laura Fernandez Delgado, titular de Mideplán; y para el 28 de julio a Marta Acosta Zúñiga, contralora general.

El próximo 4 de agosto, le corresponderá comparecer a Jorge Vargas Cullel, director del PEN.

Por ahora, la comisión solo tiene dos planes puestos sobre la mesa por el Ejecutivo, que actualmente coordina la agenda del Congreso. El primero es la reestructuración del MOPT y, el segundo, la proyecto para cerrar otros 15 órganos desconcentrados e incorporar sus funciones a sus respectivos ministerios.

Previo a la aprobación de las comparecencias, el pasado jueves 7 de julio, los diputados se plantearon retos de discusión de fondo para evitar que el foro pase un periodo más, sin hacer reformas que el país necesita, según dijeron.

El diputado del Partido Liberal Progresista (PLP) y presidente de la comisión, Eli Feinzaig, apuntó que la meta será “propiciar un modelo de Estado moderno y ágil que optimice los recursos económicos, humanos y tecnológicos en beneficio de la ciudadanía”.

Al mismo tiempo, añadió, la idea es discutir temas para fortalecer la estructura democrática, “acorde con las demandas actuales de la población, de tal manera que permita mejorar la calidad de vida de los costarricenses”.

Entre los ejes principales a desarrollar, añadió, están la flexibilidad de la gestión pública, la fiscalización de la labor del Gobierno y la fusión de entidades para evitar duplicidades, con el fin de reducir tramitología.

Rodrigo Arias, presidente del Congreso y legislador de Liberación Nacional (PLN), sugirió que, además de dictaminar iniciativas concretas, el foro deje en cada sesión un espacio de discusión de reformas integrales al Estado.

La diputada oficialista, Pilar Cisneros, reiteró la voluntad del Gobierno de abrir discusiones para hacer cambios. Recordó que el país tiene alrededor de 320 instituciones públicas y es de los que más invierte a nivel público de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sin que los ciudadanos se sientan retribuidos con la calidad de los servicios.

Andrea Álvarez, congresista del PLN y secretaria de la comisión, dijo que al momento de pensar en una reforma del Estado, no se debe pensar solo en su tamaño o el número de instituciones, sino en la eficiencia en la prestación de los servicios.

“Lo otro, creo que esta comisión no debe renunciar a conversar sobre temas de reforma política, no solo quedarse en reforma administrativa. ¿Por qué no repensar la forma en que se eligen diputaciones en este país?, ¿Por qué no pensar en formas más democráticas?, ¿Por qué no pensar si el sistema presidencialista es el que aplica más a este país o movernos a un sistema parlamentario?

“Creo que esta comisión tiene el lujo de discutir temas que, pueda que no le haya llegado su momento o no tengan viabilidad ahora, pero que sientan la base para cambios a mediano plazo. Instaría a los compañeros en pensar más allá de reforma administrativa y pensar en una reforma política y electoral”, planteó Álvarez.

Sobre este reto, Arias agregó que una discusión sobre reforma política no abarca solo los sistemas de elección popular, sino la remoción de funcionarios o jerarcas y la relación del Ejecutivo con el Congreso y las instituciones autónomas.

“Si queremos pensar en una rectoría política más fuerte, de manera que exista mejor coordinación de todo el aparato estatal, no solo con el Ejecutivo, podemos ir delineando hacia dónde queremos avanzar”, apuntó el jerarca legislativo.

Añadió que una reforma del Estado también debe apuntar a lo social. “Ver cómo garantizar que la gran cantidad de fondos que se invierten con fines sociales, realmente le lleguen a gente más humilde. Se requiere de reformas estructurales profundas y creo que llegó la hora”, puntualizó Arias.

A la anuencia de discutir este tipo de temas se sumaron los legisladores Jorge Eduardo Dengo, del PLP; Vanessa Castro, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); y Olga Morera, del Partido Nueva República (PNR).

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.