Política

Celso Gamboa confesó haber ideado plan para ocultar rastros de un viaje

Confesó que pagó en efectivo para esconder la transacción, utilizó dos hoteles distintos y mintió sobre propósito del viaje

El magistrado de la Sala III Celso Gamboa reconoció haber ideado un plan, con tres acciones, para que nadie se enterara de los verdaderos motivos de un polémico viaje que hizo a Panamá, en octubre del 2016.

La primera confesión que hizo el funcionario el martes, ante los diputados, fue haber pagado en efectivo el tiquete de avión con el objetivo de no dejar rastro de la transacción. Se trata del mismo vuelo en que viajó que el importador de cemento Juan Carlos Bolaños.

"No lo hice con la tarjeta mía porque los estados de cuenta de mi tarjeta de crédito llegan al correo familiar, que es visto por mi familia en el ámbito de mi intimidad y que evidentemente no quería que nadie se enterara del tema", dijo el magistrado.

El magistrado insistió en que desconoce con cuál tarjeta de crédito se canceló el pasaje, debido a que él se limitó a darle el dinero a un tercero, a un amigo, para que cancelara la compra a una agencia de viajes. Gamboa se negó a revelar el nombre de la persona a quien le encomendó la compra. Incluso, usó el terminó "tercerizar".

LEA: Celso Gamboa aceptó que tomó tragos con Juan Carlos Bolaños en Panamá

Gamboa dijo que la prueba de esto es testimonial, porque no pidió ninguna factura por la compra del tiquete.

Gamboa reconoció que planificó quedarse en dos hoteles durante su estadía en Panamá, para "disfrazar" el viaje.

LEA: Exembajador confirma que Celso Gamboa estaba con Juan Carlos Bolaños en Panamá

El alto juez penal reveló esa información con simples "sí señor", ante tres consultas que le lanzó Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

"¿Le entendí que estuvo en dos hoteles en Panamá para disfrazar la situación esta, pasional? Es decir, ¿Para mentir estuvo dispuesto a pagar los dos hoteles? ¿Usted pagó los dos hoteles?", fueron las preguntas de Solís.

Gamboa dijo que tampoco pidió facturas de la estadía, y reiteró que la información de las transacciones que hizo está en el expediente de la causa penal en la que se le investiga.

Más tarde, el magistrado reconoció que uno de los hospedajes fue en el Hard Rock Café, la noche del domingo 9 de octubre –el día que llegó a Panamá–, en el cual "tomó tragos" con Juan Carlos Bolaños.

Más adelante, Gamboa aseguró que su esposa sabía que él saldría del país, pero le dijo que se trataba de un viaje de trabajo.

"Con toda franqueza, yo puedo enseñarle el problema que esto me ha causado. Yo le informé a mi esposa que iba en un viaje laboral, por eso es que tercericé la compra a través de un amigo íntimo, hice la tercerización y fui a Panamá a verme con otra persona", dijo.

LEA: Ottón Solís le enumera a Celso Gamboa las 8 mentiras que ha 'construido' en el escándalo del cemento

El magistrado no especificó en ningún momento de la comparecencia con quién fue a reunirse, y sólo se refirió a "una persona".

La historia que relató Gamboa a los diputados este martes dista de la que dio originalmente cuando Semanario Universidad dio a conocer que él y Juan Carlos Bolaños se encontraron en Panamá. En esa ocasión, el magistrado dijo que viajó para comprar ropa de bebé.

El magistrado aseguró que falló "como hombre, pero nunca en mi probidad como funcionario".

El exembajador de Costa Rica en Panamá, Rodrigo Rivera, quien también compareció en la Asamblea Legislativa la noche de este martes, reconoció que sí se encontró con Gamboa en el país vecino en octubre del año pasado, pero que en el tiempo que estuvo con él no identificó a ninguna otra persona.

"No vi que lo acompañara nadie más, y en el vuelo iba solo", indicó el exembajador.

Rivera contó que Gamboa lo acompañó a él y Bolaños la noche del domingo, en el bar, que el magistrado pasó a saludar durante una reunión la mañana del lunes y que más tarde, el empresario lo llevó en carro hasta un centro comercial.

Rivera acotó que le pareció extraño que Gamboa saliera del país por un periodo tan corto en un viaje de placer (estuvo fuera del país del 9 al 11 de octubre), y aseguró que en su opinión, era evidente que el magistrado y Juan Carlos Bolaños eran amigos.

"A mí no me consta mayor cosa, lo que puedo decir es que eran amigos, se conocían y compartían. Nunca delante mío hablaron nunca en sentido de que don Celso lo aconsejara o legalmente, pero eran amigos", dijo dijo Rivera.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.