Rebeca Madrigal Q.. 13 febrero
La representante de Venezuela en Costa Rica, María Faría, entregó credenciales al presidente de la República, Carlos Alvarado. Cortesía.
La representante de Venezuela en Costa Rica, María Faría, entregó credenciales al presidente de la República, Carlos Alvarado. Cortesía.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, recibió la tarde de este miércoles a María Farías, representante diplomática del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, en Casa Presidencial.

El encuentro se produjo con el objetivo de presentar las credenciales de la nueva representante venezolana al mandatario, quien desde el 1°. de febrero adelantó que Faría sería la persona reconocida por el gobierno de Costa Rica y que eso excluía solicitudes de otro origen.

Pese a consultas de este medio, la Cancillería de a República se ha negado a emitir un pronunciamiento sobre las condiciones diplomáticas en que Faría fue reconocida por el presidente esta tarde. Casa Presidencial dijo que la información debía ser dada por la Cancillería y esta, a su vez, remitió el asunto a Zapote.

Desde el 10 de enero, Costa Rica deslegitimó a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela para posteriormente reconocer a Juan Guaidó.

Con el cambio, las representaciones diplomáticas de Maduro en Costa Rica entraron “en estudio” de la Cancillería de la República, sin que a la fecha se haya informado del cese de sus funciones.

Sin embargo, Faría dijo a La Nación esta semana que ella, en calidad de representante diplomática reconocida en Costa Rica, le informó a esas personas que fueron cesadas, solicitud que no fue atendida.

Los tres diplomáticos nombrados por Maduro en Costa Rica son Nabil Mora, Angélica Rodríguez y Nelly Gliset Mora. Además, la Cancillería recibió una solicitud para el reconocimiento de Norma Borges, sin embargo, esa gestión se mantiene pendiente.

Desde su designación, Faría se ha reunido en Costa Rica con representantes diplomáticos de los países que integran el Grupo de Lima, así como con el expresidente de la República, Miguel Ángel Rodríguez.

También tuvo un encuentro con el Canciller de la República, Manuel Ventura, quien fue el primero en comunicarle el consentimiento de Costa Rica.