Política

Altas cargas sociales generan desempleo e informalidad, dice Rodrigo Cubero

Presidente del Banco Central recomienda bajar costos de aseguramiento y buscar una compensación para la CCSS por la vía del Presupuesto Nacional y el crecimiento económico

El alto costo de las cargas sociales ha generado un doble problema: desempleo y elevada informalidad.

Así lo explica el presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Rodrigo Cubero, al referirse a esos dos inconvenientes que, en su criterio, el país debe afrontar en el mediano y largo plazo.

“Está relacionado con el tema de las cargas sociales. Justamente hemos hablado de eso. El (alto) costo de emplear trabajadores en el sector formal ha generado un doble problema, le llamo yo de alto desempleo y de alta informalidad”, señaló el jerarca.

En la actualidad, los empleadores deben pagar un 26,5% de cargas patronales sobre el sueldo de cada empleado y el asalariado un 10,5%, al tiempo que los trabajadores independientes aportan hasta el 18,5% de sus ingresos.

Sin mencionar cifras, Cubero recomienda reducir los costos de aseguramiento para solucionar una serie de problemas asociados a la informalidad.

Mencionó la reducción del desempleo y de la informalidad misma, así como la ampliación de la base de contribuyentes a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que atenuaría, en parte, la reducción de las contribuciones.

¿Cómo diseñar una fórmula de reducción de costos de aseguramiento?, se le preguntó al presidente del ente emisor.

Respondió que en política pública se debe de trabajar con los datos y la evidencia con tal de hacer un buen análisis técnico. Este permitiría definir una tasa idónea que sea atractiva para la formalización de pequeñas empresas y trabajadores independientes.

“Es cierto que al bajar las cargas sociales va a reducirse el total de ingresos de las contribuciones, pero hay un efecto compensatorio que es justamente el que da ampliarse la base. Habrá más personas contribuyendo.

“Nosotros hemos hecho algunos estudios que sugieren que la ampliación de la base no es suficiente para compensar la reducción en la tasa de tributación, de manera que los ingresos sí caerían y habría que compensarlos. Y la compensación debería venir posiblemente por alguna otra vía tributaria del presupuesto general. Habría que pensar cuál.

“Es ahí donde la sociedad tiene que abrir un gran diálogo. Pero me parece que bajar las cargas sociales va a permitir estimular el crecimiento económico. Justamente por ahí, también, viene una fuente adicional de ingresos para el Gobierno”, visualizó Cubero.

En una discusión de esa magnitud, se tendría que incluir en la agenda un mejor uso de los ingresos de la CCSS, añadió el presidente del BCCR. “Estoy convencido de que las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social lo tienen claro”, aseguró.

Hace más de un año, Cubero propuso evaluar un aumento permanente del impuesto sobre el valor agregado (IVA), en el mediano o largo plazo, lo cual permitiría al país resolver el financiamiento de la seguridad social y el déficit fiscal.

“Hay que bajar el costo de la formalización para que las empresas puedan operar visiblemente en la formalidad, beneficiarse de la red de servicios públicos y financieros que esta le permite.

“A la vez, que no tengan una barrera explícita o implícita de crecimiento que les impida alcanzar las escalas o tamaños de funcionamiento, que son óptimos para que puedan no solo competir bien en el país, sino eventualmente aspirar a ser exportadoras y competir en el mercado internacional”, recomendó Cubero.

45% de la fuerza laboral

Para finales del 2020, la informalidad en el país se ubicó en un 45% de la fuerza laboral, mientras que el desempleo se redujo al 17,7% a mayo del 2021, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Como ocurre ahora, la informalidad se convierte en un problema de incumplimiento fiscal, de normas laborales y de contribuciones a la seguridad social, explicó el alto funcionario.

“También se traduce en un problema de bajos salarios, de ineficiencia económica y de bajos estándares. Esto redunda en malas condiciones para todos los costarricenses”, indicó el economista.

Por la parte de las empresas, se generan otras ineficiencias producto de que algunas prefieren mantenerse pequeñas, sin mayor crecimiento, con tal de permanecer “invisibles, sin tener que formalizarse porque perciben que el costo es muy alto”, añadió.

“Por eso es importante entrarle al que considero uno de los principales generadores del problema, que es el que nosotros hayamos escogido financiar el modelo de seguridad social tan exitoso que tenemos, básicamente, por medio de impuestos sobre el factor trabajo. En lugar de impuestos más generales”, recomendó Cubero.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.