Esteban Oviedo. 26 mayo
Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central. Foto: Jorge Castillo
Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central. Foto: Jorge Castillo

Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central (BCCR), propuso evaluar un aumento permanente del impuesto sobre el valor agregado (IVA), en el mediano o largo plazo, para resolver tres retos del país, dos de ellos relacionados con el financiamiento de la seguridad social (seguro médico y pensiones).

En su criterio, el diálogo sobre los problemas estructurales de las finanzas públicas debería generarse en los próximos tres años. Sin embargo, añade que el ajuste del IVA es la solución “casi que inevitable”.

Para Cubero, el primero de los desafíos que el país debe resolver es reducir las cargas sociales, pues actualmente el sistema de seguridad social pesa enteramente sobre las cargas sociales que pagan trabajadores, patronos y Estado.

“Eso nos ha hecho tremendamente caros como país y ha hecho muy caro el empleo del factor trabajo, lo que genera fenómenos muy desafortunados de alto desempleo y alta informalidad”, expuso el presidente del BCCR el 21 de mayo en un webinar organizado por Lead University, para analizar el impacto macroeconómico del coronavirus en Costa Rica.

“Esto se vuelve un círculo vicioso, porque justamente la alta informalidad, que resulta de lo caro que es emplear formalmente a un trabajador en Costa Rica, hace que cada vez tengamos un grupo de trabajadores más pequeño que está contribuyendo a una seguridad social que se ha vuelto cada vez más costosa”, explicó el funcionario ese día.

Entonces, una posibilidad para revertir ese fenómeno es reducir las cargas sociales y “aumentar los impuestos generales” para cubrir la diferencia, dijo Cubero.

“Se nos ha vuelto muy costoso emplear trabajadores en Costa Rica; una de las principales razones es que las cargas sociales son muy altas”, agregó el jerarca a La Nación esta noche.

El segundo reto es que la seguridad social por sí sola, sobre todo el régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), es insostenible en el largo plazo, expuso Cubero.

“Si no hacen cambios, en el mediano o largo plazo ese régimen (de pensiones) se va a agotar”, dijo.

A ello se suma que el país tiene una población cada vez más envejecida que aumenta su demanda de servicios del seguro de salud y, en especial, de servicios muy costosos, lo que incrementa el gasto del seguro de salud.

El presidente del Central hizo hincapié en que el sistema de salud costarricense ha sido “tremendamente exitoso”, pero el país tendrá que buscarle fuentes adicionales de financiamiento, pues hasta ahora “lo hemos financiado enteramente con aportes obrero patronales”.

“Como no podemos cargar esas reformas sobre el modelo de financiamiento actual, que es sobre el factor trabajo, vamos a tener que ver cómo financiamos la seguridad social también vía impuestos, no solo para hacer esa traslación de la que hablaba en el primer punto, sino también para poder arreglar el problema estructural de la seguridad social en el mediano y largo plazo”, declaró Cubero el 21 de mayo.

Para el presidente del BCCR, el último reto es el del déficit de las finanzas públicas, el cual en su criterio necesita otro empuje.

“Tenemos un problema estructural de las finanzas públicas, que es el enorme déficit fiscal, agravado ahora por supuesto por la crisis del covid. Eso también en parte nos llama a tener que replantear la estructura tributaria. Es muy claro que también tenemos que seguir reduciendo el gasto y eso, por supuesto, con las medidas que ya la reforma fiscal del 2018 introducía, como regla fiscal y contención de los salarios públicos, que es fundamental, pero posiblemente necesitemos más, y posiblemente haya que pensar en medidas tributarias”, expuso en el foro de Lead University.

IVA: solución ‘casi que inevitable’

El país tiene varios impuestos generales, como a la renta y a las importaciones, pero Cubero se inclina por el IVA como salida.

“Yo creo que, en el tema de impuestos generales, posiblemente tengamos que recurrir al IVA, si es que la decisión fuera a marchar por la ruta de aumentar impuestos; dados los retos estructurales que enfrentamos, parece ser una solución casi que inevitable”.

"En el contexto de la estructura tributaria, a mí me parece que un impuesto que tiene potencial para aumentarse en el medio y largo plazo es el IVA, porque es un impuesto que genera menos distorsiones y menos desincentivos sobre el crecimiento económico.

“Esos tres retos ponen tal presión sobre las finanzas públicas en el largo plazo que va a ser casi que inevitable, mi sugerencia es que no descartemos el IVA”, declaró Cubero a La Nación.

El 21 de mayo, tambien dijo que “los países que tienen estados de bienestar muy bien estructurados, como los países escandinavos, han confiado fundamentalmente en impuestos al consumo, el IVA, y hace su redistribución por el lado del gasto, no por el lado tributario”.

Efecto compensatorio de reducir cargas

¿Alcanzaría el IVA para resolver esos tres retos? “Posiblemente no alcance para todo eso, son los cálculos que habría que hacer con cuidado”, respondió Cubero a este medio.

No obstante, señaló: “Hay efectos compensatorios en el lado de la recaudación, que resultarían de reducir las cargas sociales”.

Explicó que reducir las cargas sociales constituye “un incentivo a la formalización del empleo, a ampliar trabajadores” y “eso aumentaría la recaudación de la CCSS, pero también la base recaudatoria de los impuestos generales para el Ministerio de Hacienda, de manera que habría un efecto compensatorio”.

“Nos había más competitivos, menos costosos, y aumentaría el crecimiento económico y eso impacta positivamente en la recaudación. Hay efecto de compensación parcial por el lado de la recaudación, estudios preliminares del Banco Central y de Hacienda sugieren que reducir cargas sociales tiene efecto compensatorio parcial, no pleno; sí habría una pérdida de ingresos para la CCSS que habría que compensarlos, financiarlos”.

“El IVA puede jugar un papel fundamental, pero puede que no dé para tanto”, explicó Cubero.