Infraestructura

Rodolfo Méndez critica comisión legislativa: ‘Se convirtió en un asunto personal’

Jerarca del MOPT lamentó el rumbo que, según él, ha tomado el foro que investiga supuesta corrupción en obras viales. Rechazó acusaciones de su exasesor jurídico y advirtió de que no renunciará

El ministro de Transportes, Rodolfo Méndez, aseguró que la investigación legislativa sobre supuestos actos de corrupción en contratos de obra pública se alejó de su objetivo, para convertirse en un asunto personal para forzar su salida del cargo.

Así lo manifestó, en entrevista con La Nación, al desmentir los señalamientos y acusaciones que Verny Jiménez Rojas, exasesor jurídico del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), lanzó en su contra en el Congreso.

Para el jerarca, las “imprecisiones” del abogado Jiménez en su comparecencia del pasado jueves llevaron a los miembros de la comisión investigadora a “elevar el tono a niveles ofensivos y totalmente desproporcionados”.

“Los diputados hicieron sus propios calificativos ofensivos; los recibo con paciencia y rechazo en todos sus extremos (las acusaciones). Lo que siento es que el fin es ver cómo me atacan; se convirtió en un asunto personal.

“Ese es el sentimiento cuando uno ve el regocijo en algunos diputados cuando llegan personas a manifestarse con la ligereza con la que se hizo (el jueves)”, manifestó el ministro.

En sus declaraciones, Jiménez afirmó bajo juramento que Méndez se molestaba cuando le informaban sobre hechos de corrupción, específicamente sobre presuntas irregularidades en la carretera a San Carlos. Incluso, lo acusó de no tomar acciones.

También aseguró a los congresistas que ha sido víctima de represalias por hacer estas llamadas de atención, pues sostuvo que fue trasladado y enviado “al congelador” .

Aseguró, además, que el ministro omitió un despido por conflicto de interés.

No renuncia

Pese a la presión y los cuestionamientos, el jerarca del MOPT descartó una vez más la posibilidad de dejar el Ministerio y aseguró que sigue contando con el respaldo del presidente de la República, Carlos Alvarado.

“Siento tener una responsabilidad por las instituciones que dirijo y particularmente he desarrollado un programa intenso de obra pública que le ha devuelto la esperanza a los costarricenses en el sentido que es factible construir.

“Lamento tremendamente que en este proceso puedan haber ocurrido actos de corrupción, pero eso no quita que la obra esté ahí, que los recursos estén ahí. Ya ese tema pareciera que ha dejado de ser mencionado en las investigaciones que se llevan a cabo en la comisión.

“Lo que no es válido es traerse los juicios de los tribunales a lo político y de lo político pasar a lo personal”, aseveró el ministro de 84 años.

Vía a San Carlos

El ministro mostró preocupación porque considera que la comisión legislativa está llamando a funcionarios para hablar sobre temas que están siendo indagados, “dando al traste” con las investigaciones y procedimientos que se realizan.

Así lo expresó en referencia tanto a las declaraciones de Jiménez, como de Édgar Meléndez, gerente de Conservación de Vías y Puentes del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), quien acudió al foro el 24 de agosto.

“El decir de ellos, tanto de Édgar (Meléndez) como de este señor Jiménez, de que las acusaciones (sobre la vía a San Carlos) produjeron malestar y no se hizo nada, no es cierto. Hay procedimientos que han estado llevándose a cabo.

“Se hizo una investigación en el Conavi en los dos casos, de manera que hoy en día están por resolverse y determinar las sanciones para los funcionarios que puedan estar involucrados alrededor de este tema”, aseguró.

De acuerdo con el jerarca, cuando él conoció sobre este tema por primera vez, Jiménez no estuvo presente, por lo que no ve cómo pueda describir su reacción.

“Que yo recuerde, Édgar llevó el tema a mi despacho, pero no estaba el señor Jiménez; él dice que él estaba y no es cierto. No puede decir que me enojara porque él no estaba”, afirmó.

Dijo que el documento que el gerente de Conservación le presentó en aquel momento era un borrador, por lo que le indicó que presentara la denuncia ante el entonces director del Conavi, Mario Rodríguez, para que iniciara los procedimientos necesarios.

Igualmente, desmintió que se hubiera seleccionado “a dedo” a la empresa constructora Herrera para atender el tramo Sifón-La Abundancia.

“En esto quisiera ser contundente, ni este ministro ni ningún otro ministro puede otorgar un contrato a dedo. En la Administración Pública esa figura no existe, es imposible, lo desmiento de que eso pueda suceder (...).

“Desconozco en qué se basa la acusación que formula, más que su decir”, agregó.

Méndez insistió en que este tema, al igual que otros mencionados por el exasesor jurídico y el exgerente de Conservación Vial sobre irregularidades en la zona norte están siendo objeto de un proceso administrativo para determinar responsabilidades.

Indicó que Meléndez tiene un órgano decisor abierto, por lo que también está siendo investigado en relación con ese tema, como lo confirmó el propio funcionario ante la Comisión.

“Esos procedimientos son confidenciales, uno no sabe las interioridades de cómo se están manejando y quiénes son los acusados y potenciales responsables”, agregó.

Falta de confianza

Por otra parte, Méndez negó cualquier tipo de persecución o acoso en contra del abogado, que ahora trabaja en la Dirección de Pesos y Dimensiones.

“La relación laboral con el señor Jiménez en mi despacho terminó por falta de confianza”, expresó.

Dijo desconocer las razones por las que el abogado lo acusó de las supuestas represalias y acoso.

“Lamento la caracterización que hace de mí. El lenguaje con el que me pone a responder parece más el lenguaje de él que el mío y la descripción de mi carácter en general”, agregó.

Por otra parte, el ministro rechazó que se molestara por las observaciones relacionadas con el proceso de expropiación del restaurante Friday’s, cuyo terreno fue necesario para iniciar la construcción el paso a desnivel de la Bandera, en Montes de Oca.

“Ponerse a decir que yo me enojo por un procedimiento que no es de mi competencia es antojadizo, y va a haber una respuesta de parte del DABI (Dirección de Adquisiciones de Bienes Inmuebles), que es el organismo encargado sobre la formulación y trámite de esa expropiación.

“Un ministro no interviene en el detalle de una expropiación más que ver cómo empuja para que se agilicen”, sostuvo.

El jerarca también se refirió al supuesto “conflicto de interés” relacionado con el despido de una funcionaria por el no pago de una póliza que él también tenía vencida.

Al respecto, admitió que su seguro sí estaba vencido porque no fue advertido por Recursos Humanos, pero negó que esa fuera la razón para no firmar el despido de la coloboradora.

De acuerdo con el ministro, cuando se hizo el debido proceso resultó que la trabajadora estaba al día, por lo que no había razón para gestionar el cese laboral.

Conavi y presupuesto

Con respecto a los señalamientos de los diputados sobre su supuesta inacción para denunciar lo que estaba ocurriendo en el Conavi, el ministro explicó que es del criterio de que dichos procedimientos deben hacerse según los procesos de cada institución.

“Es muy fácil para algunos decir que uno no hizo nada, porque no denuncié ante el Ministerio Público, pero yo aprendí que para ir con efectividad a hacer una denuncia uno tiene que tener bases para hacer la acusación (...).

“Lo lógico es hacer esos procedimientos en las instituciones correspondientes y si aquí resultan hechos punibles esas denuncias pasan al Ministerio Público”, expresó.

Asimismo, negó que se dieran órdenes de trabajar sin que se contara con presupuesto y afirmó que existe una confusión entre los diputados sobre el presupuesto y el flujo de caja.

Según sus explicaciones, el Conavi tenía presupuesto, y más bien lo que ha ocurrido en algunas ocasiones es la ausencia de los desembolsos de parte del Ministerio de Hacienda, que comúnmente se hacen con retraso.

“El único problema presupuestario fue en julio del año pasado, cuando la Asamblea nos rebajó ¢30.000 millones de presupuesto. Eso sí nos puso en un aprieto y ahí hice un enorme esfuerzo por restituir ese presupuesto al Conavi y lo logré a través de la Asamblea y la Contraloría (General de la República), porque ahí sí hubiéramos estado en un problema.

Aseguró que era normal que si una línea de trabajo se queda sin presupuesto, dentro de la distribución interna de los recursos se trasladen fondos desde otra partida.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.