Infraestructura

Reubicación de postes provoca atrasos en obras de Taras-La Lima

MOPT asegura que está cerca de alcanzar un acuerdo con Jasec para apurar traslados y dejar vía libre para trabajos. Construcción de dos pasos a desnivel debe concluir en mayo de 2023

El traslado de postes de electricidad serían la causa del lento avance que presentan los trabajos para construir dos pasos a desnivel en las intersecciones de Taras y La Lima, en Cartago, según informó este martes, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Tomás Figueroa, viceministro de Infraestructura, aseguró que esta semana buscarían un acuerdo con la Junta Administrativa de Servicios Eléctricos de Cartago (Jasec) para procurar una relocalización temporal de los postes y cableados, para poder continuar con las obras.

“Los diseños establecieron la localización que se estima idónea para reubicar esa infraestructura eléctrica, pero han existido puntos de vista divergentes con Jasec y volver a hacerlos coincidir es una de las metas que tenemos como objetivo para esta semana”, adelantó.

De lograrlo, añadió el funcionario, la próxima semana empezarán a trasladar esos servicios, lo que dejaría el camino libre a la empresa constructora.

Según Figueroa, “existe buena voluntad de las partes”.

El proyecto está a cargo del consorcio conformado por la constructora H Solís y la empresa La Estrella, los cuales debían avanzar en la rehabilitación y ampliación de la vía entre ambas intersecciones; sin embargo en las últimas semanas ese trabajo ha sido mínimo.

La lentitud en la ejecución de estas obras coincidieron con el llamado Caso Cochinilla que expuso supuestos actos de corrupción en proyectos de infraestructura vial.

En relación con estas pesquisas, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fiscalía realizaron el 14 de junio 30 detenciones y 57 allanamientos. Entre las empresas investigadas está H Solís.

A pesar del escándalo, las obras adjudicadas a esa y otras constructoras implicadas seguirán su curso.

En el caso de Taras-La Lima, el viceministro de Infraestructura insistió en que el contratista debe cumplir el cronograma y plan de trabajo establecido, que implica intervenir la carretera primero, ampliarla y redireccionar el tránsito, para reducir las complicaciones cuando inicie la construcción de los pasos a desnivel en los extremos.

Los trabajos que comenzaron en enero de este año, tienen un plazo de ejecución de 28 meses, por lo que deberán quedar listos en mayo del 2023.

Las obras en un tramo de 2,8 km, incluyen la intervención de los seis carriles existentes, mejoras en la superficie de ruedo y su base, así como trabajos en marginales, aceras, bahías de buses y ciclovías. En los intercambios se construirán dos pasos a desnivel de tres y cuatro niveles.

En el cruce de Taras habrá tres carriles por sentido y un paso secundario con rotonda a nivel hacia el sector de San Nicolás de Cartago.

En La Lima, serán cuatro carriles elevados, dos por sentido para salir o entrar de la ruta 2 a la ruta 10, que pasa por el centro de Cartago. Además, dos carriles elevados, uno por sentido, para mantener el desplazamiento continuo sobre la Interamericana Sur o ruta 2, entre La Lima y El Guarco.

Asimismo, tendrá movimientos con carriles elevados y con rotondas para dar continuidad a la ruta 2, muy utilizada por quienes se dirigen hacia el sur del país. También se busca privilegiar los desplazamientos desde la Interamericana Sur a Cartago y viceversa por la ruta nacional 10 .

Esta obra que es financiada con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tiene un costo de $57, 9 millones y beneficiaría a unos 40.000 conductores que transitan por esos cruces a diario.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.