Patricia Recio. 25 agosto
El MOPT advirtió que el estrechamiento del cauce del río podría afectar aún más la estructura sobre la ruta principal, que actualmente se encuentra cerrada debido a un socavamiento. Foto: Municipalidad de Osa para LN.
El MOPT advirtió que el estrechamiento del cauce del río podría afectar aún más la estructura sobre la ruta principal, que actualmente se encuentra cerrada debido a un socavamiento. Foto: Municipalidad de Osa para LN.

Dos días después de que el alcalde de Osa anunciara la habilitación de un paso provisional sobre el río Coronado, en la ruta Costanera sur, el ministro de Obras Públicas y Transportes ordenó cerrarlo.

Rodolfo Méndez Mata, jerarca del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), argumentó que se trata de una decisión técnica que busca “evitar una tragedia” y se mostró molesto por la insistencia del alcalde, Jorge Alberto Cole, de mantener dicho paso con el alegato de que se trata de una ruta cantonal.

“El vado es un desvío para cruzar de carretera nacional a carretera nacional, es hecho profeso para darle continuidad al tránsito en una ruta nacional, está totalmente en jurisdicción del MOPT (...) él no tiene jurisdicción, él verá qué hace legalmente, pero yo no pongo en riesgo la integridad de las personas, ni del río y las estructuras”, advirtió Méndez.

La medida se tomó este martes, luego de que las lluvias del lunes en la noche provocaran la crecida del río, que sobrepasó el paso con alcantarillas que construyó el Ayuntamiento.

“Estamos tratando de evitar una tragedia, no sé si ha visto lo que pasó anoche, creció el río y se lavó aquello, además está estrangulando el cauce del río, eso puede tener efectos sobre el puente (principal), mandé técnicos que están haciendo una evaluación y mientras no reciba un informe que me diga que eso se puede operar sin problema, no lo voy a autorizar, no se trata de decisiones políticas”, agregó el jerarca.

El ministro también criticó el hecho de que este paso estuviera en uso por todo tipo de vehículos, sin que se probara su capacidad de carga.

“Yo no voy a tener la responsabilidad de un accidente donde haya una fatalidad, en cualquier momento pueden fallar los tubos, porque no tienen la estructura necesaria para pasar furgones con la carga, eso no se ha medido, puede ser que pasen un día, dos o tres pero tal vez en el quinto día falla.

“No podemos actuar irresponsablemente permitiendo que todo el tráfico de la Costanera pase por ahí, no es un camino vecinal para ir y volver, si fuera así no me meto”, sostuvo.

Por su parte, el alcalde de Osa insistió en que el vado está en una ruta cantonal y se construyó siguiendo lineamientos técnicos, además, aseguró que mantiene vigilancia constante para que en caso de que llueva y el río vuelva a crecer, se cierre el paso de inmediato.

“Construimos el vado bajo los lineamientos técnicos e ingenieriles, se colocó suficiente material para que el río tuviera que pasar por encima si es necesario, se pusieron 60 toneladas de alcantarilla (...) anoche (noche del lunes) llovió y, como estaba previsto, el agua superó el vado y al par de horas estaba en su caudal normal. En una época de mucha lluvia el vado se comportó de las mil maravillas, al día de hoy han pasado más de 25.000 quintales de arroz que se producen en este momento en la zona; si el vado no se hubiese hecho, el arroz se pierde”, aseveró.

Incluso, dijo Cole, el paso ha estado siendo utilizado para trasladar los materiales para construir el puente bailey que se instalará en la zona.

‘Revanchismo'

El alcalde dijo que tras ser informado sobre la prohibición de utilizar el vado, supo que el ministro ordenó el cierre del tránsito en la ruta Costanera, a la altura de Dominical, (para que los vehículos se desvíen de ahí hacia Pérez Zeledón y del otro lado en Palmar Norte, donde se desvía el tránsito para continuar por la Interamericana), dejando incomunicadas a las comunidades que quedan en medio.

Cole calificó la decisión del gobierno como una “actitud revanchista”.

El ministro explicó que lo que se ordenó fue advertir que de continuar por esa ruta no podrán atravesar el río. De esta forma, señaló, evitar que los conductores recorran hasta 40 kilómetros en vano, pero aseguró de que no se trata de un cierre total para las comunidades aledañas.

En el caso del paso específico por el vado, el ministro dijo que la instrucción es que oficiales de tránsito impidan la circulación por ese relleno.

Tras la consulta de La Nación, dijo que se se cercioraría de que no se impida el paso para los habitantes del cantón.

El paso provisional que habilitó la municipalidad estaba siendo utilizado por todo tipo de vehículos. FOTO: Municipalidad de Osa para LN.
El paso provisional que habilitó la municipalidad estaba siendo utilizado por todo tipo de vehículos. FOTO: Municipalidad de Osa para LN.

En tanto, el alcalde advirtió que valora otras medidas, como acudir a la Sala Constitucional, pues a su criterio hay violación al derecho al libre tránsito.

El problema inicial

El puente sobre el río Coronado está cerrado desde el 17 de agosto, luego de que se confirmara el daño en una de las pilas.

Para solventar la interrupción, se inició la colocación de dos puentes modulares, pues la estructura mayor requerirá una reparación que tomaría varios meses.

El ministro de Obras Públicas dijo que para dicho arreglo el vado tendría que desaparecer, pues con ese estrechamiento del cauce no se podría realizar el reforzamiento y, de mantenerlo, cree que podría complicarse más la situación del puente mayor.

“Hoy los tubos estaban trabajando a presión, si viene una creciente mayor va a tener arrastre, va a pegar contra el puente que está dañado, no puedo poner en riesgo la estabilidad del puente porque se puede caer y estamos tratando primero de habilitar el paso para posteriormente hacer la reparación”, explicó.

Según el jerarca, debido a la complejidad del arreglo, se tomó la decisión de instalar dos estructuras modulares de 60 metros de longitud, de acuerdo con el anuncio inicial.

“El daño fue mayor y en parte por la explotación que se hace dentro del río, eso ayudó a bajar el nivel de la pila, que se bajó 20 cm e hizo que la viga también bajara, no solo la fundación sino que una de las vigas bajó, por dicha no se fracturó. Estamos tratando de ver cómo salvamos, para eso se va a requerir un trabajo de evitar que continúe socavándose, darle apoyo a la pila para darle sostén al puente, es probable que se tenga que hincar pilotes”, informó.

Los vehículos que deban transitar entre San José y la zona sur del país pueden hacerlo tomando la Costanera hasta llegar a Dominical y de ahí desviarse por la ruta 243 que comunica con Pérez Zeledón y en ese lugar tomar la Interamericana Sur; en sentido contrario el desvío se realizaría en Palmar Norte, donde en lugar de tomar la ruta Costanera, los carros seguirían por la vía Interamericana.

Además, también podrían optar por viajar por el Cerro de la Muerte en lugar de tomar la vía que conecta con Dominical.

Según el ministro, la recomendación es que la vía por Dominical sea utilizada por los carros más livianos, pues por el paso de montaña transitan la mayoría de camiones pesados que trasladan mercaderías y productos; así como los convoyes de camiones escoltados por la Policía, los cuales son grupos de transportistas extranjeros que se trasladan de frontera a frontera.