Carlos Soto Campos. 12 mayo
El nuevo puente sobre el río Virilla, en la ruta 32, podría ser inaugurado en setiembre. A su lado, el denominado puente del Saprissa, también será sometido a algunos arreglos. Foto: Cortesía MOPT
El nuevo puente sobre el río Virilla, en la ruta 32, podría ser inaugurado en setiembre. A su lado, el denominado puente del Saprissa, también será sometido a algunos arreglos. Foto: Cortesía MOPT

El puente paralelo que se construye sobre el río Virilla, en la ruta 32, presenta un avance del 85% y podría ser habilitado a partir de setiembre.

Así lo informó, este martes, el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), tras anunciar la finalización de la etapa de colocación de la superficie de ruedo de la estructura.

El nuevo paso de tres carriles, que se edifica a la par del denominado “puente del Saprissa”, tendrá una longitud de 285 metros.

Mario Rodríguez, director del Conavi, estima que la parte estructural del puente podría quedar terminada dentro de tres semanas.

Un comunicado del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) detalla que, una vez concluida esa fase, se comenzará con la impermeabilización del tablero (estructura horizontal de la obra), a colocar barandas, así como asfaltar y demarcar el camino.

Además, están pendientes las aproximaciones a cada extremo del puente, que tendrán una longitud de 300 metros cada una.

También falta instalar la iluminación y un sistema de protección de caída de vehículos en caso de accidente.

“El proceso constructivo fue realizado mediante la técnica de voladizos sucesivos, que permitió construir la estructura superior del nuevo puente sin necesidad de apoyos adicionales a las dos pilas ya construidas”, indicó el MOPT.

El proyecto tiene un costo de $22,3 millones (unos ¢13.700 millones) financiados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Las obras fueron adjudicadas al Consorcio Virilla 32, formado por la empresa nacional MECO y la española Puentes y Calzadas.

Esta última se encarga también de la construcción de un viaducto en Guadalupe y, próximamente, en la rotonda de la Bandera.

El siguiente paso para la ruta 32 será reforzar el actual puente del Virilla y se espera que para el 2022 se amplíe el tramo hasta el restaurante Doña Lela.

Las obras se iniciaron en marzo del 2019, después de superar controversias por apelaciones de algunas empresas interesadas en el proyecto y la necesidad de reubicar algunas viviendas aledañas a la zona de construcción.