Silvia Artavia. 24 diciembre, 2018
El salario base lo fija el Consejo Superior del Poder Judicial. Fotografía: José Cordero.

El salario base utilizado como referencia para fijar penas establecidas en el Código Penal, e imponer multas de diversa índole, quedó en ¢446.200 para el 2019.

Se trata de un monto que aumentó en ¢15.200 en comparación al aprobado por el Consejo Superior del Poder Judicial para el 2018, que fue de ¢431.000.

La nueva suma entrará a regir el 1°. de enero del 2019.

En sesión del pasado 18 de diciembre, ese órgano administrativo del Poder Judicial acordó la aplicación de los ¢446.200 y se comprometió a comunicar la disposición a los despachos judiciales que tramitan materia penal, así como a instituciones, abogadas y abogados y al público en general.

El salario base es el equivalente al sueldo base mensual del puesto llamado “Oficinista 1” en la relación de puestos de la Ley de Presupuesto Ordinario de la República.

"Dicho salario base regirá durante todo el año siguiente, aun cuando el salario que se toma en consideración, para la fijación sea modificado durante ese período. En caso de que llegaren a existir, en la misma Ley de Presupuesto, diferentes salarios para ese mismo cargo, se tomará el de mayor monto para los efectos de este artículo”, reza el artículo 2 de la Ley No. 7337, de Presupuesto Ordinario de la República, de 5 de mayo de 1993.