Juan Diego Córdoba González. 29 octubre
El ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, el presidente legislativo, Eduardo Cruickshank, y Célimo Guido, dirigente del Movimiento Rescate Nacional dieron conferencia. Foto: Juan Diego Córdoba
El ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, el presidente legislativo, Eduardo Cruickshank, y Célimo Guido, dirigente del Movimiento Rescate Nacional dieron conferencia. Foto: Juan Diego Córdoba

El Gobierno accedió a negociar con los dirigentes de Rescate Nacional, movimiento detrás de los bloqueos en carreteras durante 16 días, que además había amenazado con “levantar el país”.

El proceso de diálogo fue acordado por el ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, con el líder de ese movimiento, Célimo Guido, en una reunión organizada por el presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, la mañana de este jueves.

En una conferencia de prensa posterior a ese primer acercamiento, las partes confirmaron que el nuevo encuentro se realizará en una fecha por definir y separada de las otras mesas de diálogo que sostiene el Poder Ejecutivo.

Esas nuevas discusiones, en las cuales se abordarán demandas de Rescate Nacional, se ejecutarán pese a que el movimiento no renuncia a protestas convocadas en los próximos días.

El único acuerdo previo es que no se realicen más cierres en carreteras nacionales.

“Lo que se dio hoy fue una conversación en aras de buscar dialogar con el presidente. El Movimiento Rescate Nacional desde el 16 de octubre concluyó la etapa de encuentros ciudadanos (bloqueos), queda superado, pero el movimiento no ha renunciado ni renunciará a la legítima protesta social que hubiera que hacer”, afirmó Guido.

Prieto aseguró, insistentemente, que el Gobierno había dicho que aceptaría reunirse con ese grupo una vez levantaran los bloqueos. Condición que se cumple en este momento, según el jerarca.

Por eso, sostuvo, no ve contradicción alguna entre lo dicho semanas atrás y el anuncio de este jueves

“Así lo hicimos ver a los dirigentes de Rescate Nacional y por la prensa, les pedimos, los invitamos, les solicitamos, en múltiples oportunidades, que depusieran esa línea de actuación y que podíamos plantear la posibilidad de un diálogo; es lo que estamos haciendo hoy. No hay contradicción alguna con lo que el Gobierno planteó durante el proceso de bloqueos”, dijo Prieto.

En los cercos instaurados por Rescate Nacional se presentaron agresiones contra oficiales de la Fuerza Pública con bombas molotov, se incendiaron patrullas, camiones y maquinarias. También se cobraron peajes ilegales a conductores para dejarlos pasar de un punto a otro.

Además, según el exdiputado José Miguel Corrales, antes de renunciar al movimiento que creó junto con Guido, el narcotráfico había penetrado en los puntos “de encuentro ciudadano”.

Incluso, por esos actos, Prieto y los ministros de Seguridad, Michael Soto, y de Justicia, Fiorella Salazar, presentaron una denuncia penal en contra de Guido y Corrales.

A ellos los denunciaron por delitos que incluían desde asociación ilícita y obstrucción de vía pública hasta motín e incendio.

Dicho proceso se sumó a otras denuncias que habían presentado ciudadanos en contra de Guido y Corrales, así como de otros seis dirigentes de Rescate Nacional.

Actualmente, son ocho los imputados en el expediente 20-000634-0619-PE, a cargo de la Unidad Especializada de la Fiscalía General, por los delitos de instigación pública y obstrucción de vías.

Todos fueron indagados por la Fiscalía y aunque un juez penal rechazó medidas cautelares solicitadas contra Célimo Guido, Xinia López y José Francisco Villalobos, el 17 de noviembre se realizará una nueva audiencia para revisar el tema en el Tribunal Penal de San José.

‘Declaraciones del Gobierno obedecieron a circunstancias específicas’

Uno de los tantos argumentos que utilizó el Gobierno, para condenar el encuentro entre la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) con Rescate Nacional, es que su presidente, Alvaro Jenkins, se reunió con personas investigadas por delitos relacionados con los bloqueos.

La Nación consultó a Prieto sobre la vigencia y validez de esas declaraciones, ahora que el mismo Ejecutivo fue quien decidió reunirse con los imputados.

— Se había condenado la reunión con personas que están imputadas por presuntos delitos, pero ahora es el mismo Gobierno el que se reúne con ellas ¿no es esta una contradicción?

— Durante las dos semanas de bloqueo, el Gobierno fue claro y persistente, de que no nos sentaríamos a dialogar bajo condiciones de presión y que invitábamos a todos los que estaban haciendo bloqueos, a que depusieran esos bloqueos y que el Gobierno abriría una mesa con todos los sectores. Las declaraciones que se han dado a lo largo del tiempo han obedecido a circunstancias específicas, pero la política del Gobierno no ha cambiado.

— Las circunstancias han cambiado, pero cuando se emitieron esas declaraciones se dijo que eran personas imputadas, hoy lo siguen siendo. Sin embargo, ustedes aceptan reunirse.

— Ese es un tema que tendrá que dilucidar el Poder Judicial. El Gobierno de la República cumplió con presentar la denuncia correspondiente.

Un mensajero

En el encuentro de este jueves también participaron los dirigentes de Rescate Nacional, Xinia López, José Francisco Villalobos, José Oviedo, Manuel Porras y Eduardo Peñaranda.

Además, el diputado Victor Morales, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

La reunión se gestó por una carta que entregó el arzobispo de San José, José Rafael Quirós, quien de nuevo fungió de mensajero, en la cual planteaban un diálogo bilateral, es decir, no dentro del proceso multisectorial que actualmente realiza el Ejecutivo.

Así lo confirmó la Presidencia.

Fue Cruickshank quien asumió el rol de facilitador para propiciar la reunión.

“Hemos podido llegar a un acuerdo para que se lleve a cabo un diálogo por las vías institucionales, como corresponde, entre el Poder Ejecutivo y el grupo Rescate Nacional. La única condición para que se lleve el diálogo es que no haya ningún tipo de bloqueo, que las actuaciones sean al estilo costarricense, mediante el diálogo que es el camino que sustenta las democracias”, expresó.

Según dijo, también se acordó en una lista mínima de puntos a tratar en la reunión de la próxima semana, la cual no adelantó.

Colaboró el periodista Aarón Sequeira