El País

Carlos Alvarado: Espero que esto me permita enfocarme en lo que le importa al país

El presidente de la República rindió explicaciones en el plenario legislativo, durante casi ocho horas, ante los diputados que investigan la Unidad Presidencial de Análisis de Datos

El presidente de la República, Carlos Alvarado, compareció este miércoles ante los diputados que lo investigan por el caso de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD). La sesión inició a las 9.30 a. m. y se extendió hasta las 6 p. m.

6.05 p. m.: Avarado ofrece declaraciones a la prensa al finalizar su audiencia.

“Ha sido una jornada larga, pero satisfactoria al país. He procurado dar respuesta a todas las preguntas de los diputados”, empezó el mandatario.

“Le pude decir a los costarricenses que a nadie se le espió, a nadie se le husmeó su información personal, nadie se hizo de un cinco con esto y se hizo en el marco del bloque de legalidad existente. Todo lo que se buscó hacer fue de buena fe, por profesionales, que le estaban dando lo mejor de su trabajo al país”, afirmó Alvarado.

El gobernante dijo sentirse satisfecho con el espacio, pese a que, en su criterio, no fue el idóneo. Afirmó que ahora, el proceso judicial sobre el caso deberá seguir su curso.

“Espero que esto me dé la oportunidad de redoblar esfuerzos y enfocarme todavía más en lo que hoy le importa al país: que salgamos de la pandemia, que podamos tener las vacunas, que generemos el empleo que se está esperando para el país y también la estabilidad económica que requiere el país”, afirmó el mandatario.

Tras la breve declaración, Alvarado se retiró del plenario, sin tomar preguntas adicionales de la prensa.

5.58 p. m.: Termina la comparecencia del presidente Carlos Alvarado en la comisión investigadora de la UPAD.

5.15 p. m.: Patricia Villegas, del Partido Integración Nacional (PIN), le preguntó a Alvarado si está consciente de las consecuencias que generó la creación de la UPAD. El mandatario afirmó que las repercusiones son tanto positivas como problemáticas.

Como puntos a favor, afirmó que su Gobierno pudo tomar decisiones con base en información.

“También estoy consciente de que el error que se ha señalado generó una polémica importante, que es la que nos tiene aquí hoy y por eso no evado la responsabilidad, y por eso hoy estoy acá”, añadió Alvarado.

4.22 p. m.: Ana Lucía Delgado, del PLN, quiso saber cuáles protocolos de seguridad se utilizaron en Casa Presidencial para resguardar los datos personales y sensibles que recibieron los exasesores de la UPAD, así como el lugar en el que se almacenaron desde que la Fiscalía allanó las oficinas de Zapote.

“Para la tranquilidad de los costarricenses sobre dónde están esos datos, los datos están en las instituciones. Los datos de la FIS (Ficha de Información Social) están en el IMAS y en el Sinirube, los del Cen-Cinai en el Cen-Cinai. Lo que fuera parte de la unidad de datos está bajo el secuestro de la Fiscalía y ahí se determinará cuál fue la disposición de eso”, respondió el presidente.

Sobre los protocolos de resguardo de la información, dijo desconocerlos.

A modo de conclusión, Delgado dijo que le queda claro que los asesores del presidente se atribuyeron a sí mismos funciones que le competen al mandatario.

4 p. m.: La Fiscalía General le solicitó a Walter Espinoza, director del OIJ, abrir “de inmediato” una investigación penal para determinar quién le filtró al diputado Dragos Dolanescu la clave de uno de los teléfonos del presidente Alvarado.

3.21 p. m.: Ante una consulta de la liberacionista Silvia Hernández, Carlos Alvarado admitió que no tenía conocimiento de que el excoordinador de la UPAD, Diego Fernández, se hubiera reunido con funcionarios del OIJ para gestionar información de carácter sensible.

El mandatario afirmó que él no dio instrucciones de conseguir datos personales sobre criminalidad. Dijo que lo que solicitó, en términos generales, fue información para elaborar una política de prevención y hacinamiento carcelario.

Afirmó que tampoco le pidió a Michael Soto, ministro de Seguridad, facilitarle a la UPAD la lista de aprehensiones del año 2019.

Sin embargo, Alvarado tampoco respondió de manera directa, cuando la diputada Hernández le preguntó si el exasesor Santiago Álvarez podía pedir dicha información en su nombre.

“Creo que él buscaba información para cubrir objetivos que yo le había pedido”, alegó el presidente.

2.40 p. m.: José María Villalta le pidió al presidente especificar en qué momento se dio cuenta de que sus subalternos solicitaron información personal y sensible de la población a varias instituciones.

“Yo me doy cuenta de pormenores una vez que hay algunas publicaciones en este tema, pero yo en el pormenor de lo que se pidió, la carta que se envió, el correo electrónico que se envió, yo no estuve en eso”, dijo el presidente.

Alvarado afirmó que él no daba instrucciones para obtener datos en específico, sino que le hablaba al equipo de la UPAD sobre los problemas que se debían resolver.

“No decía: ‘vaya pida esto, esto y esto’. Yo decía: ‘tenemos un problema en el presupuesto, tenemos un problema en combate a la pobreza, y la información nos puede ayudar a conocer mejor el problema’”, afirmó el gobernante.

Alvarado evitó responderle directamente a Villalta, cuando el frenteamplista le preguntó si sus funcionarios fallaron al pedir información personal de las personas.

“¿Es ilegal pedir información?”, le dijo el presidente al diputado.

2.27 p. m.: El diputado José María Villalta, del Frente Amplio (FA), le pidió a Alvarado explicar cuál es el error que, en su criterio, cometió la Presidencia al crear la UPAD.

Según Alvarado, “en lo fundamental”, fue un error en uno de los artículos del decreto que creó la Unidad.

“El error parte uno, de usar un término que no es el que aplica la propia ley, el de datos confidenciales, que es un término que en la ley no está. Entonces, cuando se lee de manera aislada de que se le dará acceso a la UPAD a información de carácter confidencial, ese texto es el que genera la gran zozobra”, dijo el presidente.

Villalta difirió con el mandatario, a quien le dijo que el error en el decreto fue de fondo, por darle acceso a datos personales de la población a una oficina de Casa Presidencial, con base en un simple decreto.

2.05 p. m.: Se retoma la asesión de la comsión investigadora, inicia la segunda ronda de preguntas la diputada independiente Ivonne Acuña.

La legisladora le preguntó al mandatario si sabía que sus asesores habían accesado a información personal de las familias que reciben ayuda de programas sociales.

“Yo nunca tuve interés en información directa de costarricenses, entonces eso no me consta”, le respondió el presidente.

12.55 p. m.: Silvia Hernández, presidenta del foro investigador, decreta el inicio del receso de almuerzo. La audiencia continuará a las 2 p. m.

12.42 p. m.: Se termina la primera ronda de consultas por parte de los integrantes de la comisión investigadora y se abre el espacio para que los demás legisladores se anoten en el uso de la palabra, en una segunda vuelta.

12.30 p. m.: En respuesta a una consulta de Pedro Muñoz, Alvarado afirmó que no solicitó a su equipo conseguir la información crediticia de los costarricenses.

12.16 p.m.: Muñoz: ‘Este es un juicio político, en efecto’

El diputado Pedro Muñoz, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) e interesado en ser candidato presidencial, afirma que lo que están haciendo los diputados es un juicio político.

La diputada Paola Vega, del Partido Acción Ciudadana (PAC), le pidió a Silvia Hernández, llamarle la atención a Muñoz por utilizar dicho término.

“Hasta donde yo entiendo, esto es una investigación, un expediente en una comisión y no hay figura alguna de juicio político, mucho menos contra el Presidente, en el reglamento legislativo”, expuso Vega.

Hernández respondió que ella no puede controlar las manifestaciones de los demás diputados. Sin embargo, después afirmó que la sesión es solo una audiencia de una comisión legislativa.

En su defensa, Muñoz dijo que “simplemente estaba poniendo en contexto” la audiencia en desarrollo.

Más adelante, la legisladora oficialista Carolina Hidalgo señaló que los diputados tienen la potestad de realizar control político, pero que la figura de “juicio político” no existe en Costa Rica.

11.54 a. m.: Ante un reclamo de la restauracionista Floria Segreda, Alvarado ofrece disculpas a los diputados por usar, a inicios de la semana, la palabra “trampa” para catalogar el interrogatorio al que fue convocado. Dijo que no fue un término adecuado.

11.52 a. m.: ‘Usted tiene mala fe’

Al finalizar el turno del independiente Dragos Dolanescu, Alvarado pidió espacio para aclarar que no es cierto que él no le haya dado al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) las claves de los teléfonos que se le decomisaron el año pasado.

“Una vez que mis teléfonos fueron incautados por el OIJ, yo ahí mismo le di mis claves al OIJ”, dijo Alvarado.

Según el presidente, cuando se hizo la apertura de la evidencia, en enero, él volvió a reenviar sus claves. Para uno de los aparatos, tuvo que remitir cuatro opciones, pues no precisaba cuál de todas era.

“¿Es cierto que la clave era 1-2-3-4-5?”, le espetó Dolanescu.

El mandatario le respondió que esa pregunta denotó que el independiente tenía mala fe en sus cuestionamientos, pues dejaba ver que sí tenía claro que él había cedido sus contraseñas.

11.33 a. m.: El independiente Dragos Dolanesco inició su interrogatorio mostrándole al presidente el decreto de creación de la UPAD. Acto seguido, le preguntó a Alvarado si recordaba la vez que se conocieron.

“¿Usted sabe qué es esto? ¿O se le olvidó igual a como se le olvidó la contraseña de su celular?”, añadió Dolanescu.

“Lo que recuerdo de nuestro primer encuentro es que su hija me pidió una fotografía”, le respondió el presidente.

Silvia Hernández, en calidad de presidenta del foro investigador, le llamó la atención a Dolanescu y le dio instrucciones de seguir con sus preguntas de forma respetuosa.

Dolanescu le preguntó a Alvarado si, para la elección del 2018, su equipo de campaña utilizó la información de las Fichas de Información Social (FIS) que aplica el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) para resultar electo como presidente.

El mandatario descartó que eso haya ocurrido. Luego, le dijo a Dolanescu que debería informarse mejor.

11.10 a. m.: El independiente Jonathan Prendas le preguntó al presidente si se vulneró la privacidad de los costarricenses.

“Como he dicho no se espió a nadie, no se investigó a nadie, como he dicho, nadie generó un cinco a partir de esto”, le respondió Alvarado.

Luego, Prendas le consultó al mandatario si él avaló que se solicitara información crediticia, datos confidenciales sobre víctimas de delitos, actas de decomisos, datos personales de los beneficiarias de programas sociales e información de privados de libertad.

“Díganos para qué iban ustedes a necesitar la información personal, de santos y señas, poque una cosa es la información estadística y otra es la información de qué deudas tengo”, le lanzó Prendas.

Alvarado le respondió que nunca quiso acceder a información con nombres y apellidos, sino a datos anonimizados. Es decir, a información a la que se le borró el nombre del titular.

El presidente no terminó de responder la pregunta porque a Prendas se le acabó el tiempo.

10.51 a. m.: El presidente afirma que él personalmente decidió la contratación de Diego Fernández Montero, como coordinador de la unidad de análisis de datos de Casa Presidencial.

“Tengo una gran admiración por el trabajo de don Diego”, dijo el mandatario.

De acuerdo con el presidente, él conversaba constantemente con el funcionario para indicarle las necesidades de información que tenía, para tomar decisiones.

A modo de ejemplo, dijo que le pidió al equipo identificar las partidas en las que las instituciones podían ahorrar dinero, sin afectar sus funciones.

Según el presidente, los otros dos funcionarios, Andrés Villalobos y Alejandro Madrigal, se contrataron con posterioridad, luego de que se vio que el trabajo de análisis de datos tenía potencial.

En respuesta a consultas de la diputada Silvia Hernández, el presidente relató que él no le pedía a sus subalternos cruces de datos en específico, sino que les hablaba de los objetivos que se necesitaban cumplir, para que ellos identificaran qué datos se debían procesar.

10.42 a. m.: Alvarado afirma que desde que se derogó el decreto que creó la UPAD, Casa Presidencial no ha realizado ningún trabajo de análisis de datos.

Informó, además, que por recomendación de Rodolfo Méndez Mata, ministro de Transportes, se fortaleció la unidad legal de Casa Presidencial.

Aunque reconoció que el decreto de creación de la Unidad tenía un error que debió evitarse, él continúa creyendo en el uso de datos para la administración pública.

“Yo le recomendaría a la próxima administración, le pediría a esta comisión que genere recomendaciones para generar política con ciencia de datos”, dijo el presidente

10.35 a. m.: Ante una consulta de la verdiblanca Ana Lucía Delgado, Alvarado afirma que no considera que el decreto de la UPAD haya sido ilegal. Lo catalogó, en su lugar, como una “torpeza política”.

A la misma diputada, le respondió que desconoce por qué el decreto que creó dicha unidad no pasó por la oficina que revisa las leyes y decretos, antes de que sean firmados. Añadió que en su trabajo como presidente, no le corresponde encargarse de asuntos administrativos.

10.32 a. m.: Inician las preguntas de los diputados al presidente.

El independiente Jonathan Prendas le pide al presidente que Casa Presidencial se retracte sobre su decisión de llamar “interpelación” y “rendición de cuentas” al interrogatorio.

10.30 a. m.: ‘La Ley Fundamental no les permite interpelar al Presidente de la República’

El presidente cerró su mensaje inicial con un reclamo a los diputados por lo que, en su criterio, es un irrespeto a la Constitución Política.

“La ilegitimidad del acuerdo adoptado es evidente. La Ley Fundamental no les permite interpelar al Presidente de la República ni me permite acudir a una interpelación velada, como esta.

“No obstante, he reflexionado sobre este dilema, y en honor a la ciudadanía que me ha depositado el cargo transitorio de Presidente y en acatamiento de mi compromiso y deber con Costa Rica de rendir cuentas, es que me presento hoy con el fin de explicar al pueblo de Costa Rica acerca de las actuaciones de la Unidad de Análisis de Datos”, sentenció Alvarado.

En este documento puede leer la intervención completa del presidente:

10.27 a. m.: ‘La historia que hoy se escribe no debe repetirse jamás’

Alvarado afirmó que la convocatoria de un presidente de la República a comparecer en el plenario legislativo no debe repetirse nunca más.

“Hace casi 3 años, el 8 de mayo de 2018, juré ante todo el país “observar y defender la Constitución Política y las leyes de la República”. Desde entonces he procurado actuar conforme a ese mandato.

“Es por esto, que no puedo dejar de advertir que el capítulo de la historia que hoy se escribe no debe repetirse jamás y que sus posibles consecuencias todavía no somos capaces de dimensionar.

“No por Carlos Alvarado, sino por la institución de la Presidencia de la República, por los mandatarios o mandatarias que vendrán, pero sobre todo por nuestra democracia”, dijo el presidente.

El mandatario sostiene que las condiciones en las que se desarrolló dicha audiencia violentan la Constitución Política, la cual no permite que el plenario legislativo interpele al gobernante de turno.

“Este órgano colegiado se ha arrogado funciones que la Constitución no le asigna”, les reprochó el presidente a los diputados.

10.25 a. m.: ‘Costa Rica no está para esas teorías conspirativas’

De acuerdo con el presidente, la existencia de una unidad de análisis de datos también se le informó a la Contraloría General de la República

“No estamos, pues, ante una unidad espía que se gestó y operó desde la clandestinidad, sino ante una iniciativa responsable, inspirada por fines nobles, orientada hacia el mejor interés público, que funcionó de manera transparente, a tal punto que inclusive se le informó al órgano contralor del Estado, el cual está supeditado a este Poder Legislativo”.

“Lo anterior demuestra que nunca existió un trabajo subterráneo, como se ha querido afirmar”, dijo Alvarado.

Para el presidente, la prueba de eso es que se emitió un decreto, que fue público.

El mandatario garantizó que la comisión legislativa no encontrará nunca pruebas de que desde Casa Presidencial se espió a la población.

“Se ha sugerido también, que el Presidente pretendió crear una unidad para espiar a las y los costarricenses o “ejercer un control Nazi-Soviético”. Esto es absolutamente absurdo y falso, y tras meses de investigación esta comisión no ha encontrado ninguna evidencia de ello, ni la encontrará”, aseguró el gobernante.

“Costa Rica no está para esas teorías conspirativas”, dijo.

Alvarado catalogó como “absurdas” las afirmaciones sobre cómo, supuestamente, desde Zapote se usaron datos para comercializarlos, venderlos a terceras personas o para fines electorales.

10.20 a. m: ‘El decreto contenía un error de redacción’

Alvarado relató que cuando firmó el decreto de creación de la UPAD, estaba convencido de su legalidad.

“Sin embargo, con posterioridad, se detectó que el decreto contenía un error de redacción el cuál leído en forma aislada y fuera de contexto del propio artículo 7 y del resto del decreto, permitía generar interpretaciones negativas y lejanas al objetivo perseguido, por lo que de buena fe, por razones de conveniencia y oportunidad, se procedió a derogar”, continuó el mandatario.

El artículo al que hace referencia Alvarado decía que la UPAD podría obtener información de las instituciones, salvo aquella que fuera secreto de Estado. Dicho numeral, además, permitía al Gobierno “acceso a toda información” que fuera requerida por la UPAD, incluso la que fuera de carácter confidencial.

Alvarado dijo que le parecía necesario desmentir afirmaciones que, según dijo, son falsas. Afirmó que:

-El equipo de datos no trabajó de manera oculta previo a la publicación del decreto

-No hubo nada relacionado con espionaje

-No se trasladaron datos a un privado, ni se comercializó información

-No se hizo un mal uso de fondos públicos

“En los meses que lleva esta comisión de investigación, no se ha encontrado una sola evidencia concreta de lo anterior por una razón muy sencilla: porque nada de eso sucedió”, afirmó Alvarado.

El presidente aseguró que es falso que el equipo de datos haya actuado de manera oculta antes de la publicación del decreto, pues, previo a la emisión de dicho documento, los integrantes sostuvieron reuniones con distintos grupos y sectores y les presentaron resultados de sus investigaciones.

10.15 a. m.: ‘Di los términos generales para que se elaborara un decreto’

El presidente afirmó que él dio “lineamientos generales” para que la unidad de análisis de datos permaneciera en el tiempo y fuera aprovechada por futuras administraciones.

“Fue precisamente porque esto es bueno para Costa Rica que procuré que se convirtiera en una política de Estado que pudiera ser aprovechada por futuras administraciones, y por eso YO instruí que se trabajara un decreto que diera permanencia al equipo de análisis de datos”, enfatizó Alvarado.

No obstante, señaló que como presidente no le corresponde la preparación ni la tramitología de los decretos, ni le es posible hacerlo, dado el volumen de documentos que debe revisar a diario.

El presidente relató que instruyó la conformación de un equipo de trabajo conformado por tres profesionales.

“Cualquiera de ellos por sus destrezas, podía aspirar a un empleo mejor remunerado en el sector privado. Pero ellos decidieron trabajar en el proyecto, creo yo, porque les daba un propósito superior: que su intelecto y su esfuerzo estuviera al servicio de mejorar a nuestro país con herramientas nuevas e innovadoras.

“Yo creo en nuestra juventud, creo en nuestro talento humano, y creo en su capacidad. Y lo vi plasmado en los análisis para política pública que se concretaron”, dijo el mandatario, sobre los analistas.

Según el presidente, la unidad trabajó al amparo de la Constitución Política.

10.10 a. m.: ‘El equipo de datos contribuyó al desarrollo de la política social de precisión’

Alvarado afirma que explicará lo que sí hizo el equipo de análisis de datos.

“El equipo de datos contribuyó al desarrollo de la política social de precisión, una estrategia para llevar los programas sociales a quienes más lo necesitan”, dijo.

Mencionó, a modo de ejemplo, la reducción de 5,3 puntos de la pobreza que se registró en el 2018, mediante transferencias focalizadas a los hogares.

“Aun en tiempos críticos, ese nivel de efectividad de la política social, se logró gracias a que los recursos se colocaron donde realmente se necesitaban, a partir de criterios de necesidad y no de clientelismo o de improvisación”, aseveró Alvarado.

Las mejoras, afirmó, también se consiguieron en la asignación presupuestaria.

“Con ciencia de datos se identificaron subejecuciones históricas en subpartidas presupuestarias de todas las instituciones, lo que permitió una mejor elaboración del presupuesto central en tiempos de crisis fiscal”, dijo.

“Gracias al uso del análisis de datos y frente al pronóstico de que no era posible o que se iba a paralizar el Estado, esta administración logró que en el 2019 el gasto corriente sin intereses presupuestado subiera solo un 2%, en el 2020 solo un 0.4% y en el 2021 más bien bajó un 0.1%, para un promedio en este periodo de 0.77% de crecimiento anual. Sin las herramientas de la ciencia de datos hubiera sido muy difícil lograrlo”, añadió.

Mencionó, además:

-Un estudio del impacto de los aumentos salariales en el presupuesto de la República

-Una cuantificación más precisa del fenómeno migratorio nicaragüense así como de refugiados

-La asignación de ¢25.000 millones a la CNE a partir de un análisis detallado de las subejecuciones de otras instituciones.

- Priorización de las inversiones en infraestructura del MEP

-Análisis de los datos sobre criminalidad para identificar patrones en la actividad delictiva

-Caracterización del hacinamiento en las cárceles según régimen y centro penitenciario del Ministerio de Justicia

- Estudio de la flota vehicular pública para determinar su dimensión y transicionar hacia vehículos eléctricos

“De todos estos productos y análisis sí hay evidencia. Estaban publicados y los resultados obtenidos están ahí”, dijo el presidente.

10.05 a. m.: ‘Desde la campaña le expresé con absoluta claridad’

Alvarado señala que sus intenciones de gobernar con base en datos las anunció desde la campaña electoral previa a las elecciones del 2018.

Citó a modo de ejemplo una frase de su programa de Gobierno: “Enlazar las bases de datos del MEP con Sinirube y otras como insumo técnico para buscar dónde están las personas excluidas del sistema educativo”.

El presidente insiste en que el objetivo del trabajo con datos desde el Gobierno es que las decisiones tengan un respaldo técnico y ético, no por “antojos”.

“Nada de esto fue secreto u oculto como muchos han querido mal informar. Mi objetivo es que las decisiones fueran las mejores, y que no se tomaran a partir de antojos, politiquería o caprichos”, sentenció.

Según el mandatario, incluso uno de los pilares de la OCDE es que el sector público sea conducido y orientado por datos e información.

“De nuevo, nadie espió a nadie, nadie se robó plata, nadie vendió información. Sí se analizaron datos, como lo hacen los países más desarrollados para gobernar mejor, como lo haría un país OCDE”, dijo.

10 a. m: Ni uno solo de los cinco millones de costarricenses ha sido espiado’

El presidente afirma, “por lo más sagrado”, que el equipo de análisis de datos de Casa Presidencial en ningún momento vulneró la privacidad de ningún habitante, se usó información para el beneficio de ninguna persona en particular, ni se obtuvieron beneficios ilegales.

“Viéndolos a los ojos les aseguro que ni uno solo de los cinco millones de costarricenses ha sido espiado o ha visto su privacidad comprometida con los proyectos que se desarrollaron”.

Alvarado afirma que todas esas son calumnias e insinuaciones que se han esparcido.

Según el mandatario, el trabajo de datos se hizo de buena fe. Aseguró, además, que las resistencias surgieron entre sectores que están acostumbrados a tomar decisiones con base en criterios subjetivos o electorales.

“Sé que el uso de datos genera resistencias pues reduce la discrecionalidad en la asignación de recursos y el poder que algunos actores tienen para tomar decisiones a partir de criterios subjetivos o electorales.

Permite hacer priorizaciones y eficiencias a partir de principios y criterios técnicos. Tengo claro que la técnica y la ciencia son aliados en la lucha contra el clientelismo y por ello los debemos impulsar”, dijo.

9.55 a. m.: Alvarado jura decir la verdad durante su interrogatorio e inicia su mensaje.

9.45 a. m.: Silvia Hernández, diputada del PLN y presidenta de la comisión que investiga la UPAD, alegó que el interrogatorio del presidente se da en el seno de una comisión y no constituye una interpelación en el plenario legislativo.

En reiteradas ocasiones, afirmó que dicha sesión se realiza en apego a la Constitución Política

“Esta comisión reconoce que es excepcional la presencia del presidente de la República en una comisión legisladora”, dijo Hernández.

Según la diputada, se hizo necesario hacer la comparecencia en el plenario legislativo, ante la imposibilidad de saber de previo cuántos diputados se iban a presentar a la sesión.

9.43. a. m.: Alvarado ingresa al plenario legislativo, se sienta a la mesa en la que será interrogado.

9.35 a. m.: Silvia Hernández, diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), abre la sesión de la comisión investigadora de la UPAD en la que se interrogará al presidente.

9.30. a. m.: El presidente Carlos Alvarado llega a la Asamblea Legislativa, en Cuesta de Moras, acompañado de la primera dama, Claudia Dobles. En sus primeras declaraciones del día, afirma que él no espió a nadie.

“No se espió a nadie, ni nadie se robó un cinco de los costarricenses, no se usó para ningún fin que no fuera de buena fe, para la buena política pública, y eso es lo que voy a expresar hoy a los diputados, pero principalmente a los costarricenses, porque yo me debo a ellos”, dijo el mandatario, en la entrada principal del Congreso.

8.30 a. m.: Los ministros y ministras que conforman el gabinete de Carlos Alvarado le enviaron una carta de apoyo al presidente

“En esta fecha en que la patria y la historia nos miran atentas, su equipo de ministras y ministros quiere decirle: ¡Presente!”, dice la nota.

Sofía Chinchilla Cerdas

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.