Daniela Cerdas E.. 20 junio
Andrea Obando fue cabeza de la DIEE desde agosto del 2018 al 30 de junio del 2019. Foto: Albert Marín.
Andrea Obando fue cabeza de la DIEE desde agosto del 2018 al 30 de junio del 2019. Foto: Albert Marín.

Ni siquiera un año duró en el puesto la última jefa de la Dirección de Infraestructura y Equipamiento Educativo (DIEE). Andrea Obando Torres presentó la renuncia al puesto este jueves por “motivos personales".

La arquitecta asumió la DIEE en agosto y se mantendrá en el cargo hasta el 30 de junio, según informó el Ministerio de Educación Pública (MEP) en un comunicado.

Desde el 2007 a la fecha han pasado por ese departamento seis directores y en algún momento estuvo liderada por una comisión de tres jefes. No obstante, ninguno ha podido ordenar su funcionamiento y responder de manera adecuada al rezago en infraestructura educativa en el país.

Las acciones más sobresalientes, durante la gestión de Obando, fueron las denuncias que hizo de presuntas anomalías en esa unidad de trabajo.

La funcionaria dio a conocer los resultados de un informe de Auditoría del Ministerio (31-18 DIEE) que detectó un clima organizacional “decadente” en la Dirección de Infraestructura; situación que complica la ejecución de proyectos de construcción de centros educativos.

Obando explicó, por ejemplo, que para hacer un nuevo centro educativo, reparación o mantenimiento, el proyecto pasa por cada uno de los ocho departamentos de la DIEE. Sin embargo, como los responsables no se hablan entre sí, no se pasan información para darle continuidad al proyecto, este queda inconcluso.

El informe de la Auditoría Interna del MEP también determinó desorden en el manejo de formularios de presupuestos, ausencia de cronogramas y desconocimiento de costos finales de las obras. La conclusión se deriva de la revisión de expedientes de 2015 y 2016.

Obando denunció, ante la Auditoría del MEP, la existencia de 100 proyectos con anomalías como presupuestos inflados, irregularidades en compra de terrenos y en la contratación de ingenieros externos.

También informó de 400 obras urgentes en escuelas y colegios que quedaron a la deriva, porque el funcionario que conocía los casos se pensionó y no los reportó.

Además, La Nación dio a conocer que el actual subdirector de la DIEE, Carlos Villalobos, giró millones a escuelas para obras no solicitadas. Por ese hecho, la Contraloría General de la República recomendó despedirlo, pero él acudió a la vía judicial y la resolución está vigente.

Obando se va, pero queda pendiente la atención de 633 órdenes sanitarias, y la reparación y construcción de 39 centros educativos afectados por el terremoto de Nicoya de hace 7 años.

Además, se requiere reparar los centros educativos del Limón que, a criterio del ministro de Educación, Edgar Mora, “son los peores del país”, en términos de infraestructura.

La DIEE tiene que ejecutar los ¢134.000 millones para infraestructura educativa que, a la fecha, las juntas de educación tienen en caja única del Estado.

Historia de jefaturas

El primer director de la DIEE, en 2007, fue Fernando Ulloa Rodríguez y duró tres meses en el cargo; el segundo, Carlos Miranda, se mantuvo cuatro meses.

Carlos Villalobos Argüello fue el jefe de la Dirección que más tiempo duró: de junio de 2008 a mayo de 2014. Villlalobos es el actual subdirector de la DIEE y contra él hay una orden de despido por haber trasladado millones a las juntas sin ninguna razón. Está en espera de una resolución judicial.

Después de Villalobos, fungió como director Gerardo Badilla, quien duró cuatro meses. Luego, una comisión conformada por tres jefaturas estuvo a cargo de la DIEE, de agosto de 2014 a enero de 2015.

De enero de 2015 a agosto del 2018, el director de esta dependencia del MEP fue Walter Muñoz.

Por último, Andrea Obando se desempeñó en el cargo de agosto del 2018 al 30 de junio del 2019.

El Ministerio informó que, en las próximas semanas, darán a conocer la nueva cabeza de la DIEE.