Educación

Consejo Superior de Educación ordena al MEP sentar responsabilidades por texto erótico en revista oficial

Indicaron que la lectura sexual comentada en el artículo no corresponde con ninguna de las incluidas en la lista oficial del Ministerio

El Consejo Superior de Educación (CSE) manifestó al jerarca del ramo, Steven González, su “profunda preocupación” de que un texto erótico, “inapropiado para niños y demás estudiantes”, y de fácil acceso para ellos, se haya publicado en una revista oficial del Ministerio.

Además, mediante el oficio CSE-SG-0937-2021, ordenaron al Ministerio como el ente rector de la educación costarricense y responsable de aprobar la política educativa, tomar medidas al respecto.

“Solicitamos al Ministerio la investigación y el establecimiento de las responsabilidades correspondientes”, dijo el CSE.

La Revista Conexiones del MEP, en su edición de junio, publicó un artículo que usa un lenguaje sexual explícito y soez para hacer un análisis de las orientaciones sexuales en los personajes de la novela El Rey de La Habana, de Pedro Juan Gutiérrez. Según el escrito, el público meta de dicha revista son “docentes, estudiantes y familia”.

Este artículo fue escrito por Carlos González Hernández quien es asesor nacional de Español del MEP en el Departamento de Bibliotecas Escolares y Recursos para el Aprendizaje.

El Consejo dijo a González que el artículo de marras no corresponde a las políticas establecidas por este órgano.

El MEP ha dicho que era un artículo dirigido a docentes y no a menores de edad, sin que así se aclarara en la revista. Según el CSE, si el artículo se planteó como un apoyo a docentes en el tema de Educación para la Afectividad y la Sexualidad, “lo cierto es que en el contenido del artículo no se corresponde ni con el enfoque ni con la metodología de los programas correspondientes a dicha asignatura aprobados por el Consejo”.

“En consecuencia, el Consejo reclama al Ministerio asegurarse de que las asesorías y apoyos oficiales para docentes, impulsados por la institución, correspondan con los objetivos, el enfoque, la metodología y los contenidos de los programas aprobados por este órgano. Por otro lado, el Consejo ha aprobado una extensa lista de lecturas oficiales recomendadas para el sistema educativo, y la lectura comentada en el artículo de marras no corresponde con ninguna de las lecturas incluidas en esa lista oficial”, expresaron los miembros.

De esta forma, el CSE le exigió al Ministerio asegurarse de que las asesorías y apoyos oficiales para docentes, impulsados por la institución, den prioridad al análisis de lecturas contenidas en la lista oficial aprobada y, en caso de considerar necesario recurrir a lecturas distintas, garantizar que esta decisión cuenta con la debida justificación.

En una entrevista con La Nación, el ministro aseguró que el artículo “nunca llegó a manos de los estudiantes” y dijo que estaba esperando el informe técnico del Consejo Editorial de la revista para que explique qué consideraron ellos para publicar ese texto.

Publicaciones en revisión

A raíz de la publicación y la polémica suscitada, este martes, González emitió para todo el personal del MEP, los lineamientos para un adecuado tratamiento de las publicaciones que se realicen desde las distintas plataformas ministeriales y dio plazo hasta el 15 de diciembre próximo para presentar un informe de la curaduría y clasificación de los materiales a cargo de cada dirección, que se publican en la página www.mep.go.cr, así como en otros sitios oficiales y las redes sociales.

Según el jerarca, ante la publicación del artículo en la Revista Conexiones, con “lenguaje soez, explícito y violento”, es necesaria una rigurosa vigilancia del correcto uso de los recursos editoriales del Ministerio.

“Atendiendo el llamado del señor presidente, y convencidos de la necesaria atención del tema, debemos velar no solo porque la producción editorial cumpla con los objetivos educativos y el uso correcto de los recursos públicos, sino también porque se garantice la libertad de expresión como corresponde a una sociedad democrática”, expresó el González.

Las publicaciones deben cumplir con los siguientes aspectos:

-Corresponder con el interés educativo, pedagógico, científico o cultural, del sistema educativo costarricense.

-Tener un público meta debidamente definido.

-No atentar contra el interés superior de los estudiantes

-Cumplir con los demás requisitos establecidos en la Guía de lineamientos para publicaciones del MEP (https://bit.ly/38eXa3c)

“Las disposiciones deben interpretarse y aplicarse con total respeto al derecho de libertad de expresión garantizada por el ordenamiento jurídico nacional e internacional. En caso de determinarse que el contenido de alguna publicación sea contraria a lo señalado, debe ser despublicada mediante una decisión debidamente fundamentada”, indicó el jerarca.