Terrorismo

Jefe del Estado Islámico condenado a muerte en Irak

Bagdad aplica penas de muerte en casos de ‘terrorismo’ y homicidios voluntarios

Bagdad. Un tribunal iraquí condenó a muerte el lunes a un líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI), considerado el “principal responsable” de un doble atentado que dejó 32 muertos y 110 heridos en un mercado de Bagdad, en enero del 2021.

El tribunal penal de Bagdad condenó a muerte al acusado por ser “principal responsable del atentado en el mercado de ropa de segunda mano”, según un comunicado del Consejo Superior de la Magistratura.

El 21 de enero del 2021, un kamikaze detonó su cinturón explosivo entre los vendedores y transeúntes del mercado de la plaza Tayaran. Un segundo kamikaze se inmoló justo después, mientras los presentes ayudaban a las víctimas, según el relato de los hechos que hizo en su momento el Ministerio del Interior.

Durante la investigación, “el delincuente confesó su pertenencia al EI” desde el 2012, y que había “planeado el ataque equipando a los dos kamikazes”, añadió el Consejo.

El atentado, reivindicado por el EI, causó una gran conmoción ya que este tipo de ataques se habían vuelto cada vez más esporádicos tras la derrota del grupo yihadista en Irak a finales del 2017. Irak aplica penas de muerte en casos de “terrorismo” y homicidios voluntarios.

Este país es el cuarto del mundo que más ejecuciones realiza, según Amnistía Internacional, que contabilizó al menos cincuenta en el 2020. Según esta Organización No Gubernamental (ONG), muchos de los ajusticiados estaban acusados de pertenecer al EI.

En abril, dos tribunales condenaron a muerte a ocho personas, cuatro por asesinato y otras cuatro por cometer un atentado con coche bomba.

El último ataque importante reivindicado por el EI en Irak fue en julio del 2021, cuando un atentado dejó 30 muertos en un mercado del barrio chiita de Sadr City, en Bagdad. Pero el EI “mantiene la capacidad para lanzar regularmente ataques”, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en enero del 2022.

Según el texto, la organización yihadista tendría aún “entre 6.000 y 10.000 combatientes (..) en la porosa frontera” entre Irak y Siria, una zona donde “forma y entrena a las células y agentes”.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.