Terrorismo

Estados Unidos captura dirigente yihadista en operativo en Siria

Tras perder en el 2019 el último territorio bajo su control debido a la ofensiva de esta coalición, los remanentes del EI en Siria se retiraron a escondrijos en el desierto

Al Humayrah. Las tropas estadounidenses capturaron el jueves a un dirigente del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en un operativo en el norte de Siria, indicó la coalición liderada por Estados Unidos que lucha contra este grupo.

La coalición antiyihadista, que está desplegada en Siria e Irak, presentó al dirigente como un "experimentado fabricante de explosivos", además de uno de los principales líderes del EI en Siria.

Una responsable de la coalición dijo que se trata de Hani Ahmed Al-Kurdi, un exdirigente del EI en Raqa, exfeudo del grupo yihadista en el norte de Siria. Habitantes dijeron a la AFP que el hombre capturado llegó recientemente al pueblo desde Raqa, en el norte de Siria.

El operativo tuvo lugar en la localidad de Al Humaira, en la provincia de Alepo, a cuatro kilómetros de la frontera con Turquía. Según Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), “el hombre capturado es un responsable de primer plano del EI”.

"Dos helicópteros aterrizaron cerca del pueblo y hubo un intercambio de disparos entre las casas" de la localidad compuesta de unas treinta viviendas, tras lo cual el hombre fue detenido, detalló el responsable.

Según el comunicado de la coalición antiyihadista, la misión fue "planificada meticulosamente para minimizar el riesgo de daño colateral, particularmente cualquier perjuicio a civiles".

Varios helicópteros volaron hacia el pueblo de Al Humaira durante la noche, indicó un corresponsal de la AFP. La operación duró solo unos minutos, pero los helicópteros sobrevolaron después la región controlada por los grupos rebeldes leales a Turquía.

Cuando se fueron, "fuimos a la casa y encontramos a las mujeres con las manos atadas, y a los niños fuera. Las mujeres nos dijeron que las fuerzas (estadounidenses) se habían llevado a un joven llamado Fawaz", dijo a la AFP Mohamed Yussef, un habitante del pueblo.

Otros residentes dijeron que en la casa vivían seis mujeres, tres jóvenes y un anciano. Según testigos, tras la captura del llamado Fawas, los otros dos jóvenes fueron detenidos por un grupo de rebeldes sirios aliados a los soldados turcos.

Tras perder en el 2019 el último territorio bajo su control debido a la ofensiva de esta coalición, los remanentes del EI en Siria se retiraron a escondrijos en el desierto.

Desde estas posiciones prepararon emboscadas a las fuerzas kurdas o a las tropas del gobierno sirio y continuaron lanzando ataques sobre Irak.

El antiguo líder del grupo, Abu Ibrahim al Qurashi, murió a principios de febrero al detonar una bomba para evitar ser capturado durante una operación de Estados Unidos en el noroeste de Siria, indicó entonces la Casa Blanca.

El grupo prometió venganza y un portavoz alentó recientemente a sus seguidores a reanudar sus ataques en Europa aprovechando la "oportunidad" de que la atención del continente está puesta en la guerra en Ucrania.

La muerte de Al Qurashi fue el mayor revés para el EI desde que su más conocido predecesor, Abu Bakr al Baghdadi, fuera abatido en el 2019 por un comando estadounidense.

Por ahora se sabe poco del nuevo líder Abu Hasan al Hashemi al Qurashi, el tercero del grupo desde su nacimiento.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.