AFP. 26 septiembre, 2018
Manifestantes antigubernamentales se enfrentaron con la Policía durante una protesta, en Caracas, el 20 de marzo del 2014.

Naciones Unidas. Dirigentes gubernamentales de Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú enviaron este miércoles una carta a la fiscala de la Corte Penal Internacional (CPI) para que investigue al gobierno venezolano de Nicolás Maduro por presuntos crímenes de lesa humanidad.

Los cancilleres de los seis países hicieron una breve declaración a la prensa en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al margen de la Asamblea General, para anunciar el envío de la misiva y exigir a la CPI la inculpación de los responsables.

En Venezuela hay denuncias serias de "detenciones arbitrarias, asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, torturas, abusos sexuales, violaciones, atentados flagrantes contra el debido proceso" inclusive de algunos menores de edad, dijo el canciller argentino, Jorge Faurie.

Si estas denuncias se comprueban, "quedarían claramente configurados los crímenes de lesa humanidad", indicó.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, respaldó la iniciativa.

"Los mandatarios de estos seis países han dado hoy un paso histórico y sin precedentes en la historia de nuestra América, generando un hito fundamental en aras de la justicia, la rendición de cuentas, la no repetición y la reparación a las víctimas de la dictadura venezolana", afirmó Almagro en un comunicado.

La carta solicita a la fiscala de la CPI, Fatou Bensouda, que se investiguen los presuntos crímenes cometidos bajo el gobierno de Maduro desde el 12 de febrero del 2014 para “determinar si se debe acusar a una o varias personas”, precisó el canciller peruano, Néstor Popolizio.

Popolizio afirmó que la situación en Venezuela “continúa deteriorándose” y que se deben “buscar caminos para luchar contra la impunidad” en ese país.

El pedido a la CPI se basa en dos informes “sólidos y contundentes” sobre la violación de derechos humanos en Venezuela, uno de la Organización de Estados Americanos (OE) y otro del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, explicó el canciller de Chile, Roberto Ampuero.

“Encontrar soluciones para poner fin a la crisis en Venezuela está en el centro de las prioridades de Canadá (...) Hay un amplio y creciente cuerpo de evidencia de que el régimen de Maduro ha cometido grandes violaciones de los derechos humanos contra su propio pueblo”, sostuvo -por su lado- la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland.

“En un momento en que muchos países están dando su espalda al orden internacional basado en reglas y cuando la propia CPI está bajo ataque, es alentador ver y participar en un esfuerzo para referir los crímenes del régimen de Maduro a ese órgano para que inculpe” a los responsables, añadió.

En febrero, la Corte Penal Internacional puso en marcha investigaciones preliminares por “presuntos crímenes” en Venezuela durante manifestaciones contra Maduro que dejaron unos 125 muertos en el 2017.

La carta enviada el miércoles por los países miembros obliga a la CPI a acelerar esa investigación y a presentar sus conclusiones.