Política

Presidente de Filipinas amenaza con detener no vacunados que salgan en medio de restricciones

Inoculación contra la covid-19 es voluntaria en este país de más de 100 millones de habitantes.

Manila. El presidente filipino, Rodrigo Duterte, autorizó este jueves a detener a las personas no vacunadas que salgan de sus casas durante el actual periodo de restricciones impuestas para frenar los contagios de la variante ómicron del coronavirus.

Después de que el número de infecciones se triplicara en los dos últimos días en el archipiélago, trece millones de habitantes de Manila no vacunados tiene orden de permanecer en sus hogares. La misma regla rige en otras provincias y ciudades.

Las autoridades prevén que las infecciones sigan aumentando en los próximos días y alcancen su punto máximo a finales de mes. “Debido a que es una emergencia nacional, mi posición es que podemos detener” a las personas que no se han vacunado, afirmó Duterte en un mensaje.

“Ahora estoy dando órdenes (a los jefes de las localidades) para que busquen a las personas que no están vacunadas y les pidan u ordenen, si pueden, que se queden quietas”. “Si se niegan y salen de sus casas (...), se le puede retener. Y si se niegan, (el funcionario) está facultado para detener a los recalcitrantes”, añadió.

La vacunación contra el coronavirus es voluntaria en este país de más de 100 millones de habitantes, donde menos de la mitad de la población se ha inmunizado. En Filipinas, el coronavirus ha infectado a 2,9 millones de personas, de las cuales casi 52.000 murieron.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.