31 marzo
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (centro) y el presidente brasileño, Jair Bolsonaro (izquierda), momentos antes de la firma de acuerdos bilaterales en Jerusalén, el 31 de marzo de 2019.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (centro) y el presidente brasileño, Jair Bolsonaro (izquierda), momentos antes de la firma de acuerdos bilaterales en Jerusalén, el 31 de marzo de 2019.

Jerusalén. El presidente brasileño Jair Bolsonaro anunció el domingo en Jerusalén la apertura de una oficina diplomática en esa ciudad, durante una conferencia conjunta con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

La decisión, como parte de la visita de tres días que el jefe de Estado suramericano inició este domingo a Israel, ocurrió luego de la firma de media docena de acuerdos, bilaterales entre los cuales relativos a los temas de tecnología y defensa.

“Hemos tomado la decisión de crear aquí, en Jerusalén, una oficina diplomática dedicada a los asuntos económicos, de la ciencia, la tecnología y la innovación”, dijo Bolsonaro.

El gobernante, quien asumió el cargo a principios de este año, fue acogido por Benjamín Netanyahu –que suma casi 13 años en el poder y busca un quinto mandato en las elecciones legislativas del 9 de abril– en el aeropuerto internacional Ben Gurion, cerca de Tel Aviv.

“Les voy a contar un secreto”, manifestó Netanyahu en la conferencia de prensa conjunta. “Espero que este sea el primer paso hacia la apertura, cuando llegue el momento, una embajada de Brasil en Jerusalén”.

El jefe de Estado brasileño había anticipado que tardaría en tomar esa decisión debido a la segura irritación en los países árabes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “se tomó nueve meses para decidir” el traslado de la embajada estadounidense a la Ciudad Santa, alegó el jueves Bolsonaro.

Bolsonaro afianza relación con Israel

Según los analistas, el mandatario ultraderechista brasileño debe sopesar los riesgos de perder apoyo de la influyente bancada evangélica si aplaza el traslado de la sede diplomática, o perder mercados en los países árabes si cumple su promesa, enojando así a sus también poderosos aliados del mundo del agronegocio.

Brasil es el primer exportador mundial de carne halal.

Estrechando vínculos

“Estamos haciendo historia juntos” declaró Netanyahu. “Se abre una nueva era en las relaciones de nuestros dos países”, agregó.

A su vez, Bolsonaro aseguró que su “gobierno está firmemente determinado a reforzar la cooperación entre Brasil e Israel”. “La cooperación en áreas de seguridad y defensa es algo de gran interés para Brasil“, explicó.

Precisamente los seis acuerdos de cooperación suscritos la tarde del domingo en la oficina del primer ministro versan sobre defensa, seguridad y cooperación tecnológica, se informó.

”Brasil ha cambiado, las cuestiones ideológicas ya no son relevantes. Ahora queremos intensificar nuestro comercio con todos”, afirmó Bolsonaro, antes de la firma de los acuerdos.

En esa ocasión, los dos políticos confirmaron la alianza entre ambos gobiernos, en términos de política conservadora, economía, tecnología y cooperación agrícola. Netanyahu, saludó entonces una “nueva fraternidad” entre los dos países.

Israel considera toda la ciudad de Jerusalén como su capital indivisible, en tanto que los palestinos aspiran a que Jerusalén Este se convierta en la capital de su futuro Estado.

Para la mayor parte de la comunidad internacional, el estatuto de la Ciudad Santa tiene que negociarse entre las dos partes y las embajadas no tienen que instalarse allí mientras no se haya alcanzado un acuerdo.

Se espera que Bolsonaro acuda el lunes al Muro de los Lamentos en Jerusalén, junto a Netanyahu, una visita de carácter controvertido.

Hace algunos días, el secretario de Estado, Mike Pompeo, se convirtió en el primer funcionario estadounidense de alto nivel en visitar este lugar, ubicado en Jerusalén Este anexado por Israel.

Según observadores, podría interpretarse como un reconocimiento tácito de la soberanía de Israel sobre el lugar, uno de los lugares sagrados del judaísmo ubicado en el sector de la ciudad de mayoría palestina.

El conjunto en torno al Muro de los Lamentos es conocido como el Monte del Templo, el lugar más santo del judaísmo, y ahí se halla también la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar santo del islam detrás de La Meca y Medina.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (derecha), recibió al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en el aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (derecha), recibió al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en el aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv.

Del lado brasileño se busca con esta visita fortalecer las exportaciones, principalmente de soja y carne, y sellar acuerdos para el uso de tecnología israelí para la producción de agua potable para el semiárido noreste del país.

Bolsonaro, un excapitán del Ejército, busca además intensificar la cooperación militar para tener acceso a los sofisticados equipos de defensa israelí, según los analistas.