Organismos Internacionales

China quiere limitar a menos del 20% el uso de energías fósiles para el 2060

Según la ONU, más de 130 países se han fijado o planean establecer un objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a un nivel neto de cero antes del 2050

Pekín. China quiere limitar a menos del 20% el uso de energías fósiles para 2060, según un plan que incluye varios objetivos para lograr la neutralidad en emisiones de carbono, publicado este domingo por la agencia oficial de noticias Xinhua. El presidente chino, Xi Jinping, desea empezar a reducir las emisiones contaminantes de aquí al 2030 y alcanzar la neutralidad carbono 30 años después, según ha indicado.

El documento, publicado una semana antes de que empiece la cumbre mundial sobre el clima COP26, también incluye el objetivo de que para dentro de nueve años el 25% de la energía total consumida provenga de fuentes no fósiles y que las emisiones de dióxido de carbono producidas por unidad del producto interno bruto (PIB) deberán haber caído más de un 65% respecto a los niveles del 2005. Además, los generadores eólicos deberán alcanzar una capacidad instalada superior a los 1.200 millones de KW, según la agencia de prensa.

En abril, Xi Jinping afirmó que el país controlaría estrictamente sus proyectos de centrales eléctricas a base de carbón y que reduciría progresivamente el consumo de esa materia prima, una fuente de energía muy contaminante responsable del 60% de la producción eléctrica.

En setiembre, ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el presidente chino también se comprometió a dejar de construir centrales de carbón en el extranjero. Sin embargo, en medio de una fuerte escasez de electricidad causada por la subida del precio del carbón, del que el país es muy dependiente, China está aumentando un 6% su producción de carbón.

A principios de semana, la Comisión Nacional del Desarrollo y las Reformas (NDRC) indicó que el mes pasado se habían autorizado 53 minas, con el fin de incrementar la capacidad de producción en 220 millones de toneladas anuales.

Baréin aspira a la neutralidad de carbono para 2060

Baréin, por su parte, anunció que aspira a alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono para 2060, un día después de que Arabia Saudí hiciese el mismo anuncio, en vísperas de la cumbre internacional sobre el clima (COP26). El reino pondrá en pie “una economía circular del carbono” y compensará sus emisiones absorbiendo el carbono y plantando árboles, entre otras medidas.

Este país fue el primer país árabe del Golfo que produjo petróleo, en 1932, pero es el menos rico de las monarquías petroleras. El reino, que no es miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), no exporta crudo sino únicamente productos refinados. Produce 200.000 barriles diarios, responsables del 80% de sus ingresos.

Según la ONU, más de 130 países se han fijado o planean establecer un objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a un nivel neto de cero antes del 2050, un objetivo que el organismo internacional considera “imperativo” para preservar un clima habitable.