AFP. 7 julio, 2020
El presidente Jair Bolsonaro se ajustó una mascarilla antes de hablar con la prensa e informar de su contagio de coronavirus, este martes 7 de julio del 2020 en Brasilia.
El presidente Jair Bolsonaro se ajustó una mascarilla antes de hablar con la prensa e informar de su contagio de coronavirus, este martes 7 de julio del 2020 en Brasilia.

Brasilia y Miami. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este martes que dio positivo al nuevo coronavirus, pero que se encuentra “perfectamente bien”, con síntomas leves, y mantuvo su postura desafiante frente a la pandemia.

“Acaba de salir (el resultado del test) con resultado positivo”, anunció el mandatario de 65 años en una entrevista por televisión desde la residencia oficial en Brasilia, donde dijo estar tratándose con hidroxicloroquina y azitromicina.

Bolsonaro relató que empezó a sentirse mal el domingo y el lunes empeoró, sintiendo "cansancio, indisposición y fiebre de 38 grados", por los que sus médicos le recomendaron practicarse el examen.

El mandatario ultraderechista ha minimizado la enfermedad desde el inicio de la pandemia y ha participado en varios eventos públicos sin usar mascarilla, además de criticar las medidas de aislamiento social implementadas en varios estados debido a su impacto económico.

(Video) Bolsonaro dio positivo al nuevo coronavirus

“Soy el presidente (...) Me gusta estar en medio de la gente y teniendo en vista ese contacto intenso, pensé que ya lo podría haber contraído en el pasado, sin percibirlo”, afirmó Bolsonaro, al comentar que el resultado no le sorprendió.

"Estoy bien, tranquilo", afirmó dando varios pasos atrás y quitándose la mascarilla para mostrar su rostro ante las cámaras.

Según el último balance oficial, 1,6 millones de personas se contaminaron y 65.487 murieron de covid-19 en Brasil, aunque especialistas estiman que el número real de casos podría ser hasta diez veces superior y la cifra de muertos, el doble.

Ahora se cuidará

“La vida continúa. Vamos a cuidarnos, especialmente los más ancianos y quienes tienen alguna enfermedad que sea un factor de riesgo”, instó, pero reiteró que los “efectos colaterales” del combate al virus no pueden ser “peores” que la propia enfermedad, en referencia a los daños a la economía por frenar la crisis sanitaria.

En los últimos días, Bolsonaro vetó varios artículos de la ley sobre el uso de mascarillas en lugares públicos para enfrentar la pandemia en Brasil, segundo país en número de muertos y de casos confirmados, después de Estados Unidos.

Brasil no desplegó una estrategia unificada ante la pandemia y la respuesta estuvo marcada por un enfrentamiento entre el Gobierno Federal y las autoridades regionales, así como por la caída de dos ministros de Salud por divergencias con el presidente en relación al manejo de la crisis.

Uno de los puntos de divergencia fue la adopción en Brasil de protocolos sanitarios que recomiendan el uso del antipalúdico cloroquina e hidroxicloroquina para tratar la covid-19 desde fases leves, una receta que divide a la comunidad científica y ha sido objeto de controversia mundial.

En un Brasil altamente polarizado, la expectativa ante el resultado del test del primer mandatario inundó las redes sociales con publicaciones en contra y a favor del presidente, y las etiquetas “#FuerzaCorona” y “#FuerzaBolsonaro” figuraban entre los asuntos más comentados en Twitter.

Bolsonaro ya se hizo anteriormente tres pruebas para detectar el coronavirus. En mayo, fue obligado por la Corte Suprema a entregar los resultados, que dieron negativo.

El mandatario también ha sido criticado por sus respuestas ante el aumento creciente de víctimas.

Cuando el país superaba el umbral de los 5.000 decesos, Bolsonaro reaccionó: “¿Y qué? Lo siento. ¿Qué quiere que haga? Soy Mesías (su segundo nombre), pero no hago milagros”.

El presidente Jair Bolsonaro saludó a sus simpatizantes -el 24 de mayo del 2020- frente al palacio del Planalto (sede del Gobierno) en Brasilia.
El presidente Jair Bolsonaro saludó a sus simpatizantes -el 24 de mayo del 2020- frente al palacio del Planalto (sede del Gobierno) en Brasilia.

Bolsonaro ya se hizo anteriormente tres pruebas para detectar el coronavirus. En mayo, fue obligado por la Corte Suprema a entregar los resultados, que dieron negativo.

El sábado sobrevoló las áreas afectadas por un ciclón que dejó una docena de muertos en el estado de Santa Catarina (sur). Por la tarde publicó fotos en las redes sociales en las que se lo ve con el rostro descubierto junto a varios ministros y al embajador de Washington en Brasilia, durante un almuerzo de celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos.

Contención del coronavirus

Poco después de conocerse el contagio del mandatario, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió el martes a Brasil fortalecer las medidas para contener el virus, al tiempo que deseó a Bolsonaro una “pronta recuperación”.

“La OPS quisiera desearle al presidente una pronta recuperación”, manifestó en rueda de prensa Marcos Espinal, director de Enfermedades Transmisibles de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Soy el presidente (...) Me gusta estar en medio de la gente y teniendo en vista ese contacto intenso..” Presidente Jair Bolsonaro

Espinal destacó que el hecho de que Bolsonaro haya dado positivo en el examen de diagnóstico muestra que el virus “no respeta razas, ni personas poderosas”, y evocó los contagios del primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, y del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ambos ya recuperados.

"Por lo tanto, es importante que, independientemente de si el presidente está afectado, el país continúe fortaleciendo las medidas. Aquí hay un ejemplo de que todavía no estamos controlando este virus por completo", agregó con respecto a Brasil.

Espinal enfatizó que el paquete de medidas de mitigación recomendado por la OPS, que incluye pautas de distanciamiento físico entre las personas, uso de tapabocas y lavado constante de manos, "ha demostrado que funciona".

(Video) Bolsonaro se somete a test por sospecha de coronavirus

La directora de la OPS, Carissa Etienne, resaltó que actualmente Brasil representa cerca de una cuarta parte de los nuevos casos en el continente americano, actual epicentro de la pandemia, con Estados Unidos como el país más afectado del mundo.

“Hace dos meses, Estados Unidos representaba el 75% de los casos de covid-19 en nuestra región. La semana pasada, Estados Unidos reportó menos de la mitad de los casos en la región, mientras que América Latina y el Caribe registraron más del 50% de los casos, y solo Brasil dio cuenta de alrededor de una cuarta parte de ellos”, puntualizó.