Desastres Naturales

Países reconocen necesidad de implementar medidas para combatir cambio climático

Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido y la Unión Europea se pronunciaron sobre el informe divulgado este lunes por la IPCC

Redacción. Diversos países reconocieron este lunes la necesidad de implementar diversas medidas para combatir el cambio climático, luego de que se publicara un informe sobre la rapidez con la que avanza el calentamiento global.

La publicación, aprobada por 195 países, lleva años elaborándose y pone en evidencia la indecisión de los gobiernos ante la creciente evidencia de que esta problemática ambiental constituye una amenaza existencial.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, aseguró que la humanidad no puede retrasar más la adopción de medidas “ambiciosas” contra el cambio climático.

"Este momento requiere que los líderes mundiales, el sector privado y los individuos actúen juntos con urgencia y hagan todo lo necesario para proteger nuestro planeta", dijo Blinken en un comunicado.

"No podemos retrasar más una acción climática ambiciosa", añadió.

Para el 2030, aproximadamente 10 años antes de lo estimado, se puede alcanzar el umbral de +1,5 ºC respecto a la era preindustrial, con riesgos de desastres “sin precedentes” para la humanidad, según el primer informe de evaluación del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC).

Con solo 1,1 grados centígrados de calentamiento hasta el momento, una cascada ininterrumpida de desastres meteorológicos mortales, potenciados por el cambio climático, han barrido el mundo este verano, desde olas de calor que derriten el asfalto en Canadá hasta indómitos incendios forestales que arrasan Grecia y California.

Cambio a fuentes de energía renovable

Por su parte Reino Unido, que acogerá en noviembre la conferencia climática COP26, considera que el informe de los expertos de la ONU es una “advertencia severa” sobre el impacto de la actividad humana en el planeta y un llamado a la acción.

El documento de evaluación que se trabaja desde hace siete años afirma que los humanos son “indiscutiblemente” responsables del cambio climático y que no tienen más remedio que reducir drásticamente las emisiones de gases del efecto invernadero si quieren limitar el daño.

Esta impactante observación constituye una “severa advertencia de científicos de todo el mundo”, indicó el gobierno británico en un comunicado, preocupado por el “ritmo alarmante” al que “la actividad humana está dañando el planeta”.

“Espero que el informe del IPCC (...) sea una señal de atención para que el mundo actúe ahora, antes de que nos reunamos en Glasgow en noviembre para la crucial cumbre COP26”, afirmó el primer ministro, Boris Johnson.

Según el líder conservador, “la próxima década será decisiva para el futuro de nuestro planeta”.

“Sabemos lo que hay que hacer para limitar el calentamiento global: relegar el carbón al olvido y cambiar a fuentes de energía renovables, proteger la naturaleza y financiar el clima”, agregó Johnson.

A ese pensar se sumó Francia, que detalló que reducir las emisiones de gas de efecto invernadero es un “desafío inmenso” que implica salir “en una década de una civilización basada en las energías fósiles”.

Frente al calentamiento, “la línea es clara: aplicar plenamente y en todos lados el Acuerdo de París”, aseveró la ministra francesa de Transición Ecológica, Barbara Pompili, en un comunicado.

Este informe “nos recuerda con razón, una vez más, la urgencia real de tomar todas las medidas necesarias para aplicar plenamente el acuerdo de París (...) para limitar el calentamiento global y sus consecuencias”, añadió el ministro de Relaciones Exteriores, Jean– Yves Le Drian.

Alemania, en tanto, afirmó que “se acaba el tiempo” para “salvar el planeta” ante la amenaza del calentamiento global.

“El informe del IPCC presentado hoy (lunes) nos recuerda una vez más que se está acabando el tiempo para salvar el planeta tal como lo conocemos”, manifestó la ministra de Medio Ambiente, Svenja Schulze, en un comunicado.

Finalmente, el vicepresidente de la Comisión Europea, el holandés Frans Timmermans, consideró que el informe muestra “la extrema urgencia de actuar ahora” y recalcó que “no es demasiado tarde para frenar la tendencia” del calentamiento global.

“No es demasiado tarde para frenar la tendencia y evitar una espiral incontrolable de cambio climático, siempre que actuemos con determinación ahora y todos juntos”, declaró en un tuit Timmermans, encargado del Pacto Verde Europeo.

En noviembre, la COP26 “será el momento en que el mundo diga ‘¡Basta!’”, agregó.