Conflictos

Operación policial en favela de Río de Janeiro deja 24 muertos

Incursión policial en Vila Cruzeiro se convirtió en la segunda más letal de la historia de Río, solamente superada por la realizada hace un año en Jacarezinho, que fue la más sangrienta con 28 fallecidos

Río de Janeiro. El número de muertos durante una incursión policial contra el narcotráfico en una favela de Rio de Janeiro el martes subió a 24 este miércoles, mientras sus responsables fueron felicitados por el presidente Jair Bolsonaro por haber “neutralizado” a los sospechosos.

Según el último balance de la secretaría de Salud de Río, dos supuestos criminales que estaban internados fallecieron en la madrugada del miércoles, mientras que otras cuatro personas continúan ingresadas, una de ellas en estado grave, como consecuencia de la operación en Vila Cruzeiro, un barrio pobre en la zona norte de Rio.

Bolsonaro felicitó a los “guerreros” de la policía que “neutralizaron a al menos 20 delincuentes ligados al narcotráfico en enfrentamiento, tras haber sido atacados a tiros durante una operación”, en un tuit publicado en la noche del martes.

“Para tener idea del grado de violencia de los criminales, parte de los blancos de la operación fueron responsables de los asesinatos de 13 agentes de seguridad en el 2022 (...). ‘Especialistas’ omiten esas informaciones para demonizar a aquellos que arriesgan su vida por nosotros”, defendió Bolsonaro.

Fuerzas del orden entraron el martes en la favela para capturar líderes de la banda narcotraficante “Comando Vermelho” (comando rojo), escondidos en el barrio, según la Policía Militar de Río. La incursión policial, que se extendió 12 horas, generó fuertes tiroteos y provocó el cierre de escuelas y otros servicios públicos.

Con al menos 24 fallecidos —23 sospechosos y una vecina víctima de bala perdida—, se convirtió en la segunda más letal de la historia de Río, un año después de la más sangrienta, con 28 muertos en la favela de Jacarezinho. La policía incautó más de una tonelada de estupefacientes, compuesta por dosis de cocaína, marihuana, crack y otras drogas, informó la fuerza. Además requisaron 13 fusiles, 20 granadas, 5 pistolas y municiones. Ningún sospechoso fue capturado.

El Ministerio Público Federal anunció el martes la apertura de una investigación sobre la “conducta” y “eventuales violaciones” por parte de agentes policiales que participaron en la operación. Asociaciones de vecinos y organizaciones de derechos humanos han denunciado a menudo supuestas ejecuciones extrajudiciales durante este tipo de operaciones, que quedan casi siempre impunes.

Bolsonaro dijo en Twitter que lamentaba la “víctima inocente” y criticó a la prensa por supuestamente “exentar al criminal de cualquier responsabilidad”. En el 2021, 1.356 personas murieron a manos de las fuerzas policiales en el estado de Río —una de las que más mata y muere en enfrentamientos en Brasil—, de acuerdo con el proyecto Monitor da Violencia.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.