23 septiembre, 2017
En una pantalla de televisión, en una estación ferroviaria de Seúl, se ofrecía información sobre el disparo del último misil norcoreano, el viernes 15 de setiembre del 2017.
En una pantalla de televisión, en una estación ferroviaria de Seúl, se ofrecía información sobre el disparo del último misil norcoreano, el viernes 15 de setiembre del 2017.

Pekín

Un sismo poco profundo de magnitud 3,5 se registró este sábado en Corea del Norte lo que suscitó inquietud sobre un nuevo ensayo nuclear de Pionyang pero que, según expertos, sería una posible réplica sísmica del temblor que provocó el ensayo nuclear del 3 de setiembre.

El temblor se produjo cuando la comunidad internacional teme un nuevo ensayo nuclear norcoreano, en un contexto de retórica belicista cada vez más agria entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el gobernante norcoreano, Kim Jong-un.

Según la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE), un organismo de referencia a cargo de detectar los ensayos en el mundo, el sismo parece ser una réplica del ensayo del 3 de setiembre.

"La hipótesis más probable en estos momentos es que se trata de una consecuencia del acontecimiento precedente, que fue de una amplitud importante y que puede aún tener repercusiones en una zona de fractura (telúrica)", declaró Lassina Zerbo, jefe del organismo.

El Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS) indicó que el epicentro del sismo se registró a unos 20 km de un centro de ensayos nucleares norcoreano, en donde el régimen hizo detonar a principios de mes su sexto y más potente artefacto nuclear, que reivindicó como una bomba de hidrógeno que puede ser lanzada en un misil.

"El evento se produjo en el área en donde se llevó a cabo un ensayo nuclear. No podemos confirmar de momento la naturaleza (natural o humana) del evento. La profundidad fue estimada por los sismólogos en 5 km", dijo el USGS en un comunicado.

Los expertos sismológicos surcoreanos del KMA de Seúl consideraron el sismo como "un terremoto natural".

"No hay posibilidad que esto pueda ser un sismo artificial", dijo la agencia Yonhap citando a un responsable del KMA.

El servicio sísmico chino CENC infiormó de un sismo de magnitud 3,4, subrayando que su epicentro era prácticamente el mismo que el del temblor del 3 de setiembre.

Tras hablar en un primer momento la posibilidad de una explosión", el CENC concluyó en la eventualidad de un origen "natural", según la agencia oficial Xinhua.

El último ensayo nuclear del Norte, el 3 de setiembre, fue la detonación de un artefacto más fuerte a la que procedió el régimen, que provocó un fuerte temblor de magnitud 6,3 que se sintió hasta en China.

Etiquetado como: