Política Económica

Tributación rastreará 20.000 bienes y servicios para atacar la evasión

A partir del próximo 1. ° de diciembre 550.000 contribuyentes están obligados a poner en sus facturas electrónicas el código Cabys. Fisco conocerá qué se vende y la actividad en la que opera la persona o la empresa mediante nuevo sistema.

El 92% de los contribuyentes inscritos en el Ministerio de Hacienda están obligados a incorporar en sus facturas electrónicas, a partir del próximo 1. ° de diciembre, un código de 13 dígitos en cada uno de los 20.291 bienes y servicios comercializados.

El nuevo sistema conocido como Catálogo de bienes y servicios (Cabys) permitirá a la Dirección General de Tributación rastrear cada una de las ventas que se efectúen en el territorio nacional para combatir la evasión fiscal, elevar la recaudación de impuestos y fiscalizar la tramitación de exoneraciones fiscales.

Además, el fisco podrá conocer la actividad económica de los 550.000 contribuyentes, que hoy presentan factura electrónica, y la tarifa del impuestos sobre el valor agregado (IVA) cobrada a sus clientes.

De la medida quedan exentos los contribuyentes que están bajo el régimen simplificado.

“Nos sirve para saber qué vende una persona, para saber si es una producto de canasta básica o no, o un servicio que tiene tarifa reducida (del IVA); y para ver si hay una correspondencia adecuada en el producto que se vende y la tarifa cobrada”, explicó Carlos Vargas, director de Tributación.

El funcionario enfatizó que la implementación del Cabys permitirá al fisco elevar las herramientas de fiscalización de las personas y empresas; y de sus obligaciones tributarias.

“El Cabys nos ayudará a mejorar la gestión y la recaudación de impuestos”, reconoció Vargas.

El Ministerio de Hacienda también tendrá la facultad de revisar los incentivos fiscales de los contribuyentes que actualmente gozan de exoneraciones tributarias, pues también deben cumplir con el catálogo Cabys.

“A la Administración se le facilitará muchísimo el control y seguimiento de lo adquirido por la empresa solicitante de la exoneración y ver si realmente es el beneficio que debe disfrutar”, dijo el Director de Tributación.

Vargas agregó que no solo habrá control, pues el sistema permite a Tributación guiar de una manera más adecuada al contribuyente si en su registro impositivo hubo algún error.

Origen de medida

La implementación del catálogo Cabys en los comprobantes electrónicos se habilitó en julio del 2019.

Sin embargo, fue en mayo pasado que Tributación informó a todos los contribuyentes la obligación de incorporar su respectivo código según el bien o servicios vendido.

El número de 13 dígitos debe incluirse en la factura electrónica entre contribuyentes, de exportación, de compra, en el tiquete de compra del consumidor final y en las notas de crédito y débito.

El Ministerio de Hacienda no validará la factura emitida por una persona o empresa, a partir del 1. ° de diciembre, si carece del respectivo código.

Además, el contribuyente se expone a una sanción de hasta ¢893.000 por incumplir la orden de Tributación.

El sistema Cabys también será utilizado por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) para el cálculo, análisis y creación de estadísticas nacionales.

Más tiempo

En setiembre pasado, la Cámara de Comercio envió una carta a Elian Villegas, ministro de Hacienda, y solicitó posponer por un plazo de seis meses la aplicación de los códigos Cabys.

La organización fundamentó su petición en que la situación generada por la pandemia sanitaria obliga a las empresas a efectuar cambios en sus sistemas de facturación, lo cual genera gastos adicionales y destinar personal.

Pero la realidad de muchas compañías es que trabajan con la mitad del personal o redujeron la jornada a muchas personas, dijo Alonso Elizondo, director ejecutivo de la Cámara de Comercio.

“La empresas más grandes podrán cumplir con el Cabys; pero el problema será con las compañías pequeñas y medianas debido a la complejidad que implica. Lo que se pretende es muy importante, pero implica mucho trabajo para empresas que no tienen capacidad hoy por la situación económica”, afirmó Elizondo.

El vocero destacó que para diciembre muchísimas empresas no estarán preparadas para la incorporación del Cabys en las facturas electrónicas.

Por su parte, Mario Montero, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia), confirmó que algunas empresas han reportado problemas al momento de utilizar el catálogo Cabys.

“En la industria alimentaria hay mil cantidad de productos diferentes, mil variaciones distintas de una misma categoría de una materia prima. Cuando los descriptores técnicos del sector no coinciden con los de Hacienda, hay dificultad para usar la plataforma” explicó Montero.

Otro de los riesgos, afirmó el vocero, es que las empresas cataloguen sus insumos y productos en categorías que no corresponden y terminen pagando más impuestos de la cuenta o menos, por un error involuntario, y luego tengan problemas en el futuro.

El vocero de Cacia añadió que Hacienda tampoco responde con celeridad las consultas enviadas por muchos contribuyentes.

El Director de Tributación reconoció que la petición hecha por el sector empresarial está aún en análisis. Por lo cual la entrada en vigencia de los códigos Cabys se mantiene para diciembre próximo.

Vargas destacó que el tiempo para incorporar los códigos en las facturas ha sido amplio, para que los contribuyentes se ajuste a la transformación implementada.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.