Política Económica

Rodrigo Cubero da al próximo Gobierno un consejo para lidiar con efectos del alto costo de los productos

Banco Mundial estima que los precios de los productos básicos se mantendrán en niveles históricamente altos hasta fines del 2024, así que el presidente saliente del BCCR considera necesaria una medida

El presidente saliente del Banco Central, Rodrigo Cubero, considera importante otorgar transferencias sociales a las familias más pobres debido a que se espera que el aumento en los productos básicos, especialmente los alimentos, se mantenga alto por más tiempo.

“Creo que es importante que las próximas autoridades económicas consideren seriamente la posibilidad de fortalecer las transferencias sociales a los hogares más pobres porque me parece que este fenómeno de la inflación global que Costa Rica está importando va a golpear más fuertemente a los hogares más pobres”, indicó Cubero, en una entrevista, este 2 de mayo.

“Sin duda, me parece que debería ser una de las prioridades de política económica en la siguiente administración. Ojalá que la respuesta no sea por el lado de medidas de naturaleza regresiva o ineficiente como son los subsidios a los combustibles”, añadió el presidente.

El Banco Mundial publicó el 26 de abril su informe de Perspectivas de los Mercados de Productos Básicos en el cual explica que la guerra en Ucrania ha causado una gran conmoción en los mercados de productos básicos, alterando los patrones mundiales de comercio, producción y consumo de forma tal que los precios se mantendrán en niveles históricamente altos hasta fines del 2024.

“En conjunto, esto representa la mayor crisis de productos básicos que hemos experimentado desde la década de 1970. Como ocurrió entonces, la crisis se ve agravada por el aumento de las restricciones al comercio de alimentos, combustibles y fertilizantes”, dijo Indermit Gill, vicepresidente de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del Banco Mundial, en un comunicado difundido por la entidad.

El ministro de Hacienda, Elian Villegas, había informado, en marzo pasado, de que un grupo de funcionarios nombrados por el presidente de la República, Carlos Alvarado, evaluaban medidas para atender los nuevos problemas económicos que ha traído la guerra en Ucrania, tales como los aumentos en los precios de los alimentos.

Consultado sobre si en el Gobierno se ha evaluado algún tipo de ayuda económica, una subvención, a las familias en pobreza en caso de que los precios de los alimentos se mantengan altos a raíz de la guerra en Ucrania, el Ministro había respondido que es parte de las medidas que están estudiando; no obstante, al actual Gobierno ya le queda solo esta semana en funciones.

El Banco Mundial indica en su informe que los formuladores de políticas pueden mitigar mejor el impacto de los precios más altos en los hogares de bajos ingresos por medio de medidas específicas, incluidas las transferencias de efectivo.

Según el Banco Mundial, se espera que los precios de la energía aumenten más del 50% en 2022 antes de atenuarse en 2023 y 2024, y los precios de los no energéticos, incluidos los de los productos agrícolas y los metales, aumenten casi 20% en 2022 y también se moderarán en los años siguientes.

“No obstante, según las proyecciones, los precios de los productos básicos se mantendrán muy por encima del promedio quinquenal más reciente. En caso de que se prolongue la guerra o se apliquen sanciones adicionales a Rusia, los precios podrían subir aún más y mostrar más volatilidad de lo que se prevé en la actualidad”, explicó el Banco en el comunicado.

Cubero añadió que hay mucha incertidumbre, en este momento, sobre la duración y magnitud del conflicto en Ucrania y ya se desvanecieron las expectativas de que se pudiera resolver muy rápidamente por la vía diplomática, lo cual indica que sus efectos pueden permanecer por más tiempo.

De esta forma los precios seguirían subiendo como hasta mayo o junio de este año y se mantendrían en un nivel alto. Como la inflación se mide como la tasa de cambio de los niveles de precios iría convergiendo a la baja, pero el nivel se mantendría alto.

Esta situación también tiene efectos sobre el mercado cambiario. “Ciertamente se mantendría un nivel alto (de los precios) y ese nivel alto implicaría (también) que Costa Rica va a tener que seguir sacando una parte importante de su acopio de divisas para poder pagar la factura petrolera y la factura de importación de muchas materias primas”, explicó el jerarca del Banco Central.

Patricia Leitón

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.