Óscar Rodríguez. 2 septiembre
La inscripción de productores agropecuarios se inicia este mes de setiembre y se extenderá hasta enero del 2020. Foto: Rafael Pacheco
La inscripción de productores agropecuarios se inicia este mes de setiembre y se extenderá hasta enero del 2020. Foto: Rafael Pacheco

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) inició el proceso de registro único de productores agropecuarios que deseen obtener beneficios impositivos establecidos en la reforma fiscal.

“El proceso de Registro Único de Productores Agropecuarios inicia este lunes dos de setiembre y finalizará el viernes 31 de enero de 2020, para lo que el interesado en inscribirse debe presentarse a las Agencias de Extensión”, detalló el MAG, en un comunicado de prensa.

El productor o empresa debe anotarse en el MAG y en el Ministerio de Hacienda si desea recibir la exención del impuesto sobre el valor agregado (IVA) en arrendamientos, y la tarifa reducida del 1%, en este mismo tributo, para compra de insumos agropecuarios.

En este mes se registran las personas o empresas cuya cédula de identidad y cédula jurídica finalicen en 1 y 2. En octubre aquellas que terminen en 3 y 4; en noviembre las que finalicen en 5 y 6.

En diciembre las que terminan en 7 y 8; y, en enero del próximo año, aquellas cédulas que finalicen en 9 y 0, detalló la entidad.

Para la inscripción, el interesado debe presentar la cédula y el certificado literal de la propiedad.

“Estos documentos no deben entregarse, solo se presentan. Con base en ellos, el funcionario o funcionaria del MAG anota la información requerida e imprime un documento denominado Declaración jurada ante funcionario público, el cual debe ser firmado por el productor, productora o representante legal de la empresa interesada en la inscripción”, explicó el Ministerio, en el comunicado.

El registro como persona o empresa agroproductora se renovará cada dos años.

En el MAG deben registrarse quienes no estén apuntados en el registro Pympa (Pequeños y medianos productores agropecuarios), en el de Certificados Veterinarios de Operación (CVO) del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa); o en el de Exportadores, que administra el Servicio Fitosanitario del Estado.