Política Económica

Estimaciones del déficit del Gobierno bajan para 2021 y 2022

Una mejora fiscal que se registra este año, mayor a la esperada, y un incremento de la producción, por encima de lo previsto, permitieron a las autoridades económicas ajustar proyecciones

Las autoridades económicas de Costa Rica redujeron la estimación del déficit del Gobierno Central para este y el próximo año, ante una mejora fiscal que se registra este 2021, mayor a la esperada, y un incremento de la producción por encima de lo previsto.

En enero pasado se había anunciado un déficit financiero (exceso de gastos totales sobre ingresos totales) equivalente a 7% de la producción interna bruta (PIB) para el 2021, y de 5,9% del PIB para el 2022.

No obstante, este 30 de julio el Banco Central anunció, como parte de la revisión del Programa Macroeconómico 2021 y 2022, una estimación para el déficit financiero de 6,2% del PIB y 5% del PIB, respectivamente.

Respecto a la producción, el Banco Central aumentó el incremento previsto de 2,9% a 3,9% para este año, y de 3,6% a 3,7% para el 2022.

También, en el balance primario, que es importante para lograr doblar la curva del endeudamiento del Gobierno, hay una mejora. En enero se habían estimado déficits primarios de -1,7% del PIB y -1,3% del PIB para el 2021 y 2022, respectivamente. Las nuevas estimaciones son: -1,2% del PIB para el 2021 y un superávit de 0,2%, en el 2022.

En el primer semestre de este año se alcanzó un déficit financiero de 2% de la producción y un superávit primario (excluye el pago de intereses del gasto) de 0,5%.

El presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, explicó, en conferencia de prensa, que los datos de déficit están influidos este año por dos factores: el periodo fiscal especial de 15 meses del impuesto sobre la renta, del cual se efectuó el pago en marzo del 2021, y la incorporación de los ingresos y los gastos de los órganos desconcentrados al presupuesto del Gobierno Central, lo cual dificulta la comparación.

Por ello, el Banco Central hizo un ejercicio para poder comparar “papas con papas” en el cual resta dichos efectos.

Con esos ajustes, los ingresos del Gobierno aumentaron en el primer semestre 12,6% (sin los ajustes subía un 36,3%) y los gastos totales bajan 3,5% restando los efectos (sin los ajustes subió 5,9%) y el gasto primario (excluyendo intereses) baja 7,1% (sin ajustes subió 4%).

“Los resultados fiscales han sido significativamente mejor a los previsto”, dijo Cubero.

Con estos ajustes el déficit financiero del Gobierno Central con ajustes es de 2,2% de la producción, en lugar de 2%, y el superávit primario de 0,2%, en lugar de 0,4%.

“Si bien es cierto los resultados no son tan buenos, sí tenemos una mejora muy significativa, comparando papas con papas”, manifestó el presidente de dijo Cubero.

El mensaje central, dijo Cubero, es que se han tenido buenos resultados y se deben en parte a los rendimientos de la Ley 9635, Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, de la cual los beneficios ya se están empezando a ver en un repunte fuerte en los ingresos tributarios, en la caída en los gastos y, también, las autoridades han hecho un esfuerzo por ir más allá de la regla fiscal.

Estos nuevos resultados permitirán que la deuda pública del Gobierno comience a bajar en el 2023 cuando alcance 72,4% siempre y cuando se apruebe el ajuste fiscal adicional acordado con el FMI.

En la estimación anterior, el punto de inflexión se alcanzaba en ese año, pero con una deuda de 76% de la producción.

Al respecto, el economista José Luis Arce, comentó que el hecho de que se retrase la implementación del ajuste relacionado con las medidas tributarias y de eliminación de exoneraciones conducirá a cifras fiscales menos optimistas y sobre todo más financiamiento interno y, por lo tanto, un proceso de ajuste más lento.

Arce es optimista respecto a la aprobación del proyecto de empleo público, lo cual contribuirá al ajuste del 2022, pero no lo es tanto en relación con el resto de la agenda acordada con el Fondo, la cual incluye también un proyecto de ley de renta global, entre otros.

“Soy menos optimista en el 2022, pues me parece que el proceso de ajuste se pausará por el proceso electoral y la demora del Gobierno por avanzar en el resto de la agenda del ajuste, posiblemente esperando el avance de empleo público y sobre todo para evitar el costo político de las otras reformas”, comentó.

Patricia Leitón

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).