Óscar Rodríguez. 19 diciembre, 2018
Gonzalo Delgado (frente a micrófonos), presidente de la Uccaep. Le acompañan Elías Soley (derecha), vicepresidente de la organización; Álvaro Sáenz, vicepresidente de la entidad; y Fabio Masís, director ejecutivo de la Unión de Cámaras. Foto: Óscar Rodríguez

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) hizo un llamado al Gobierno para concretar la agenda de proyectos para impulsar la reactivación económica de Costa Rica en el 2019.

Los principales líderes empresariales del país insistieron en que el próximo año no será “boyante“, sino de acomodo, debido a la aplicación de la reforma fiscal recientemente aprobada en la Asamblea Legislativa.

Gonzalo Delgado, presidente de la Uccaep, explicó que el primer semestre del año será de cautela y el segundo de la aplicación de los cambios tributarios de la nueva Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

“Si se logra avanzar en los proyectos de fondo sobre reactivación económica se podrán desarrollar nuevas inversiones de proyectos productivos“, destacó Delgado.

En específico, esperan que la reactivación comience en sectores como la construcción y el agrícola.

La entidad empresarial recalcó que es urgente mejorar la competitividad mediante la aprobación de iniciativas legales como la educación dual y el impulso al teletrabajo.

“Consideramos necesaria la empleabilidad de los jóvenes. El desempleo juvenil alcanza tasas de hasta el 27%. Es vital la generación de productividad e inversión mediante el proyecto de educación y formación dual“, destacó el presidente de la Uccaep.

Sobre el teletrabajo, se destacó que es el paso adecuado para facilitar las labores a los empleados y los patronos.

Cambios en sector público

Los dirigentes de la Unión de Cámaras también consideraron prioritario avanzar en reformas estructurales del Estado costarricense, tras la aprobación, este año, de la reforma fiscal.

La prioridad para la entidad es la aprobación de la Ley de Empleo Público.

Álvaro Sáenz, vicepresidente de la Uccaep, recalcó que la iniciativa debe promover la unificación de los sistemas de empleo del sector público, en vez de que cada institución pública cuente con su propio régimen.

“El proyecto debe generar una verdadera rendición de cuentas que recompense al trabajador bueno y castigue al malo. Tal como ocurre en el sector privado“, recalcó Sáenz.

La reforma al Código Procesal Laboral también fue señalada como una urgencia para cerrar los portillos legales que salieron a la luz durante la reciente huelga del Magisterio Nacional.