Jéssica I. Montero Soto. 5 diciembre, 2020
En febrero 2020, Lala producía en Costa Rica un millón de litros de leche mensuales y 30.000 kilos de mantequilla. Foto: Nina Cordero
En febrero 2020, Lala producía en Costa Rica un millón de litros de leche mensuales y 30.000 kilos de mantequilla. Foto: Nina Cordero

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) anunció este 5 de diciembre que solicitará a Grupo Lala un retraso en la fecha de su cese de sus operaciones en Costa Rica. Esa sería la primera medida para paliar los efectos de la salida del gigante regional sobre al menos 70 productores de leche nacionales.

La empresa de capital mexicano anunció el 1.° de diciembre que aplicará un cierre definitivo de sus actividades en el país, a partir del viernes 11 de diciembre, para enfocarse en sus mercados clave en Centroamérica: Nicaragua y Guatemala.

Aunque la marca llegó al país en 2016, la operación de Lala se presentó al mercado local el 16 de enero de 2019, en alianza estratégica con la Cámara Nacional de Productores de Leche y de la Cooperativa Agropecuaria Regional de Productores de Leche R.L. (Coopeleche), como proveedores, y Florida Ice & Co (Fifco) en la distribución. La firma completó una inversión inicial de $20 millones para operar en Costa Rica.

Su oferta comenzó con leche fluida, y pronto pasó a incluir helados y otras categorías de producto. Sin embargo, ya en febrero 2020, los voceros de la empresa habían dicho a El Financiero que su arribo a Costa Rica había sido “más difícil de lo previsto”.

Negociación

El ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado Rivera; el presidente ejecutivo del Consejo Nacional de Producción (CNP), Rogis Bermúdez Cascante; y directivos de Coopeleche, informaron el 5 de diciembre de que han sostenido reuniones para establecer una hoja de ruta y una serie de medidas para mitigar el impacto generado por la salida de la empresa Lala de Costa Rica.

Mediante un comunicado de prensa, el MAG afirmó que el primer paso será “gestionar un acercamiento con directivos de la compañía multinacional, para procurar una postergación de la fecha de cese de operaciones anunciada por la empresa, ya que se considera un plazo muy corto, lo que dificulta la colocación de la producción de unos 70 lecheros, asociados a Coopeleche”.

Sin embargo, Ana María Orozco, gerente general de Grupo Lala para Centroamérica, había explicado a medios que la decisión es el resultado de un extenso análisis.

Además, el cierre ya fue comunicado a los públicos de interés o stakeholders globales de la compañía y a las autoridades de México, mediante un hecho relevante emitido el martes 1.° de diciembre en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), con cálculos sobre los efectos proyectados sobre las finanzas del grupo.

Las otras medidas de rescate que están evaluando las autoridades locales son:

-Posibilidad de que Coopeleche se convierta en proveedora del Programa de Abastecimiento Institucional, PAI, del Consejo Nacional de Producción

-La consolidación de líneas de productos lácteos en las que la planta es más eficiente

Rogis Bermúdez, presidente ejecutivo del CNP, afirmó que la búsqueda de soluciones para los productores lecheros continuará.

“Desde el CNP, la idea es apoyarles y buscar, dentro del mercado institucional, la posibilidad de que puedan colocar parte de ese producto a través del Programa de Abastecimiento Institucional”, recalcó.

La operación de Lala en Costa Rica representa el 0,4% de las ventas anuales consolidadas de la empresa, cuyos principales activos en el país son la planta de producción y el centro de distribución. Además del efecto sobre los productores, el cierre de Grupo Lala dejará sin empleo a 130 personas en cargos.