Negocios

Costa Rica se propone conquistar el turismo chino, pero aún carece de presupuesto

El ICT prioriza esfuerzos en mercados tradicionales, mientras busca recursos para promover el destino en el gigante asiático

Desde el 1°. de marzo de este año, Costa Rica levantó el requisito de visa para los ciudadanos chinos provenientes de las dos principales ciudades de ese país: Pekín, la capital, y Shanghái, su centro económico.

Con esta decisión, el Gobierno pretende apoyar la reactivación del sector turismo, pues ambas metrópolis aglomeran, en conjunto, a unas 45 millones de personas.

Una de las condiciones para acceder a este beneficio es que el turista debe adquirir un paquete turístico con una agencia costarricense que abarque toda su estadía.

Sin embargo, la estrategia se enfrenta a la falta de presupuesto del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) para promocionar a Costa Rica en esas ciudades.

Además, se suman las restricciones de la pandemia pues, aunque en nuestro país no se pide un resultado negativo de prueba PCR, las medidas en China dificultan el turismo internacional ya que esa nación impone una cuarentena obligatoria para las personas que vuelven del exterior.

“Los recursos económicos de los planes de promoción y mercadeo de Costa Rica se encuentran en estos momentos limitados, por lo cual el ICT está priorizando sus acciones en los mercados de más rápida recuperación”, aseguró Gustavo Segura, ministro de Turismo.

Esos mercados son Europa y Estados Unidos, en los que el ICT está concentrando sus esfuerzos de atracción de turistas, actualmente.

El presidente de la Cámara de Industria y Comercio Chino-Costarricense, Godfrey Tang, lamentó la falta de una campaña de promoción y agregó que, hasta el momento, la flexibilización de visas no ha hecho diferencia, puesto que China está promoviendo el turismo interno.

“Para que vengan a poner, hay que poner. Hay que ir a traerlos (...). Una inversión puesta allá, ya sea una oficina de promoción o similar, aunque sea por periodos y que esté negociando con agencias para mostrar que nosotros estamos interesados, haría toda la diferencia”, opinó Tang.

Ante la limitante económica, el Gobierno ha optado por solicitar colaboración a China.

“El Instituto Costarricense de Turismo ha solicitado a la Embajada de China en Costa Rica colaboración con la promoción del destino y con agencias de viaje tanto en Beijing (Pekín) como en Shanghái”, comentó Segura.

El ministro agregó que la representación china ofreció 16 interlocutores en cada una de esas ciudades con quienes los empresarios costarricenses podrán comunicarse y hacer negocios, pero se está a la espera de la aprobación del Ministerio de Turismo de China.

Desde la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) apoyan la petición del ICT, pero también le están planteando al Gobierno que solicite a China préstamos no reembolsables para generar las campañas de mercadeo en ese territorio, comentó su presidente, Rubén Acón.

Él manifestó que una campaña de promoción en este momento “no tiene sentido”, debido a la pandemia, pero esperan ver los primeros resultados el año que viene.

“Estamos esperando superar la pandemia con la vacunación y que se elimine ese requisito de la cuarentena para regresar a China”, mencionó.

Asimismo, el dirigente de Canatur agregó que han hecho observaciones a este protocolo de flexibilización de visas. Por ejemplo, sugirieron cambiar el tratamiento diferenciado a menores de edad que, en su opinión, significa una dificultad para los viajes familiares.

Acón también comentó que, mientras se supera la pandemia, la Cámara se está preparando. La entidad inició una capacitación con el sector turismo para entender el perfil del turista chino, se iniciaron cursos de mandarín con el apoyo de becas del Ministerio de Trabajo y se está levantando un inventario de la oferta turística costarricense que pueda ser de interés para China.

Nuevo perfil

La llegada de visitantes chinos a Costa Rica venía creciendo en los últimos años, aunque en el 2020 la visitación cayó debido a las restricciones por la pandemia.

En el 2019, 16.847 ciudadanos chinos ingresaron al país.

Según Tang, si bien ha venido aumentando, se ha dado por ciclos. El representante de la Cámara, quien también es dueño junto a su familia de Orientours, una agencia de viajes enfocada en el turismo chino, afirmó que antes era común ver delegaciones gubernamentales o comerciales, o grupos específicos para actividades como pesca o avistamiento de aves, pero ahora ha cambiado.

“Es un turismo muy diferente al que acostumbra Costa Rica. Es un turista que viene más por curiosidad, que sí consume, y el nivel es relativamente alto”, dijo Tang.

Los turistas chinos hacen compras, necesitan guías y traductores y buscan probar cosas que no sean comunes en su país, comentó el presidente de la Cámara.

Desde Canatur aseguraron que les interesa el perfil del turista que venga atraído por la naturaleza y por lo que ofrece el país, por esa razón no le apuestan al turista de compras o de juegos de azar.

“En términos generales, el turista chino es de muy alto nivel económico, gasta mucho, incluso cuatro o cinco veces más que un americano o europeo”, aseguró Acón.

El Presidente de Canatur llamó al Gobierno a mejorar la conectividad aérea, aunque ahora un turista chino puede venir al país haciendo una sola escala en Estados Unidos o Europa.

Potencial del nuevo mercado

El Ministro de Turismo de Costa Rica comentó que el protocolo de levantamiento de visa, aprobado por la Dirección General de Migración y Extranjería, es un paso para desarrollar el mercado chino, un proceso que “toma años”, según el jerarca.

“Varios estudios indican que en un plazo de cuatro o cinco años, Costa Rica podría alcanzar una cifra de 100.000 turistas de China, llegando a ser similar a la visitación proveniente de los principales países de Europa”, contó Segura.

El Presidente de Canatur, por su parte, arrojó cifras más ambiciosas. Para Acón, en cinco años se podría estar hablando de medio millón de turistas, si la estrategia con Pekín y Shanghái tiene éxito.

Además, agregó que, a futuro, se podría pensar en ampliar la facilidad de viaje a otras regiones de China.

Mientras tanto, Godfrey Tang, presidente de la Cámara, consideró que Costa Rica debe ser menos ambicioso y más enfocado, y dirigir la campaña a esas dos ciudades antes de pensar en levantar la visa a todos los ciudadanos.

Según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), China es el mayor emisor mundial de turistas. En el 2017, 150 millones de chinos viajaron fuera de sus fronteras.

También son los que más gastan, pues ese mismo año los viajeros chinos gastaron $258.000 millones en sus viajes, el doble que los estadounidenses.

Para 2027, se calcula que el número de ciudadanos del gigante asiático con pasaporte sea de 300 millones, que equivale al 20% de la población china.

Francisco Ruiz León

Francisco Ruiz León

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo por la Universidad de Costa Rica.