Marvin Barquero. Hace 2 días
¿Qué le parece un paseo en un pequeño barco por el río Sarapiquí? Ese es uno de los atractivos de esta zona turística qiue está duramente golpeada, con apenas un 10% actualmente de las cifras de visita prepandemia. Foto: Mayela López
¿Qué le parece un paseo en un pequeño barco por el río Sarapiquí? Ese es uno de los atractivos de esta zona turística qiue está duramente golpeada, con apenas un 10% actualmente de las cifras de visita prepandemia. Foto: Mayela López

Cámaras regionales de turismo estimaron en la actualidad, una demanda promedio de servicios que oscila entre el 10% y el 30% si se compara con los mismos meses prepandemia. Sin embargo, esperan un ligero repunte en julio.

La situación se mantiene crítica para el sector turismo, coincidieron los representantes de esos gremios, consultados acerca de las expectativas con las vacaciones de medio año de los colegios privados y el avance local e internacional de la vacunación.

No obstante, auguran un ligero repunte en julio, impulsado por dos factores: las vacaciones de medio periodo de los colegios privados y el avance global de la vacunación.

Además, la estrategia del turista de reservar muy cerca del día del viaje y no tres meses antes se sostiene, explicó Flora Ayub, directora ejecutiva de la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH). Esto podría mejorar las reservaciones para el próximo mes.

Las cámaras nacionales del sector, en tanto, advirtieron este miércoles 9 de junio que las cifras de aumento de visitantes son un buen indicio, pero la baja con respecto a los meses prepandemia sigue muy pronunciada.

Javier Pacheco, presidente de la CCH, dijo en un comunicado y en un audio, que el acumulado de llegadas internacionales de enero a mayo de este año es un 73% menor a las de ese periodo del 2019.

La cifra fue respaldada por el presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Rubén Acón. “Debemos reconocer que es muy alentador saber que el país está recuperándose, sin embargo, a pesar de estas pequeñas muestras de mejoría, aún falta mucho para reponernos de los peores tiempos de la crisis”, declaró en un comunicado.

Zonas golpeadas

El Caribe sur, una región que en muchos momentos del 2020 tuvo buena visitación, pese a la pandemia, ahora sufre los embates de la baja en las llegadas.

Frank León, tesorero de la Cámara de Comercio y Turismo del Caribe Sur, explicó que la demanda está en este momento alrededor del 30% y que para julio quizá llegue al 50%, mientras en tiempos prepandemia siempre fue arriba del 85%.

“No despegamos aún y hay mucha incertidumbre con esto de la pandemia. La situación está muy complicada y bastante incierta”, dijo el empresario hotelero representante del Caribe sur.

La Cámara de Turismo de Sarapiquí aseguró que en esa zona hay una demanda del 10%, comparada con los meses de antes de la pandemia.

La vicepresidente de esa cámara, Johana Argüello Méndez, explicó que para los meses de mayo a julio esa zona recibía una cantidad notable de grupos de estudiantes norteamericanos, en especial de Estados Unidos.

Como esa población aún no tiene una vacunación masiva, bajó notablemente su ingreso, consideró la empresaria, quien ofrece turismo de aventura en la región, especialmente en el río Sarapiquí.

Tadeo Morales, vicepresidente de Arenal Cámara de Comercio y Turismo, reconoció que en meses pasados se han presentado leves aumentos de las llegadas a la zona norte, pero eso está muy lejos de los buenos números.

“Todavía falta muchísimo para empezar a ver recuperación; nosotros ahorita estamos recibiendo un 40% de los números que teníamos en el 2019, que fue un año muy bueno”, enfatizó.

Por supuesto que en comparación con el año pasado, esto es lo mejor que nos ha pasado, explicó Morales en relación con las cifras de llegadas internacionales en mayo, mes con más alta cifra de lo que se lleva de pandemia.

En el mes pasado, se registraron un total de 90.321 llegadas vía aérea a Costa Rica, pero Morales adujo que para que se dé un verdadero repunte del parque de servicios turísticos del país se necesitan al menos 160.000 turistas mensuales. Eso, agregó, no se va a dar sino hasta cuando se tenga una verdadera vacunación masiva en los Estados Unidos.

Morales manifestó que los ingresos de europeos salvaron la situación en algunos meses, pero las medidas de restricción en sus países, en especial la cuarentena obligatoria al regreso, causaron una notable caída en las llegadas de ese destino.

Concluyó que la recuperación después de más de un año en números rojos no será fácil y que en este momento no se recibe quizá ni la mitad de los turistas necesarios para propiciarla.