Indicadores

Recorte en pronóstico de crecimiento de Estados Unidos restaría impulso a economía de Costa Rica

La Reserva Federal de Estados Unidos vaticina una expansión de la producción de ese país de 2,8% en el 2022, menor al 4% de sus pronósticos anteriores

Además de anunciar un incremento en sus tasas de interés, este 16 de marzo la Reserva Federal de Estados Unidos publicó una nueva proyección para el crecimiento de su economía en el 2022, reduciéndola a 2,8% desde el 4% que determinó en sus pronósticos anteriores.

Esta nueva proyección podría restarle impulso a la economía de Costa Rica que mantenía hasta enero un vigoroso crecimiento. En el 2021 la producción del país aumentó 7,6%, y en enero el índice mensual de la actividad económica creció 9% respecto al mismo mes del año anterior. Para los años 2022 y 2023, el Banco Central proyectó un incremento de 3,9% y de 4%, respectivamente, en enero del 2022, antes de que Rusia invadiera Ucrania.

La menor proyección de crecimiento en Estados Unidos implica que sus ciudadanos tendrán un menor incremento en sus ingresos y por lo tanto su capacidad de comprar, viajar e invertir también se verá mermada y para Costa Rica este es un mercado muy importante.

En el 2021, nuestro país vendió productos a los estadounidenses por $6.625 millones, 43% del total, y de todas las compras que hicieron los costarricenses, 38% provinieron de Estados Unidos, según datos de la Promotora del Comercio Exterior.

En cuanto al turismo, en el 2021 llegaron al país 869.000 viajeros de Estados Unidos, el 64% del total, de acuerdo con la información publicada por el Instituto Costarricense de Turismo. Mientras que en inversión extranjera directa, del país norteamericano se emitió el 68% del total, en el 2020, según la información que publica el Banco Central (todavía no están los datos del 2021).

“La disminución en la proyección de crecimiento de Estados Unidos nos afectará negativamente también, ya que este es el miembro con mayor importancia de nuestra zona económica (Norteamérica y América Central), además de ser la mayor economía mundial”, comentó Melvin Garita, gerente de BN Valores.

“Estos aspectos señalan la importancia de avanzar en otros factores de la competitividad de nuestro país, con el objetivo de mejorar la productividad de nuestros trabajadores y generar más crecimiento económico y consecuentemente bienestar para nuestra sociedad”, añadió Garita.

En un webinar realizado el 15 de marzo pasado, sobre el impacto económico de la guerra en Ucrania en la economía internacional, el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, indicó que en el caso de Costa Rica, puede ser que las consecuencias globales y domésticas del conflicto los lleven a hacer una revisión a la baja en el margen de esas proyecciones de crecimiento, pero no ve probable que la economía costarricense entre en una recesión.

“El proceso de inflación que el mundo había experimentado ya desde el 2021 era por sí mismo un proceso estanflacionario, el choque que se estaba recibiendo era un choque estanflacionario en el sentido que era un choque negativo de oferta, un choque que ponía presión al alza en la inflación, y cierta presión a la baja en el crecimiento económico en el mundo (…) de manera que el conflicto Rusia Ucrania lo que hace es exacerbar esas presiones estanflacionarias”, dijo Cubero.

“Es importante aclarar que cuando decimos que el choque tiene naturaleza estanflacionaria no quiere decir que va a llevar a una recesión con alta inflación, lo que quiere decir es que por sí mismo, ceteris paribus, el choque le pone presión al alza a la inflación y presión a la baja al crecimiento económico”, añadió.

El presidente de la Reserva Federal (FED, banco central) de Estados Unidos, Jerome Powell, comentó que tomará más tiempo de lo previsto llevar la inflación al objetivo de 2%, pero también sostuvo que el crecimiento sigue sólido y no ve riesgo de una recesión, según reportó la agencia AFP.

Ennio Rodríguez, presidente del Colegio en Ciencias Económicas, comentó que en estos momentos hay también otros fenómenos que tienen efectos recesivos sobre la economía mundial. Citó la nueva ola pandémica que está afectando China y la respuesta de las autoridades, que ha sido, nuevamente, el confinamiento.

“Esto traerá una desaceleración del crecimiento de esa economía y un posible agravamiento de la crisis de contenedores”, dijo Rodríguez. Por su parte, la invasión rusa de Ucrania viene a agudizar los temas no resueltos de la crisis de los contenedores, añadió el economista, y resaltó que estos efectos serán mayores a medida que la duración de la guerra sea mayor.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.