Patricia Leitón. 18 octubre, 2019
La Región Central, que aglomera la mayor parte de la población del país, es la que muestra la menor incidencia en la pobreza total (17%). Fotografía: John Durán/Archivo
La Región Central, que aglomera la mayor parte de la población del país, es la que muestra la menor incidencia en la pobreza total (17%). Fotografía: John Durán/Archivo

A pesar de la desaceleración en la economía y del aumento en el desempleo que refleja la Encuesta Continua de Empleo, la pobreza, en el 2019, se mantuvo en 21% y la extrema pobreza bajó de 6,3% el año pasado, a 5,8%.

Así lo muestran los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) que publicó el jueves 17 de octubre el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

El 21% corresponde a aproximadamente 336.000 hogares cuyos ingresos mensuales, en promedio, son menores a ¢103.766 al mes y por lo tanto, no les alcanza para cubrir las necesidades básicas como alimentación, vivienda, vestido, entre otras.

De estos hogares, hay unos 93.542 hogares en pobreza extrema que son aquellos cuyos ingresos mensuales promedio son menores a ¢48.463 mensuales y, por lo tanto, ni siquiera les alcanza para la comida básica. En porcentaje, la pobreza extrema bajó de 6,3% a 5,8%.

Para dos economistas consultados los resultados son positivos si se considera que la producción del país crece poco (1,4% en el segundo trimestre del año) y de ella surgen los ingresos los hogares.

“Son resultados positivos, el que el indicador de pobreza, medido con la línea de pobreza global, no aumentara y que disminuyera el porcentaje de hogares en pobreza extrema. Creo que es positivo si se toma en cuenta que el ambiente económico es de una desaceleración de la producción y del crecimiento del ingreso global”, opinó el investigador Ronulfo Jiménez.

“El entorno en que está en el país en este momento, el incremento fuerte en el desempleo que ha habido en el último año es de esperarse que la pobreza aumentara; sin embargo, como también se ha mencionado antes, una gran parte de ese aumento en el desempleo se debe a que muchas personas se sumaron a la fuerza de trabajo”, comentó Roxana Morales, coordinadora del Observatorio de la Coyuntura Económica y Social de la Universidad Nacional.

Resultados 2019

FUENTE: INEC    || J.C. / LA NACIÓN.

Más ingresos y Guanacaste

La pobreza que se mantuvo es la que se mide por medio de la línea de pobreza. Lo que se hace es comparar el ingreso de los hogares con el costo de un conjunto de bienes y servicios necesarios para satisfacer necesidades básicas.

Si el ingreso del hogar no supera el costo de los bienes y servicios básicos se considera pobre y si no alcanza ni siquiera para comprar la comida básica se considera en extrema pobreza.

Eddy Madrigal, coordinador de la Encuesta Nacional de Hogares, de la cual surgen estos resultados, explicó que, en el 2019, la pobreza no aumentó porque el ingreso de los hogares pobres aumentó más que la línea de pobreza.

Según la Encuesta, el ingreso del 20% de los hogares con menor ingreso (que calza bastante con el porcentaje de pobreza) subió 4,9%; más que todos los otros quintiles de ingreso, mientras la línea de pobreza nacional subió 3%.

Todavía falta estudiar qué rubros explican dicha alza en el ingreso. En el caso de los hogares más pobres pesan mucho los subsidios estatales, las transferencias y los ingresos autónomos. El ingreso por salario representa 40% del total.

Pilar Ramos, coordinadora de Divulgación Estadística de INEC, apuntó que esta mejora en los ingresos de los hogares pobres se nota, principalmente, en la región Chorotega, que incluye Guanacaste, donde la pobreza bajó de 26%, en el 2018, a 20,3%, en el 2019. En el caso de la pobreza extrema, en esta región bajó de 8,8% a 5,3%.

Ramos detalló que esta es la única región que presentó cambios estadísticamente significativos en la pobreza. También falta estudiar los factores que permitieron dicha baja.

Algunas regiones con alta pobreza

Pese a los resultados, Ramos destacó que todavía la pobreza es alta en algunas regiones, por ejemplo, en el Pacífico Central, la Brunca y la Huetar Caribe la pobreza ronda el 30%, lo cual implica que casi la tercera parte de los hogares de esas regiones no cubren las necesidades básicas.

Además, señaló Ramos, la mejora en la extrema pobreza no es robusta pues al medirla quedó muy cerca del límite de confianza, lo cual es señal de que con pocos cambios podría deteriorarse de nuevo.

El Instituto brindó también los resultados de la pobreza multidimensional (IPM), que es una forma de medir la pobreza donde se toman en cuenta las diferentes dimensiones en las que los hogares sufren privaciones los hogares.

Por este método, la pobreza bajó de 19,1%, en el 2018, a 16,6%, en el 2019.

En cuanto a la desigualdad de ingresos entre los hogares con más y menos recursos, no hubo cambios significativos.

Jiménez comentó que el indicador multidimensional refleja condiciones más a mediano plazo, lo cual quiere decir que las circunstancias de mediano plazo del país llevan a una disminución de pobreza.

Entrevista
Pilar Ramos: “La región Chorotega ayuda a la pobreza nacional”
Pilar Ramos, coordinadora de Divulgación Estadística de INEC
Pilar Ramos, coordinadora de Divulgación Estadística de INEC

La reducción de seis puntos porcentuales en la pobreza en la región Chorotega, entre los años 2018 y 2019, contribuyó a que la pobreza nacional se mantuviera estable pese a la desaceleración económica que vive el país.

Así lo explicó Pilar Ramos, coordinadora de la Divulgación Estadística del Instituto Nacional de Estadística y Censos.

– En el contexto de desaceleración económica que el país vive, de aumento en el desempleo, llama la atención que la pobreza se mantenga.

– En efecto, llama la atención y cuando se hace el análisis de la información lo que logramos visualizar, sin que hayamos concluido un análisis exhaustivo y pormenorizado de todas las variables, es esta contención que pudo tener la región Chorotega por sus mejoras y que logró tener este impacto nacional de mantenimiento.

– ¿Si la región Chorotega no hubiera tenido esta mejora hubiéramos visto un aumento en la pobreza?

– Ese es el factor que está ayudando a la pobreza nacional.

– En lo que han revisado, ¿qué influyó en el aumento en los ingresos en la región Chorotega?

– Lo que vimos es como que todos los rubros de ingreso lograron aumentar, en general, en la Chorotega. Por ejemplo, los subsidios estatales en términos nacionales se redujeron pero en la región Chorotega no, entonces todos los rubros de ingreso logran incrementar para aportar a que haya una captación de esos ingresos de los hogares que están en los primeros deciles.

– En el caso de la pobreza extrema, todavía es más sorprendente, porque baja.

– Igual, en la región Chorotega es la única en la que observamos una reducción significativa.

“Esta reducción, si bien es significativa estadísticamente, no está teniendo la fuerza para ser una reducción que se salga en forma muy amplia del límite de confianza (quedó muy cerca del límite de confianza). No es una reducción robusta.

”Uno de los parámetros que intervienen en la medición es el costo de la canasta básica alimentaria que crece cerca de un 2%, pero que todavía no estuvo afectada por el cobro del IVA (impuesto al valor agregado), que entrará en vigencia el próximo año.

“Lo otro que es relevante señalar es que hay regiones que todavía mantienen niveles altos de pobreza general, como la Brunca, cerca del 30%, y de extrema pobreza del 10%, entonces sigue habiendo incluso tres regiones donde la extrema pobreza está superando el 9%”.