Patricia Leitón. 13 mayo
En tiempos de incertidumbre las empresas y personas buscan mantener sus recursos en instrumentos de corto plazo. Fotografía de shutterstock
En tiempos de incertidumbre las empresas y personas buscan mantener sus recursos en instrumentos de corto plazo. Fotografía de shutterstock

Los clientes de entidades financieras han reforzado sus cuentas corrientes en colones, especialmente, para tener la liquidez necesaria con el fin de afrontar la crisis económica que ha generado el nuevo coronavirus.

Los datos sobre saldos en cuenta corriente en colones en el sistema financiero que publica el Banco Central, muestran que en abril dicho monto ascendió a ¢3.358.414 millones, 49% más respecto a lo que había un año atrás. Crecimientos de esa magnitud no se registraban desde el 2007.

En cuentas corrientes en dólares, por su parte, también se registra un crecimiento, pero menor, si se consideran las cifras en la divisa para excluir el efecto cambiario. En este caso el saldo alcanzó, en abril, $4.468 millones, 27% más respecto al mismo mes del año anterior, y un crecimiento que no se observaba desde el 2014.

La demanda de liquidez también está presente en los mercados bursátiles, según señaló el Banco Central en un comunicado emitido el 29 de abril pasado.

Varias causas

Analistas y banqueros consultados explicaron que las empresas prefieren tener sus recursos en instrumentos de corto plazo previendo cualquier eventualidad.

“(Las empresas) redireccionan los fondos a liquidez inmediata previendo cualquier tipo de riesgo de liquidez de sus empresas para enfrentar los pagos a proveedores, planillas, gastos fijos u otros”, comentó el analista y exgerente del Banco de Costa Rica, Carlos Fernández.

Para Fernández, mantener inversiones de renta variable o rentabilidad con cierta volatilidad no es correcto en tiempos de pandemia, pues arriesga rentabilidad y el principal de la inversión. En su criterio es mejor cambiar a un instrumento más seguro y más líquido.

Por ello, empresas e inversionistas prefieren mantener los fondos de muy corto plazo en instrumentos muy seguros con el mínimo riesgo aunque la rentabilidad sea mínima, señaló el analista.

“En momentos de incertidumbre los agentes económicos buscarán refugio en instrumentos de muy corto plazo, y la situación que se está viviendo por la pandemia mundial, que está produciendo una contracción económica, incentiva estar más cauto en las decisiones de largo plazo, y por ende las empresas buscaran instrumentos de corto plazo, en el tanto las condiciones macroeconómicas den alguna señal de reactivación”, añadió Juan Francisco Rodríguez, subgerente General de Negocios del Banco Popular.

Dannel Huang, gerente Financiero de Banco Cathay, añadió como otra causa del incremento en las cuentas corrientes la entrega del Fondo de Capitalización Laboral, así como todas las transferencias en bonos de ayuda humanitaria del Gobierno, pues éstas son absorbidas por el sector financiero, principalmente el bancario.

Sobre el comportamiento de otro tipo de cuentas ante la pandemia, Huang comentó que existe una parte de clientes que prefieren no mantener recursos en cuentas corrientes, sino invierten en depósitos a plazo no mayores a tres meses, en espera de nuevas noticias y de la evolución de la pandemia. De igual forma depósitos con vencimientos en estos meses son renovados a plazos menores respecto al plazo invertido anterior.

Sobre este tema, Rodríguez añadió que, por la situación de la pandemia, en donde se debe vivir una nueva realidad de distanciamiento social y con restricciones de movilidad sanitaria en resguardo de la salud, las personas ya no están consumiendo como antes, de ahí que las cuentas de ahorros de las personas han empezado a tener más recursos estables, y eso se traduce en un incremento moderado en este tipo de captación de recursos.

En el caso de las cuentas de ahorros en el sistema financiero, en colones, en abril del 2020 aumentaron 11% respecto a abril del 2019 y en dólares, 7,3%.

Implicación para las entidades

Consultado sobre si el incremento en las cuentas corrientes tiene implicaciones para las entidades, Huang consideró que esta es una situación temporal, producto de la incetidumbre en empresas y personas, y el aumento no impacta significativamente los indicadores financieros de las entidades como para generar problemas de calces de plazos (diferencias entre los plazos a los cuales captan y a los cuales prestan).

Rodríguez añadió que las cuentas corrientes tendrán un porcentaje de recursos estables y otro porcentaje de recursos volátiles, de ahí que las entidades bancarias dan seguimiento diario a la parte volátil de las cuentas corrientes a fin de prever un foco de riesgo de manera tal que se tenga controlado los calces de plazos.