Óscar Rodríguez. 7 julio
El Banco Central sometió a las principales entidades financieras del país a pruebas de estrés, en el 2019, para ver su capacidad de soportar choques económicos fuertes. Foto: Rafael Pacheco
El Banco Central sometió a las principales entidades financieras del país a pruebas de estrés, en el 2019, para ver su capacidad de soportar choques económicos fuertes. Foto: Rafael Pacheco

La crisis provocada por el coronavirus encontró a la banca y las cooperativas de ahorro con la robustez suficiente para enfrentar los primeros meses de la pandemia sin que significara un riesgo para la estabilidad del sistema financiero nacional.

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) y la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), comprobaron que estas entidades superaron una serie de pruebas de estrés a las cuales fueron sometidas, en escenarios hipotéticos de tensión, con el objetivo de medir su solidez.

Así se detalla en el Informe Anual de Estabilidad Financiera 2019 (el primero de su tipo) presentado por ambas instituciones este martes 7 de julio.

El estudio midió la reacción de las entidades previo a los efectos de la pandemia. Sin embargo, encontró que la banca ha logrado enfrentar los efectos del covid-19 debido a que cuenta con las reservas suficientes para enfrentar deteriores económicos.

“El sistema financiero está en una posición sólida pare enfrentar los choques de la pandemia en términos de suficiencia patrimonial, exposición del patrimonio y liquidez”. Rodrigo Cubero, presidente del BCCR.

En el análisis se sometió a las 16 instituciones financieras más grandes del país a choques fuertes por variaciones de tasas de interés, tipo de cambio, contracción económica y retiros de fondos.

Las empresas seleccionadas para el estudio representan el 92% del activo del sistema financiero costarricense.

En todos los escenarios simulados, estas empresas mostraron la suficiencia patrimonial necesaria para absorber el impacto.

La suficiencia patrimonial es el patrimonio con el cual cuenta cada entidad para responder ante pérdidas inesperadas en sus operaciones. Dicho indicador se mide en porcentaje y el mínimo reglamentario es del 10%.

El alto nivel de endeudamiento de las personas y el desequilibrio fiscal del Gobierno som los principales riesgos que enfrentan las instituciones financieras, destacó Rodrigo Cubero, presidente del BCCR.

Sin embargo, destacó que los bancos, cooperativas y mutuales cuentan con un ”colchón de suficiencia” significativo para tolerar situaciones de estrés financiero, según las pruebas aplicadas.

“El sistema financiero está en una posición sólida pare enfrentar los choques de la pandemia en términos de suficiencia patrimonial, exposición del patrimonio y liquidez. Sin embargo, los choques de la economía nacional representan riesgos para el sistema financiero, en particular a calces de plazo porque los bancos tienen fondeo de corto plazo, pero prestan a largo plazo”, afirmó Cubero.

Sobre los riesgos créditicios, Bernardo Alfaro, jerarca de Sugef, destacó que desde finales del 2015 se dio un incremento del nivel de la morosidad de la banca y las cooperativas.

No obstante, destacó que los participantes del sistema financiero cuentan con reservas suficientes para cubrir el 100% de los créditos deteriorados.

Además, resaltó que la suficiencia patrimonial del sistema financiero cerró, en el 2019, en el 17,5%, el nivel más alto en los últimos años.

En mayo pasado, dicho indicador bajó a 16,9%, es decir, tuvo una reducción de 0,6 puntos porcentuales ya con los efectos de la pandemia del covid-19.