Patricia Leitón. 29 octubre
La ABC recomienda, para crear el hábito de ahorrar, separar siempre una cantidad mensual de su ingreso, sin importar lo poco que sea. Foto: Archivo.
La ABC recomienda, para crear el hábito de ahorrar, separar siempre una cantidad mensual de su ingreso, sin importar lo poco que sea. Foto: Archivo.

El porcentaje de personas mayores de 18 años que tienen cuentas de ahorro o corrientes en el sistema financiero aumentó de 63% a 76% entre los años 2015 y 2018, según el estudio Nivel de Bancarización y Capacidades Financieras de los Costarricenses, de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), realizado por la empresa Unimer.

La muestra del estudio fue de 1.000 personas, se distribuyó de manera proporcional a la población por sexo, edad, nivel socioeconómico y zona de residencia, según el último censo de población del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). La encuesta tiene un nivel de confianza del 95%.

El estudio muestra que del total de personas con cuentas de ahorro y depósito un 80% son hombres y un 73% mujeres, lo cual evidencia un uso casi equitativo del instrumento. Además, los jóvenes (entre 18 y 24 años) y adultos mayores (de 55 a 65 años) son quienes menos la utilizan, un 72% y 68%, respectivamente.

“Los datos del estudio respaldan el importante esfuerzo que realizan las entidades financieras por acercar sus servicios a la población, sobre todo ofreciendo una amplia gama de productos que se ajustan a las necesidades de cada cliente y que buscan promover el hábito del ahorro entre la población”, indicó María Isabel Cortés, directora ejecutiva de la ABC.

“Lo importante es saber que el uso de las cuentas es cada vez más frecuente, ya que es una de las puertas para que las personas entren a la formalidad del Sistema Financieros Costarricense; y resulta aún más satisfactorio el saber que el 93% de los usuarios está satisfecho con el servicio.” agregó Cortés.

36% guarda el dinero en efectivo

El 73% de los consultados ahorra en un banco o entidad financiera. Solamente un 5,4% dice ahorrar por medio de familiares, amigos, compañeros de trabajo u otros grupos.

Estudio ABC
Estudio ABC

Ante la consulta, ¿ha realizado algún ahorro en los últimos 12 meses?, 52% respondió que sí. La tendencia es más fuerte entre las personas de 25 a 34 años, de mayor nivel socioeconómico y que residen en la Gran Área Metropolitana.

“Los datos indican que entre los que sí ahorran, más del 60% lo hace pensando en enfrentar imprevistos, cubrir gastos importantes a futuro, atender necesidades de los hijos y familiares o recreación, entre otras motivaciones”, comentó la directora de la ABC.

El principal argumento de quienes no ahorran es que sus ingresos son insuficientes (79,5%), un 12,8% menciona el pago de deudas antes que ahorrar, un 8,6% lo ha considerado, pero no lo ha hecho y a un 4% no le interesa ahorrar.

Buena parte de la población reporta alto conocimiento en el manejo de cuentas de ahorro, tarjetas de débito y cajeros automáticos, mientras que cerca del 50% dice no tener conocimiento sobre transferencias por medios electrónicos.

Consejos de la Asociación Bancaria Costarricense para ahorrar
Procure vivir dentro de sus posibilidades, no gaste más de lo que gana y trate de ahorrar siempre una parte de sus ingresos.
Es recomendable hacer un presupuesto y apegarse al mismo para administrar mejor su dinero. Es bueno fijar objetivos de ahorro involucrando a la familia para alcanzarlos.
Evite gastar dinero de sus ahorros; recuerde que estos tienen un objetivo futuro, si los gasta hoy no podrá lograr lo que se propuso.
Para crear el hábito de ahorrar, lo recomendable es separar siempre una cantidad mensual de su ingreso, sin importar lo poco que sea. Puede estimular esta buena práctica en todos los miembros de la familia.
Si está decidido a ahorrar, puede abrir una cuenta de ahorro exclusiva para esto, así podrá crecer su capital con los intereses que el banco le pagará; eso evitará que utilice esos recursos para gastos cotidianos.
Para ahorrar, puede ser más fácil eliminar uno o dos gastos, en vez de pensar en reducir un porcentaje de todos al mismo tiempo.
Entre más temprano en la vida se comienza a ahorrar, mucho mejor, pues le será más fácil poder contar con el dinero para sus proyectos y compromisos futuros.
Además de la cuenta de ahorro, existen otras opciones para ahorrar, que le permiten mayor rentabilidad a su dinero, entre ellas: certificados de depósitos a plazo, fideicomisos, fondos de inversión, títulos valores, etc.

“Establecer un presupuesto familiar, en el que se contemple una lista de gastos fijos y variables, es prioritario para poder identificar en qué se gasta el dinero que ingresa y de esa manera encontrar oportunidades de ahorro. Los bancos cuentan con una gran variedad de alternativas, que faciliten ese proceso, según las posibilidades de cada cliente”, concluyó Cortés.