Patricia Leitón. 18 mayo
El colectivo de artesanos Encontraste mostraron sus productos durante la feria mypimes del Instituto Costarricense de Turismo. La nueva ley fiscal le da algunas ventajas fiscales a las pequeñas empresas. Foto: Albert Marín.
El colectivo de artesanos Encontraste mostraron sus productos durante la feria mypimes del Instituto Costarricense de Turismo. La nueva ley fiscal le da algunas ventajas fiscales a las pequeñas empresas. Foto: Albert Marín.

La Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, que entrará a regir en buena parte el próximo 1°. de julio, ofrece algunas ventajas a las micro y pequeñas empresas.

Las nuevas micro y pequeñas empresas que se inscriban ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) o ante el Ministerio de Agricultura y Ganadería, no pagarán impuesto sobre las utilidades en el primer año de actividades comerciales; en el segundo año pagarán 25% del impuesto, en el tercer año 50% y hasta el cuarto año pagarán el 100%.

Para definir si la empresa es micro o pequeña, el Ministerio de Economía utiliza una fórmula que contempla el personal promedio contratado en un periodo fiscal, el valor de los activos, el valor de ventas anuales netas y el valor de los activos totales netos.

Gabriela León, directora de la Dirección de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Economía informó de que en esta institución hay registradas 10.266 micro, pequeñas y medianas empresas, de las cuales 75% son microempresas.

Además, las pequeñas empresas que ya operan afrontarán una menor carga tributaria con el nuevo esquema del impuesto sobre la renta.

Carlos Vargas, director general de Tributación, explicó que antes a estas empresas se les aplicaba las tarifas para personas jurídicas, pero con la nueva ley, si la empresa tiene ingresos menores a los ¢106 millones al año, entonces se la aplica una tarifa escalonada, según las ganancias.

Así por ejemplo, una empresa que tiene ingresos brutos por ¢100 millones y una ganancia neta por ¢5 millones, antes afrontaba una tarifa del 20% de impuesto sobre la renta y con la nueva ley será de 5%.

(Video) Beneficio para pequeñas empresas

Además, los pequeños empresarios no pagarán el impuesto al valor agregado (IVA) sobre el alquiler de los locales, siempre que el monto no exceda un salario base y medio, que actualmente son ¢669.300, según el inciso 10 del artículo 8 de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Abono a la reactivación económica

La coordinadora del equipo económico, Edna Camacho, había explicado que estas medidas, junto con otra para aplicar una tarifa escalonda a las cargas sociales de las pequeñas empresas, que analiza la Caja Costarricense de Seguro Social, ayudarán a impulsar a ese sector, lo cual contribuye a la reactivación de la economía y la generación de empleo.

Se suma también la tarifa reducida que tendrán las microempresas que fabrican bienes sanitarios con base en un nuevo reglamento del Ministerio de Salud, según informó esta entidad, el jueves 16 de mayo. También las facilidades para entregar productos que brinda Correos de Costa Rica con el programa Pymexpress.

“El apoyo a pymes (pequeñas y medianas empresas) cuando en Costa Rica tres cuartas partes del parque empresarial son pymes, no es cosa pequeña, porque además buena parte de ellas contratan a personas con niveles de calificación relativamente bajos”, dijo Camacho.

Ella explicó además que el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) está desarrollando algunos cursos para acompañar a las empresas a formalizarse.