Óscar Rodríguez. 23 octubre
Esta es una imagen de la propuesta de desarrollo hotelero impulsada por el fondo de inversiones Monte del Barco. Foto: Archivo LN
Esta es una imagen de la propuesta de desarrollo hotelero impulsada por el fondo de inversiones Monte del Barco. Foto: Archivo LN

La Junta Directiva del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), acordó en firme, este lunes 21 de octubre, devolver las concesiones al proyecto Monte del Barco de Aldesa, en el Polo Turístico Papagayo.

Por una mayoría de seis votos a favor y uno en contra, los directivos declararon con lugar el recurso de apelación interpuesto por Inversiones Monte del Barco e Inversiones Goda por la decisión del ICT de cancelar los permisos a los concesionarios, en julio pasado.

En el acuerdo N° 6.090 de la Directiva del ICT, del cual tiene copia La Nación, se detalla que solo María Amalia Revelo, ministra de Turismo (y presidenta de la Junta), apoyó el criterio técnico-legal y técnico-financiero de quitar las concesiones del proyecto administrado por Aldesa Sociedad Fondos de Inversión (Aldesa SFI).

Los miembros de Junta que variaron su criterio y dieron la razón a Aldesa fueron Pablo Bogantes, Leyla Solano, Cecilia Quintana, Julieta Chan, Pablo Antonio Chacón y Gustavo Araya.

Revelo criticó al resto de los miembros de la Junta por dar marcha atrás en su primera decisión.

En el voto de mayoría, los directores sostuvieron que el proceso para anular las concesiones estuvo viciado, pues el Consejo Director del Polo Turístico Papagayo no otorgó el plazo a la empresa para defenderse sobre el presunto incumplimiento.

Entre los cuestionamientos a los concesionarios están que han pasado muchos años desde el otorgamiento de la concesión y “no se ha desarrollado siquiera la primera etapa”.

El contrato de concesión con Inversiones Monte del Barco se firmó en julio de 1996; mientras que con Inversiones Goda fue en febrero del 2012.

“La resolución del ICT, que declara con lugar el recurso interpuesto, nos devuelve en forma definitiva, no temporal, las concesiones (...) El desarrollo de Monte del Barco es estratégico en nuestro plan de negocios y confiamos en hacer oficial la reactivación de ese proyecto durante este año”. Aldesa Corporación de Inversiones.

La mayoría de la Directiva del ICT sostuvo en su acuerdo que la omisión detectada pone en peligro el proceso administrativo y, por eso, debe arreglarse el procedimiento.

“Con el fin de enderezar el proceso administrativo, devolver el expediente al Consejo de Papagayo para que de conformidad con el ordenamiento regulatorio comunique a los concesionarios, en caso de considerar que existen incumplimientos al contrato, esas supuestas faltas y otorgarle el plazo de 30 días para que presente subsanación de las mismas”, se detalla en el acuerdo de la Directiva del ICT.

Por su parte, Aldesa detalló que la decisión del ICT devuelve la confianza para el desarrollo del proyecto inmobiliario y da seguridad jurídica a la iniciativa.

“La resolución del ICT, que declara con lugar el recurso interpuesto, nos devuelve en forma definitiva, no temporal, las concesiones (...) El desarrollo de Monte del Barco es estratégico en nuestro plan de negocios y confiamos en hacer oficial la reactivación de ese proyecto durante este año”, destacó la firma de inversiones.

Javier Chaves, presidente de Aldesa, confirmó a La Nación, el pasado 10 de octubre, que estaban en proceso de negociación con inversionistas europeos para vender parte de la concesión del proyecto Monte del Barco. El empresario destacó que el negocio permitirá el reiniciar el desarrollo turístico en la zona.

El fondo de inversión Monte del Barco es concesionario del Polo Turístico Golfo de Papagayo, al noroeste de Guanacaste, y ha enfrentado problemas para desarrollar los proyectos de desarrollo turísticos en esa zona del país.

El desarrollo se planteó como un proyecto de dos hoteles de playa, campo de golf, club de playa, condominios, villas, una marina y un pequeño pueblo, se detalla en el prospecto publicado por Aldesa SFI.

De los 432 hectáreas de terreno del desarrollo, aproximadamente 31,6 hectáreas corresponden a terrenos otorgados en concesión por parte del ICT.

Los negocios del Grupo Bursátil Aldesa están en un proceso de ajustes tras la determinación de Aldesa Corporación de Inversiones, negocio privado de la firma, de solicitar la intervención judicial por problemas de liquidez.

Sobre el proceso

La jerarca del ICT sostuvo que la recomendación técnica brinda a la Junta Directiva era suficiente para mantener la decisión de revocar las concesiones al proyecto Monte del Barco.

“Como Ministra de Turismo reitero mi total apoyo y convicción en que todo lo actuado por la Asesoría Legal del Instituto Costarricense de Turismo estuvo apegado a derecho y con pleno respeto de las garantías procesales pertinentes”, sostuvo la jerarca por escrito.

La Asesoría Legal del ICT argumentó, por escrito, que no cometieron ninguna omisión en el procedimiento administrativo con las empresas concesionarias representadas por Aldesa.

“El proceso ordinario contemplado en la Ley General de la Administración Publica que siguió esta Asesoría es por mucho el remedio idóneo que garantiza a los investigados amplias garantías de defensa”, sostuvo la Asesoría Legal del ICT.

Entre los principales cuestionamientos dados en Consejo Director del Polo Turístico Papagayo que los concesionarios no han probado fehacientemente contar con la solvencia económica para desarrollar el proyecto de inversión.

Para respaldar dicha fundamentación se detalla que el contrato con Inversiones Monte del Barco recibió cuatro ampliaciones, para su ejecución, en dos décadas.

Mientras que Inversiones Goda, en un plazo de seis años, no reporta avances en su plan de inversión, se fundamenta en el informe final que recomendó quitar las concesiones.