Finanzas

Alerta temprana de Supén frenó plan para obligar a la Caja a financiar déficit en pensiones de sus empleados

Rocío Aguilar remitió un oficio a Román Macaya donde le informó que dar aportes adicionales al FRE no era legal. Institución eliminó medida de la propuesta de la reforma, después de recibir la carta.

La intervención de la Superintendencia de Pensiones (Supén) evitó que se intentara forzar a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a aportar dinero adicional, cada año, para cerrar el déficit del fondo de pensiones de sus empleados.

En el oficio SP-1584-2020, del pasado 10 de diciembre, la superintendenta, Rocío Aguilar, alertó a Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS, del peligro que se corría tal como estaba redactado el texto de reforma al Reglamento del Fondo de Retiro de los Empleados (FRE).

La intervención de la Supén generó que la Junta Directiva de la Caja ordenara, a la Gerencia General y a la Gerencia Financiera, implementar acciones “para corregir los errores contenidos en la propuesta”, según se detalla en el acta 9.149, del pasado 22 de diciembre del 2020.

En específico, la Supén cuestionó parte de la redacción del artículo 10 de la norma, pues dictaba a la Caja aportar los recursos faltantes, anualmente, en el sistema de retiro de sus empleados.

Además, si los estudios actuariales al FRE determinaban la existencia de un déficit, la institución autónoma debían aportar los recursos necesarios.

Aguilar recordó a Macaya que la propia ley constitutiva de la CCSS establece una contribución máxima al Fondo del 3%, sobre la totalidad de sueldos de los empleados.

“Las disposiciones referidas a aportes adicionales, contenidas en ese mismo artículo, serían contrarias a lo establecido en la Ley”, advirtió la jerarca en su oficio, del cual tiene copia La Nación.

Luis Diego Calderón, gerente financiero de la Caja, aceptó que, tal como estaba redactado el artículo, podría interpretarse la existencia de un aporte adicional al 3%.

“Se vio la necesidad de aceptar para que no hubiera duda sobre al aporte del 3%. (…) Creímos necesario darle la razón a la Supén y eliminar esos párrafos del artículo 10”, explicó Calderón, en sesión de Junta Directiva, el pasado 23 de febrero.

La explicación del funcionario quedó recogida en el acta 9.158, en la cual los directivos de la entidad autónoma acordaron elevar la contribución patronal al régimen del 2% al 3%.

Además de modificar la fórmula de cálculo de la pensión del FRE para reducir el beneficio, de los futuros jubilados, hasta en un 65% comparado con la cuantía mensual recibida por una persona jubilada actualmente por el régimen.

El señalamiento de Aguilar era relevante porque, en el último estudio actuarial hecho al sistema, en marzo del 2020, se concluyó que tenía un déficit de ¢1 billón.

Con los cambios avalados no desaparece el hueco actual, pero sí se reduce y queda en ¢532.448 millones.

Asimismo, la reforma generará que el momento, es decir cuando se agote la reserva del FRE, sea ahora en el 2050, en vez del 2031, tal como estaba previsto en la última valuación actuarial.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.