Óscar Rodríguez. 7 mayo
Berardo Alfaro, jerarca de la Sugef, advirtió que muy pocas personas y empresas se han inscrito como nuevo supervisados. Foto: Rafael Pacheco
Berardo Alfaro, jerarca de la Sugef, advirtió que muy pocas personas y empresas se han inscrito como nuevo supervisados. Foto: Rafael Pacheco

Tan solo el 1% de las empresas y las personas obligadas a inscribirse ante la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) han concluido el proceso de registro.

La Sugef tiene previsto que 30.000 nuevos supervisados se anoten antes de julio próximo, pero tan solo 300 ya finalizaron el trámite.

Si antes de dicha fecha no se concluye el proceso de inscripción, las entidades financieras tienen la potestad para cerrar las cuentas bancarias y negar cualquier otro servicio bancario.

Bernardo Alfaro, jerarca de la Superintendencia, dijo que están preocupados pues son muy pocos los inscritos y queda poco tiempo.

“El proceso como tal es muy sencillo y los funcionarios de la Superintendencia están completamente preparados para atender a todos los vinculados a esta nueva regulación”, explicó Alfaro.

Los nuevos supervisados son las empresas emisoras de tarjetas de crédito, casinos, prestamistas, casas de empeño y compañías dedicadas a la compra y venta de bienes inmuebles.

La lista también incluye las empresa y personas que se dediquen a la compra y venta de bienes inmuebles así como comerciantes de metales y piedras preciosas.

Además de abogados y contadores que participen en la compra y venta de bienes inmuebles, en la administración del dinero de sus clientes y en la compra y venta de personas jurídicas; y que brinden cualquier tipo de facilidad crediticia.

La obligación de registrarse ante Sugef están estipuladas en la reforma, aprobada en mayo del 2017, a la Ley sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo.

Los cambios legales se aprobaron después de que el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) hizo una supervisión a Costa Rica, en julio del 2015, y encontró debilidades en la prevención del lavado de activos en actividades económicas consideradas vulnerables.

Actualmente el país ya mejoró sus estándares ante la GAFI.

La Superintendencia informó de que todas las consultas o dudas se pueden canalizar por medio de los teléfonos 2243-4758, 2243- 4761 ó 2243-4771.

La inscripción en línea se debe realizar en el link https://www.sugefdirecto.sugef.fi.cr, y se requiere contar con el certificado de firma digital.