Banca

Bancos y cooperativas colocaron ¢117.500 millones en créditos blandos con recursos del BCCR

El Banco Central prevé que el resto de los ¢725.500 millones sean otorgados entre este mes de febrero y abril próximo, indicó su presidente Rodrigo Cubero.

El BAC Credomatic y el Banco Nacional presentaron sus programas de uso de la facilidad crediticia. De izquierda a derecha, Federico Odio, del BAC; el mandatario Carlos Alvarado; Rodrigo Cubero, del BCCR; y Bernardo Alfaro, del Banco Nacional. Foto: Óscar Rodríguez.

Las entidades financieras otorgaron, entre diciembre del 2020 y este mes de febrero, ¢117.410 millones en créditos blandos de los recursos otorgados por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) para apoyar la recuperación económica.

Los restantes ¢725.477 millones de la facilidad de crédito aprobada por el BCCR se colocarán entre este mes y abril próximo, detalló Rodrigo Cubero, presidente de la entidad.

“Estos recursos se van a canalizar tanto para crédito nuevo como para arreglos de pago. El 80% de los recursos se usará para prórrogas, readecuaciones y refinanciamientos. Un 15% se destinará a créditos nuevos y un 5% de los recursos para deudores que desean colonizar sus deudas”, explicó Cubero, en conferencia de prensa, este martes 9 de febrero.

El jerarca enfatizó que las modificaciones en las condiciones de las operaciones de préstamos permitirán reducir entre dos puntos porcentuales (p. p.) y hasta en 22 p. p. las tasas de interés de algunos créditos apoyados.

En la actividad estuvieron presentes Bernardo Alfaro, gerente del Banco Nacional; y Federico Odio, gerente del BAC Credomatic. Entre ambas entidades recibieron el 30% de los ¢842.887 millones de la facilidad crediticia otorgada por el ente emisor.

También estuvo presente el mandatario Carlos Alvarado.

A las entidades financieras se les otorgan las líneas de crédito a un plazo de cuatro años con un interés de tasa de política monetaria (TPM), actualmente en 0,75%, más una prima de cinco puntos base (0,05%), la cual regirá para todo el periodo del crédito. En total, la tasa sería de 0,80% al día de hoy.

La facilidad contará con dos plazos de financiamiento, uno de dos años y otro de cuatro años, de acuerdo con el horizonte que requieran los intermediarios financieros para apoyar a sus diferentes deudores. Ambos serán contados a partir de la formalización de la operación.

Como garantía para los recursos que el Banco Central preste, los intermediarios financieros deberán aportar títulos valores disponibles y elegibles para el Mercado Integrado de Liquidez (MIL), en colones y dólares, que cubran la totalidad del monto otorgado, en las condiciones de valoración y márgenes establecidos por el BCCR.

Características de operaciones

Bernardo Alfaro, gerente del Nacional, detalló que de los ¢168.293 millones que recibieron, ¢128.000 millones se destinarán a créditos de clientes empresariales, principalmente, del sector del transporte.

En tanto que un monto de ¢40.000 millones será para la readecuación de condiciones de créditos hipotecarios.

En total serán 5.000 clientes, de un total de 200.000, a los que el Banco Nacional brindará acceso a la facilidad crediticia del BCCR.

“En el sector transporte se destina la mayoría del dinero, en turismo no, por el tema de moneda. Los créditos los entregaremos en colones y los empresarios turísticos tienen operaciones en dólares, hemos tratado de convencerlos de colonizar los créditos”, afirmó Alfaro.

El funcionario destacó que el 88% de los recursos brindados se destinan a clientes de actividades más afectadas por la pandemia como el transporte, comercio, agricultura y ganadería.

En el Banco Nacional las condiciones blandas de los créditos se otorgarán por un plazo de cuatro años. En los primeros tres años, la reducción en la tasa de interés será de 2,8 p.p.; y para el cuarto año será de 1,2 p.p.

“En el resto del plazo se mantienen las condiciones originales de la operación crediticia”, detalló Alfaro.

En el caso del BAC Credomatic, la entidad definió 15 grupos prioritarios a los cuales les prevén otorgar los ¢88.919 millones de los recursos dados por el Banco Central, detalló Federico Odio, gerente de la entidad.

“Serán casi 2.000 clientes pymes y 1.200 hipotecas a las cuales alcanzará el programa que lanzamos en enero pasado. El objetivo es mejorar la cuota de sus créditos entre un 15% y 35%”, destacó Odio.

El vocero de la entidad bancaria detalló que ya efectuaron arreglos de pago a 296 clientes desde el inicio del uso de la facilidad crediticia.

Odio contó que, el año pasado, la crisis de la covid-19 provocó una reducción de ¢577.800 millones en compras de comercios afiliados a la red de adquirencia del BAC Credomatic.

Además, el 58% de las personas del programa de planillas empresariales tuvieron un impacto en sus ingresos, incluyendo un 22% que perdieron su trabajo, detalló el gerente.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.