Medida ayudaría a reducir costos de financiamiento y dinamizar empleo

Por: Patricia Leitón 31 enero, 2015

El Banco Central impulsa una baja en los intereses, al aprobar anoche una reducción en su tasa de política monetaria de 5,25% a 4,75%, la cual regirá a partir del próximo lunes.

Política monetaria
Política monetaria

La entidad publicó la actualización en su página web.

La tasa de política monetaria es la que utiliza el Banco Central para recibir depósitos o hacer préstamos a un día plazo a los intermediarios financieros que participan en el mercado integrado de liquidez (MIL).

El Banco Central bajará, a partir del lunes, su tasa de política monetaria, que es con la cual presta y capta de las entidades financieras. El recorte podría influir en los intereses de los bancos comerciales. | ARCHIVO
El Banco Central bajará, a partir del lunes, su tasa de política monetaria, que es con la cual presta y capta de las entidades financieras. El recorte podría influir en los intereses de los bancos comerciales. | ARCHIVO

En el MIL, las entidades financieras se otorgan préstamos entre sí, a un día plazo.

La reducción significa que el Banco Central prestará recursos a una tasa de 5,75% y recibirá depósitos a 3,75%.

Efecto para personas. La decisión podría influir en las tasas de interés del mercado y abaratar el costo de financiamiento para personas, empresas y Gobierno.

Al menos así lo prevén Gerardo Corrales, gerente del BAC San José, y Manuel Zúñiga, profesor de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional.

“Me parece que las expectativas de impacto de la reducción en el precio del petróleo para lograr metas de inflación, más las inyecciones de liquidez que se han provocado por la compra de dólares, hacen prever que, al menos, en el primer semestre las tasas de mercado se reduzcan y se abarate el financiamiento del déficit fiscal”, opinó Corrales.

Para Zúñiga, la decisión del Banco Central es un claro mensaje de que la entidad, desde su política monetaria, desea bajar el costo de financiamiento en el mercado de liquidez para hacer un poco más atractivo el endeudamiento, en aras de impulsar la producción y, en consecuencia, dinamizar el empleo.

“Lástima que esta medida no se complementa con los proyectos de ley que buscaban bajar el costo eléctrico, para dar un impulso más robusto a las proyectos empresariales generadores de empleo”, comentó Zúñiga.

El economista consideró que la reducción en la tasa de política monetaria de manera indirecta atenuará el costo de captación del Ministerio de Hacienda, el cual necesita recursos para financiar su abultado déficit fiscal (exceso de gastos sobre ingresos del Gobierno).

Según Zúñiga, captar internamente recursos es una opción que vuelve a tomar importancia, dado que ante el cambio en la perspectiva de estable a negativa, el financiamiento externo se va a encarecer.

Anoche se intentó tener una opinión del Banco Central sobre la decisión, pero no fue posible.

Para hoy la entidad convocó a una conferencia de prensa, a las 10 a. m., en la cual explicará esta decisión, así como sus proyecciones económicas para este y el siguiente año. Colaboró Óscar Rodríguez.