Irene Rodríguez. 30 enero, 2017
En Costa Rica, el fumado ha descendido. En cinco años, pasó de 14% a 8,9% de la población. El Ministerio de Salud indica que esto se debe a la aplicación de la ley antitabaco. | ASOCIACIÓN ESTADOUNIDENSE DEL CORAZÓN
En Costa Rica, el fumado ha descendido. En cinco años, pasó de 14% a 8,9% de la población. El Ministerio de Salud indica que esto se debe a la aplicación de la ley antitabaco. | ASOCIACIÓN ESTADOUNIDENSE DEL CORAZÓN

La atención a la enfermedades producto del tabaquismo ocupa el 6% de toda la inversión en salud en el orbe. Esto representa $1.436 millones cada año (unos ¢804.000 millones), o bien, cerca del 2% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

El 40% de esta cantidad de dinero corresponde a países en vías de desarrollo y las zonas con mayor impacto son América y Europa.

Así lo señala una investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que tomó en cuenta 152 países –los cuales representan al 97% de los fumadores del planeta– y que se publica este martes en la revista Tobacco Control.

Esta es la primera vez que se toman en cuenta naciones de todo el mundo, anteriormente estos análisis solo se realizaban en zonas desarrolladas.

El cálculo se basa en el costo de citas médicas, medicamentos, tratamientos de cesación de fumado, procedimientos quirúrgicos y días de incapacidad relacionadas con el fumado. También se toman en cuenta datos indirectos como las posibilidades de productividad perdidas con pensiones prematuras por enfermedad, o muertes antes de los 65 años.

Algunos datos. Para este análisis, los científicos tomaron los datos del 2012 pues fue el año más reciente del que todos los países tenían estadísticas. Luego de su estudio, comprobaron que 2,1 millones de personas entre los 30 y los 69 años murieron como consecuencia del tabaquismo, lo que representa el 12% de las muertes en estas edades. De ellos, 1,4 millones de personas estaban trabajando y su aporte a la sociedad desapareció.

Además, se perdieron 26,8 millones de años de trabajo debido a la atención de enfermedades graves por el tabaco (esta cifra se obtiene de sumar días de incapacidad, pensión o muerte prematura de quienes están enfermos por tabaquismo). De este total, 18 millones de años corresponden a personas que fallecieron en edad laboral.

Cuando se ve por continentes, el impacto es mayor en América y Europa. Sin embargo, al analizarse por país, Brasil, Rusia, China e India tienen mayor relevancia.

"Fumar implica un impacto económico grande. Nuestros descubrimientos urgen a que todos los países implementen medidas para medir los costos económicos, pues con eso claro les será más fácil mitigar el problema", destaca el informe.

Pendientes. Los autores del estudio señalaron que aún tienen trabajo por hacer, pues este reporte no exploró el golpe económico que tienen las atenciones de salud por fumado pasivo. También está pendiente la tarea de explorar el daño que causan las formas de tabaco no fumado, como el masticado. No obstante, los investigadores están convencidos de que será más difícil obtener estos datos por ser complicados de medir.

En Costa Rica

Nuestro país no ha desarrollado un estudio a profundidad sobre cuánto le cuesta al país el fumado específicamente. Se sabe que las enfermedades cardiovasculares le significan a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ¢141.426 millones al año, y los males respiratorios más ¢80.000 millones al año, pero no se ha desglosado por causas.

Sin embargo, la prevalencia del tabaquismo es la más baja de la historia del país. Un estudio del Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) difundido en el 2015 destacó que es una de las menores del continente. Mientras que el 37,6% asegura haber fumado alguna vez en su vida, la cifra desciende a 14% cuando se pregunta por el último año, y solo el 10,5% (15,4% de hombres y 5,5% de mujeres) dijo haber fumado en el último mes.

La provincia donde más se fuma es Limón: el 19,5% de los encuestados era fumador, y en la que menos se fuma es Guanacaste, con un 8,1%.

El 24,2% de los fumadores se encuentra entre los 20 y los 39 años.