Patrimonio

Casa de perro golpeada por meteorito en Aguas Zarcas espera ser subastada por más de ¢190 millones

La particular puja se encuentra activa en el sitio de subastas británico Christie’s hasta el 23 de febrero; fragmento que impactó la casa espera ser vendido por al menos ¢25 millones.

El 23 de abril del 2019, la caída de un meteorito en Aguas Zarcas de San Carlos generó sorpresa y fascinación en el país. El objeto, de unos 4.560 millones de años, golpeó el techo de una vivienda y un pequeño fragmento impactó en la casa de ‘Roky’, un perro de raza pastor alemán de la comunidad alajuelense.

Ahora, casi tres años después de la caída del meteorito, “The Aguas Zarcas Doghouse”, como bautizaron al hogar del animal, espera ser vendida por un monto de entre $200.000 y $300.000 (entre ¢128,5 millones y ¢192,8 millones) en el sitio de subastas británico Christie’s, según reveló el diario estadounidense New York Post.

La particular puja se encuentra en el apartado Deep Impact: Martian, Lunar and Other Rare Meteorites, dedicado específicamente a vender este tipo de piedras u objetos que tengan alguna relación con la caída de los mismos, como en el caso de la casa del canino costarricense.

La pequeña casita está hecha de madera prensada con techo de láminas de zinc, de acuerdo con la descripción del sitio de subastas, recopilada por el New York Post. Además, en su exterior tiene escritas con lápiz las palabras “House” y “Roky” y una “R” grande pintada en la fachada.

Según la descripción, el agujero provocado por el meteorito en el techo fue de siete pulgadas y causó que el piso de madera prensada fuera demolido por el impacto. Dichosamente, el perro no sufrió ningún daño. Este llamativo remate estará activo hasta el 23 de febrero y actualmente cuenta con una puja de $1,600 (poco más de ¢1 millón).

Junto a la casa, aunque en pujas separadas, también se encuentra en venta el fragmento del meteorito que la impactó. Esa pieza espera ser comprada por un monto de entre $40,000 y $60,000, es decir, entre ¢25,7 y ¢38,5 millones. Actualmente tiene una puja de $2,200 (poco más de ¢1,4 millones)

En el sitio web de la subasta se menciona que la venta de este tipo objetos es común. Por ejemplo, un buzón impactado por un meteorito en Georgia, Estados Unidos, se vendió en el 2007 por $83,000, mientras que un auto Chevy Malibu, golpeado por el meteorito Peekskill, fue vendido por $69,000. Posteriormente, ese mismo vehículo cambió de manos por un monto de $230,000, en el 2010.

La Escuela Centroamericana de Geología de la Universidad de Costa Rica (UCR) había confirmado en el 2019 de que es muy probable que el meteorito de Aguas Zarcas se acerque a los 4.560 millones de años.

Esta roca es un meteorito pétreo condrítico, compuesto principalmente por silicio, hierro y magnesio. Los científicos afirmaron de que el fragmento principal tenía un peso de 1.071 gramos, aunque muchas otras pequeñas fracciones aparecieron en otros sitios.

En aquel entonces, compradores estadounidenses, rusos y puertorriqueños se acercaron a la comunidad sancarleña para adquirir fragmentos del meteorito, los cuales se comercializaban entre ¢3.000 y ¢18.000 el gramo.

Esta fue la primera ocasión que un equipo de científicos costarricenses tuvo la oportunidad de observar y analizar un meteorito recuperado en suelo nacional; anteriormente, se produjo un evento similar en el país el 1.° de abril de 1857.

Luis Enrique Brenes

Luis Enrique Brenes

Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.