Michelle Soto. 29 septiembre, 2017
El manejo de residuos, sobre todo las emisiones de carbono que se desprenden de estos, serán tomadas en cuenta para otorgar o no el sello c-neutral a distritos y cantones.
El manejo de residuos, sobre todo las emisiones de carbono que se desprenden de estos, serán tomadas en cuenta para otorgar o no el sello c-neutral a distritos y cantones.

Tras seis años de existencia y dirigirse al sector empresarial, el sello c-neutral se renueva para sumar a distritos y cantones a la meta de carbono neutralidad que se propuso el país al 2021.

Esta semana, la Dirección de Cambio Climático (DCC) -entidad del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae)- cerró la primera etapa del Programa País de Carbono Neutralidad (PPCN), cuyo producto estrella es el sello c-neutral, y lanzó la segunda etapa que, aparte de incluir nuevos actores, sus objetivos están alineados a lo estipulado en la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC) que presentó Costa Rica ante Naciones Unidas en el marco del Acuerdo de París.

"Solo con la participación de todos los sectores, organizaciones y comunidades es que lograremos enrumbarnos exitosamente a la gran meta nacional de un desarrollo bajo en emisiones y adaptado al cambio climático. De ahí que mediante este Programa invitamos a otros actores sociales a ser parte también", manifestó el ministro de Ambiente y Energía, Edgar Gutiérrez.

La participación en el proceso del sello c-neutral es voluntaria. Los distritos y cantones deberán crear una comisión intersectorial que incluya a diferentes actores de las comunidades, no solo a los funcionarios municipales.

Esta comisión se verá obligada a reportar el inventario de emisiones de los sectores transporte, residuos, agricultura, silvicultura y otros usos del suelo. Opcionalmente, podrá informar sobre la cantidad de emisiones de procesos industriales y uso de productos.

A diferencia de las empresas, que lo hacen anualmente, el período de reporte para distritos y cantones será cada tres años y, por un sentido de responsabilidad, no solo se deberá informar sobre las actividades realizadas dentro de los límites de las ciudades sino también aquellas fuera de estos, particularmente, lo relativo a residuos y aguas residuales.

Categorías del sello c-neutral para distritos y cantones
Categorías del sello c-neutral para distritos y cantones
Cinco categorías

Aparte de las categorías de inventario, reducción y carbono neutral, los distritos y cantones podrán optar por dos más: carbono reducción plus y carbono neutral plus.

Eso sí, para calificar en las categorías plus, se deberán cumplir dos condiciones. La primera es que se deberán reducir las emisiones totales en, al menos, 5% con respecto al inventario. Si se logra reducir más de ese porcentaje, pues mejor.

La segunda condición es que se premiará a los distritos y cantones que promuevan la capacitación, las alianzas público - privadas y la participación de proveedores u otras organizaciones de la sociedad civil.

También deberán sacarse una nota igual o superior a 85 en el Programa de Gestión Ambiental Institucional, impulsado por la Dirección de Gestión de Calidad Ambiental (Digeca), y contar con un portafolio verde de proveedores donde se privilegien a empresas que cuentan con el sello c-neutral en categoría de Carbono Reducción o superior.

Asimismo, esta condición aplica a los distritos y cantones que promuevan o hagan un uso de la madera y sus productos de origen nacional a la hora de sustituir materiales no reciclables.

A diferencia de las empresas, los distritos y cantones solo podrán compensar a través de las Unidades Costarricenses de Compensación (UCC). Ese dinero se le dará al Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo) para que financie a finqueros para que no talen el bosque en sus propiedades.

La DCC realizará un proyecto piloto con municipalidades. De hecho, la agencia de cooperación alemana GIZ lanzó un concurso para financiar a algunos distritos o cantones que estén interesados en declararse carbono neutrales.